Que Significa Cd En Los Linfocitos?

Que Significa Cd En Los Linfocitos

Descriptor en español: Antígenos CD

Descriptor antígenos CD
Término(s) alternativo(s) antígeno CD antígeno de clúster de diferenciación antígenos de diferenciación de los leucocitos humanos marcador de clúster de diferenciación
Nota de alcance: Antígenos de diferenciación que se encuentran en los leucocitos de mamíferos. Los grupos de diferenciación (CD) son grupos de anticuerpos monoclonales que muestran una reactividad similar con ciertas subpoblaciones de antígenos de un linaje o un estadio de diferenciación particulares. Las subpoblaciones de antígenos también son conocidas por la misma denominación CD.

/td> Descriptor en inglés: Antigens, CD Descriptor en portugués: Antígenos CD Descriptor en francés: Antigènes CD Término(s) alternativo(s): Antígeno CD Antígenos de Diferenciación de Leucocito Humano Clúster de Marcador de Diferenciación Grupo de Antígeno de Diferenciación Código(s) jeráquico(s): D23.050.301.264.035 D23.101.100.110 Identificador Único RDF: https://id.nlm.nih.gov/mesh/D015703 Nota de alcance: Antígenos de diferenciación que residen sobre los leucocitos de mamíferos. El CD (del inglés, “cluster of differentiation”) representa un grupo de diferenciación, que se refiere a grupos de anticuerpos monoclonales que muestran una reactividad similar con ciertas subpoblaciones de antígenos de una línea celular particular o una etapa de diferenciación. Las subpoblaciones de antígenos también se conocen por la misma designación de CD. Calificadores permitidos: AD administración & dosificación AE efectos adversos AN análisis BI biosíntesis BL sangre CF líquido cefalorraquídeo CH química CL clasificación DE efectos de los fármacos EC economía GE genética HI historia IM inmunología IP aislamiento & purificación ME metabolismo PD farmacología PH fisiología PO envenenamiento RE efectos de la radiación TO toxicidad TU uso terapéutico UL ultraestructura UR orina Identificador de DeCS: 24524 ID del Descriptor: D015703 Clasificación de la NLM: QW 573 Documentos indizados en la Biblioteca Virtual de Salud (BVS): Haga clic aquí para acceder a los documentos de la BVS Fecha de establecimiento: 01/01/1990 Fecha de entrada: 15/05/1989 Fecha de revisión: 27/05/2020

Antígenos CD – Concepto preferido

UI del concepto M0024087
Nota de alcance Antígenos de diferenciación que residen sobre los leucocitos de mamíferos. El CD (del inglés, “cluster of differentiation”) representa un grupo de diferenciación, que se refiere a grupos de anticuerpos monoclonales que muestran una reactividad similar con ciertas subpoblaciones de antígenos de una línea celular particular o una etapa de diferenciación. Las subpoblaciones de antígenos también se conocen por la misma designación de CD.
Término preferido Antígenos CD
Término(s) alternativo(s) Antígeno CD Clúster de Marcador de Diferenciación Grupo de Antígeno de Diferenciación

Antígenos de Diferenciación de Leucocito Humano – Más estrecho

UI del concepto M0332425
Término preferido Antígenos de Diferenciación de Leucocito Humano

¿Qué es CD en patologia?

Los marcadores CD, también conocidos como cúmulos de diferenciación (en inglés, cluster of differentiation), son un tipo de moléculas marcadoras en la superficie de las células. Su función es reconocer determinados anticuerpos e identificar el tipo de célula, su actividad y estadio de diferenciación celular.

¿Qué significa CD 2?

Análisis funcional de cd2 murino : papel en la activación de linfocitos y modos de asociación a tirosin quinasas –

Autores: María José Feito Castellano Directores de la Tesis: Jose M. Rojo Hernandez ( dir. tes.) Lectura: En la Universidad Complutense de Madrid ( España ) en 1997 Idioma: español Tribunal Calificador de la Tesis: Mónica de la Fuente del Rey ( presid.), Francisco Javier Arroyo Nombela ( secret.), Rafael Rotger Anglada ( voc.), Balbino Jose Alarcon Sanchez ( voc.), Manuel Fresno Escudero ( voc.) Materias:

Ciencias de la vida

Inmunología

Texto completo no disponible (Saber más,) Resumen

Cd2 es una glicoproteína de superficie, que se expresa en células t y células nk. En linfocitos t humanos y de rata cd2 funciona como una molécula de activación además de facilitar la adhesión con otras células que expresan ligandos adecuados (CD48, CD58). Así, determinadas combinaciones de anticuerpos monoclonales anti-cd2 inducen señales que activan la proliferación de linfocitos t en estas especies. Para esta proliferación son necesarias ciertas porciones de la región intracitoplásmica de cd2 y la expresión simultanea del receptor para antígeno. Distintas circunstancias han hecho que las propiedades de cd2 de ratón sean menos conocidas. En nuestro trabajo hemos llevado a cabo un análisis de las propiedades co-estimuladoras de cd2 en linfocitos t de ratón. La observación de que cd2 de ratón asocia tirosina-quinasas nos impulso a analizar con mas detalle la importancia de estas moléculas (particularmente p56lck y p59fyn) en las funciones de cd2 de ratón sugiriendo que esta interacción contribuye en las propiedades coestimuladoras de cd2 murino. Hemos estudiado el mecanismo por el cual cd2 asocia p56lck, y hemos demostrado la importancia en esta asociación de las regiones intracitoplasmidas de cd2. Usando transfectantes de formas de cd2 truncadas o mutadas en la región intracitoplasmica, hemos identificado una región en el dominio citolasmico de cd2 implicadas en la unión a quinasas, así como, en la relación física y funcional de cd2 con cd4 y con otras moléculas directamente implicadas en la activación por antígeno.

¿Cuáles son los CD de los linfocitos B?

Los antígenos específicos de los linfocitos B son CD19, CD20 y CD22.

¿Qué marcadores CD son positivos para linfoma de Hodgkin?

El diagnóstico de linfoma de Hodgkin clásico requiere identificar células de Reed-Sternberg en el entorno celular apropiado y con características inmunohistoquímicas propias; es decir, que las células de Reed-Sternberg sean positivas al CD30, al CD15 y negativas para el CD45 y el EMA, y en ocasiones positivas a

¿Qué es CD 10 positivo?

ORIGINAL Expresión de CD10 y del marcador de carcinoma renal en el carcinoma renal de células claras: Análisis en matrices tisulares Expression of CD10 and renal cell carcinoma marker in clear cell renal cell carcinoma: analysis on tissue arrays J.A.

Ortiz-Rey, C. Gómez de María, E. Peláez Boismorand, A. Fernández Costas, M.J. Barbosa Barreiro, I. Antón Badiola Servicio de Patología. Hospital POVISA. Vigo (Pontevedra). Dirección para correspondencia RESUMEN Objetivos: Los anticuerpos CD10 y marcador de carcinoma renal (MCR) reaccionan frente a proteínas del epitelio normal del túbulo contorneado proximal, expresándose por tanto en los carcinomas de células renales.

Se analizan la frecuencia y el patrón de expresión de ambos marcadores inmunohistoquímicos en una serie de carcinomas renales de células claras. Método: Se han utilizado dos matrices tisulares (“tissue arrays”) constituidas por cilindros obtenidos con aguja 16G de 40 bloques de parafina correspondientes a carcinomas renales de células claras.

  1. Se realizó técnica de estreptavidina marcada – biotina (LSAB2, Dako) con anticuerpos monoclonales CD10 y MCR (Novocastra), ensayándose para este último distintos métodos de recuperación antigénica.
  2. Se valoró la positividad como + (aislada o muy focal); ++ (moderada) y +++ (extensa).
  3. Resultados: Con CD10 fueron positivos 30 casos (75%): 12 +; 5 ++ y 13 +++.

Con respecto a MCR, el mejor método de desenmascaramiento antigénico fue un doble tratamiento enzimático (tripsina + proteasa). Se encontró positividad para MCR en 20 casos (50%): 7+; 5 ++ y 8 +++. De los 20 casos positivos para MCR, cuatro habían sido negativos para CD10.

Los otros 16 expresaban también CD10. Conclusiones: CD10 y MCR se expresan con frecuencia en los carcinomas renales de células claras, por lo que pueden ser marcadores útiles para sugerir en un carcinoma un origen renal. MCR presenta menor sensibilidad que CD10. Al ser la expresión de ambos habitualmente focal, la sensibilidad de estas técnicas es menor cuando se utilizan muestras pequeñas, como son las matrices tisulares.

En la técnica IHQ para MCR resulta crucial el método de desenmascaramiento antigénico, obteniéndose los mejores resultados con el uso de enzimas proteolíticos. Palabras clave: CD10. CALLA. Marcador de carcinoma de células renales. Carcinoma de células renales.

Carcinoma de células claras. Inmunohistoquímica. ABSTRACT Objectives: CD10 and renal cell carcinoma (RCC) marker antibodies react against proteins of the epithelium of the renal proximal tubule, being expressed by renal cell carcinomas. The frequence and pattern of expression of both markers are analysed in a series of clear cell renal cell carcinomas.

Method: Two tissue arrays were used, which were composed of cylinders obtained with a 16G needle from 40 paraffin blocks that corresponded to clear cell renal cell carcinomas. The labeled streptavidin-biotin technique was performed (LSAB2, Dako) using CD10 and RCC monoclonal antibodies (Novocastra), testing different antigen retrieval methods for RCC.

  • Immunoreactivity was evaluated as + (isolated cells or focal staining); ++ (moderate) and +++ (extense).
  • Results: Thirty cases (75%) were positive for CD10: 12 +; 5 ++ and 13 +++.
  • The best antigen retrieval method for RCC was a double enzyme digestion (trypsin + protease).
  • Twenty cases (50%) were positive for RCC: 7 +; 5 ++ and 8 +++.

Four cases out of the 20 immunoreactive for RCC were negative for CD10. The 16 remaining cases also expressed CD10. Conclusions: CD10 and RCC are often expressed by clear cell renal cell carcinomas, and they may be useful markers to suggest a renal origin of carcinomas.

RCC is less sensitive than CD10. Staining for both of them is usually focal, and thus sensitivity of these techniques decreases when small samples are investigated, such as tissue arrays. The antigen retrieval method is essential for RCC immunohistochemical detection, obtaining the best results with the use of proteolytic enzymes.

Key words: CD10. CALLA. Renal cell carcinoma marker. Renal cell carcinoma, Clear cell carcinoma. Immunohistochemistry. El carcinoma renal se caracteriza por la capacidad para producir metástasis en localizaciones muy variadas, que pueden constituir, incluso, su forma de presentación 1,

  • Aunque este tumor presenta habitualmente una morfología típica de células claras, esta apariencia no es exclusiva de los carcinomas renales 2,3,
  • Por ello, en ocasiones es necesario un estudio de inmunohistoquímica (IHQ) para confirmar el origen renal de tumores compuestos por células claras, especialmente en biopsias de metástasis cuyo primario es desconocido o dudoso.

El carcinoma renal de células claras posee un perfil de IHQ característico que consiste en la positividad para citoqueratinas de bajo peso molecular, EMA y vimentina, siendo negativos CEA y citoqueratinas 7 y 20 4-6, Sin embargo este inmunofenotipo no es específico y en los últimos años se ha propuesto el uso de dos anticuerpos, CD10 y el denominado marcador de carcinoma renal (MCR), como indicadores de origen renal de carcinomas 7,8,

  1. CD10 (CALLA: common acute lymphoblastic leukemia antigen) es una peptidasa de superficie celular descrita inicialmente en determinadas células linfoides y mieloides, por lo que el análisis de su expresión es de utilidad para el diagnóstico de ciertos tipos de linfomas y leucemias 9,10,
  2. Sin embargo, el hallazgo de nuevos tejidos normales y tumorales en los que se expresa CD10 y el desarrollo de anticuerpos monoclonales que funcionan sobre tejido incluido en parafina, han ampliado el uso de este marcador en el diagnóstico anatomopatológico 7,

Entre las nuevas aplicaciones de CD10, destacan el diagnóstico de tumores del estroma endometrial 11, hepatocarcinomas 12,13 y carcinoma renal 7,14,15, El anticuerpo monoclonal denominado MCR se ha obtenido frente a una glucoproteína del ribete en cepillo del epitelio del túbulo proximal 16,

Se ha propuesto como un marcador altamente sensible y específico de carcinoma de origen renal 8 y presenta una importante ventaja: su efectividad sobre tejido incluido en parafina, frente a otros que sólo funcionaban en tejido congelado y además eran menos específicos 17-20, El uso de matrices tisulares (“tissue arrays”) permite investigar diferentes marcadores en series amplias de casos de forma homogénea, con bajo consumo de reactivos y, por tanto, menor coste 21,22,

Esta técnica consiste en la elaboración de bloques de parafina a partir de cilindros de muy pequeño calibre (0,6-2 mm) que se extraen, mediante un dispositivo especial o de forma manual, de bloques convencionales, con lo que se reúnen en un solo bloque receptor docenas o cientos de casos 21,23,

Hemos analizado la sensibilidad de CD10 y MCR como marcadores de IHQ de carcinoma renal, estudiando la frecuencia y patrón de expresión de ambos en una serie de carcinomas renales de células claras de diferentes grados histológicos. Material y métodos Se elaboraron dos matrices tisulares a partir de 40 bloques de parafina extrayendo dos cilindros de zonas representativas seleccionadas de cada bloque, con aguja de calibre 16G.

Los bloques pertenecían al archivo del servicio de patología del hospital POVISA y correspondían a 40 casos de carcinoma renal de células claras (8 de grado 1, 21 de grado 2, 8 de grado 3 y 3 de grado 4 según la clasificación de Fuhrman 24 ). Todos los casos habían sido fijados en formol e incluídos en parafina de manera rutinaria.

  • En secciones de 4 micras obtenidas de las matrices tisulares, se realizó técnica de inmunohistoquímica siguiendo el método de estreptavidina marcada con peroxidasa-biotina (LSAB2″, DakoCytomation, Dinamarca).
  • Se utilizaron anticuerpos monoclonales anti CD10 y MCR, ensayándose para este último 4 métodos diferentes de desenmascaramiento antigénico.

Los detalles de los anticuerpos utilizados y de la técnica se refieren en la Tabla 1, El cromógeno utilizado fue diaminobencidina. Se incluyeron en las matrices tisulares controles positivos y negativos de la técnica. Se analizó al microscopio óptico la positividad (tinción marrón) valorándose, como previamente otros autores 23, la proporción de células reactivas, como: negativo (ninguna célula teñida); positividad muy focal o en células aisladas (+); positividad moderada (++); o extensa reactividad (+++).

Para determinar la asociación entre tinción y grado histológico se empleó el test de 2, Como nivel de significación estadística se consideró un valor de p 0.05. Resultados Ambos marcadores, CD10 y MCR, tiñeron el epitelio de los túbulos contorneados proximales, que sirvió como control positivo de la técnica.

CD10: Fueron positivos 30 tumores (75% de los casos), con variabilidad en la proporción de células teñidas: 12 +, 5 ++ y 13 +++ ( Fig.1 ). De los 30 casos positivos, tres correspondían a tumores de grado 1, diecinueve fueron de grado 2, cinco de grado 3 y tres de grado 4 ( Fig.2 ). MCR: Como método de desenmascaramiento antigénico fue necesario un doble tratamiento enzimático (tripsina + proteasa) habiendo resultado inadecuados los restantes métodos ensayados. Se encontró positividad en 20 casos (50%): 7 + ( Fig.3 ), 5 ++ ( Fig.4 ) y 8 +++. Correspondieron a tres casos de grado 1, nueve de grado 2, seis de grado 3 y dos de grado 4 ( Fig.5 ) De los 20 casos positivos para MCR, cuatro habían sido negativos para CD10. Los otros 16 expresaban también CD10. No se observó asociación estadísticamente significativa entre grado histológico y expresión de CD10 (p=0.145) o de MCR (p=0.844). Discusión La inmunorreactividad para CD10 se describió en principio en determinadas neoplasias hematológicas 10, pero en los últimos años ha ido aumentando el grupo de tejidos conocidos con positividad para dicho marcador.

Se ha observado expresión de CD10 en una variedad de tejidos normales como son células mioepiteliales de mama y parótida 7,25 ; metaplasia apocrina de la mama; epitelio glandular intestinal 7,25 ; células estromales del endometrio y de la médula ósea 7,26 ; canalículos biliares; y neumocitos 7,27, En el aparato genitourinario se ha descrito en células glomerulares y túbulos contorneados proximales del riñón 7,25, y en la superficie apical de los ductos prostáticos de calibre grande y ductos epididimarios 7,28,

En consecuencia, el número de neoplasias no hematológicas que expresan CD10 se ha ido incrementando, aunque la frecuencia de expresión varía en las diferentes series, que, en ocasiones, incluyen pocos casos. Entre los tumores que presentan positividad para CD10 con cierta frecuencia, se encuentran melanomas 7,29, neoplasias digestivas (colon, páncreas, hígado) 7,30, carcinoma lobulillar de mama, adenocarcinoma y carcinoma de células pequeñas del pulmón, tumores de partes blandas como rabdomiosarcoma, y mesotelioma 7,

Destacan por presentar muy frecuente expresión, los tumores del estroma endometrial (100% de los casos positivos) y los del tracto genitourinario, con positividad en tumores de células germinales del testículo (100% de 19 seminomas, 2 coriocarcinomas y 4 teratomas;y 2 de 3 tumores del saco vitelino estudiados) 31, 54% de carcinomas uroteliales, 61% de adenocarcinomas de la próstata y en la mayoría de los carcinomas renales, con una frecuencia que varía entre 82 y 94% según diferentes series 7,14,15,23,

La expresión de CD10 puede ser útil, además, para diferenciar tipos histológicos de carcinoma renal, y, en concreto, el carcinoma cromófobo ha sido negativo para CD10 en un total de 25 casos estudiados en 2 series diferentes 14,15, aunque otros autores encuentran positividad en un 28-32% de los casos 23,32,

  1. En el carcinoma de ductos colectores los resultados son controvertidos y, en general, las series son muy pequeñas debido a la rareza de esta neoplasia, describiéndose negatividad en 5 casos estudiados 15, pero observándose positividad en otras series 33 como en 2 de los 5 casos de Pan et al 23,
  2. En muestras de PAAF se ha descrito positividad para CD10 en 31 de 41 carcinomas de células renales pertenecientes a dos series 2,34,

La falta de especificidad de origen renal para el CD10 ha planteado, por tanto, la necesidad de usar otros marcadores de IHQ. Se ha denominado MCR a un anticuerpo monoclonal desarrollado frente a una fracción del túbulo contorneado proximal 16, MCR se ha revelado como muy específico de tumor renal, y sólo se ha descrito positividad en otras pocas localizaciones, como mama y paratiroides 8,16 así como en algunas neoplasias testiculares como carcinoma embrionario 16 y tumor del saco vitelino (fueron positivos los 8 casos estudiados por Yan et al, que incluso proponen una posible aplicación de MCR para el diagnóstico de este tumor) 35, así como raramente en carcinomas de células claras del ovario (positividad focal en 2 casos de 14 estudiados) 3,

La tinción para MCR en el carcinoma renal suele ser focal y se han considerado como positivos, casos con porcentajes bajos de células inmunorreactivas 36, La sensibilidad de MCR en el carcinoma renal de células claras es elevada habiéndose comunicado positividad en un 65-100% en las series que estudian secciones convencionales de parafina 3,8,14,16,

Considerando en conjunto estas series, la positividad aparece en 150 de un total de 183 casos lo que supone un 81,9 % 3,8,14,16, Se ha descrito con menor frecuencia la reactividad para MCR en tumores metastásicos al compararla con la de los tumores primarios: 84% vs.93% respectivamente en la serie de Yoshida e Imam 16, y en la de McGregor et al.67% vs.84% respectivamente 8,

En nuestra casuística hemos encontrado, sin embargo, unos porcentajes de positividad para ambos marcadores menores que los de otras series: 75% para CD10 y 50% para MCR Nuestros resultados son muy similares a los de Pan y cols recientemente publicados, que observaron en carcinomas renales de células claras unos porcentajes de positividad del 82% para CD10 y 47% para MCR 23,

Esta serie y la nuestra tienen en común un aspecto metodológico relevante como es el haberse realizado ambas con matrices tisulares, con lo que la representatividad del tumor no es equivalente a la de las secciones convencionales lo que explicaría el menor número de casos positivos observado.

Ello parece corroborado por el hecho de que, como hemos señalado, en general los casos positivos no muestran una tinción generalizada sino sólo en un porcentaje de células. En este sentido, observamos también menor positividad para MCR en dos series publicadas de muestras citológicas de PAAF de carcinomas renales primarios y metastásicos, con porcentajes de 33.3% sobre 12 casos estudiados y 38 % de un total de 21 casos 34,36,

Una conclusión práctica que se deriva de nuestros resultados y de los de estas series, es que en muestras de pequeño tamaño de carcinomas renales (por ejemplo biopsias por aguja o muestras citológicas) no debemos esperar encontrar expresión de CD10 y MCR con la frecuencia que se describe en gran parte de la bibliografía publicada 3,8,16,

Por otra parte, hay que señalar la posibilidad de que existan tumores que siendo negativos para CD10 expresen MCR, como ocurrió en 4 de nuestros casos (20% de los MCR positivos), por lo que en la práctica sería aconsejable usar ambos marcadores para el estudio de un caso concreto. Además de ser indicadores de origen renal en los carcinomas de células claras, MCR y CD10 pueden ser útiles para diferenciar dicha neoplasia de otros tipos de tumor renal como el carcinoma cromófobo y el oncocitoma que suelen ser negativos para ambos marcadores aunque no de forma constante 8,14,23,33,

En nuestra experiencia un aspecto fundamental para obtener la máxima sensibilidad de la técnica IHQ para MCR ha sido el método de desenmascaramiento antigénico elegido, como también observaron otros autores 8, En la mayor parte de las series, incluida la nuestra, se han utilizado enzimas proteolíticos, en uno o varios pasos 8,14,16,23,34 siendo menos habitual el uso de calor 3,35,36,

  1. En conclusión, el estudio de IHQ de CD10 y MCR puede ser útil en el estudio histológico de carcinomas: aunque un resultado negativo no excluye carcinoma renal, la positividad para alguno de estos marcadores apoya dicho diagnóstico.
  2. Agradecimiento,
  3. Agradecemos a las Sras.
  4. Ana Rosa Calderón Fernández y Carmen Rodríguez Otero, bibliotecarias del Hospital POVISA, su colaboración en la realización de este trabajo.

Referencias 1. Murphy WM, Beckwith JB, Farrow GM. Atlas of tumor pathology. Tumors of the kidney, bladder, and related urinary structures. Armed Forces Institute of Pathology 1994: 92-131.2. Yang B, Ali SZ Rosenthal DL. CD10 facilitates the diagnosis of metastatic renal cell carcinoma from primary adrenal cortical neoplasm in adrenal fine-needle aspiration.

  1. Diagn Cytopathol 2002;27:149-152.3.
  2. Cameron RI, Ashe P, O’Rourke DM, Foster H, Mccluggage.
  3. A panel of immunohistochemical stains assists in the distinction between ovarian and renal clear cell carcinoma.
  4. Int J Gynecol Pathol 2003;22:272-276.4.
  5. Wang NP, Zee S, Zarbo RJ, Bacchi CE, Gown AM.
  6. Coordinate expression of cytokeratins 7 and 20 defines unique subsets of carcinomas.

Appl Immunohistochem Mol Morphol 1995;3(2):99-107.5. Chu P, WU E, Weiss LM. Cytokeratin 7 and Cytokeratin 20 expression in epithelial neoplasms: a survey of 435 cases. Mod Pathol 2000;13(9):962-972.6. Eble JN, Sauter G, Epstein JI, Sesterhenn IA. World Health Organization Classification of Tumours.

Pathology and genetics of tumours of the urinary system and male genital organs. International Agency for Research on Cancer Press 2004:23-25.7. Chu P, Arber DA. Paraffin-section detection of CD10 in 505 nonhematopoietic neoplasms; frequent expression in renal cell carcinoma and endometrial stromal sarcoma.

Am J Clin Pathol.2000;113(3):374-82.8. McGregor DK, Khurana KK, Cao C, Tsao CC, Ayala G, Krishnan B, Ro JY, Lechago J, Truong LD. Diagnosing primary and metastatic renal cell carcinoma; the use of the monoclonal antibody renal cell carcinoma marker. Am J Surg Pathol.2001;25(12):1485-1492.9.

Gafford JT, Skidgel RA, Erdos EG, Hersh LB. Human kidney “enkephalinase”, a neutral metalloendopeptidase that cleaves active peptides. Biochemistry.1983 Jun 21;22(13):3265-3271.10. Arber DA, Weiss LM: CD10. A review. Appl Immunohistochem Mol Morphol 1997;5:125-140.11. Mccluggage WG, Sumathi WP, Maxwell P.

CD10 is a sensitive and diagnostically useful immunohistochemical marker of normal endometrial stroma and of endometrial stromal neoplasms. Histopathology 2001;39(3):273-278.12. Lin F, Abdallah H. Diagnostic utility of CD10 in discriminating hepatocellular carcinoma from metastatic carcinoma in FNAB of the liver.

  • Lab Invest 2003;83(1):73A.13.
  • Luckasevic TM, Sadd RS, Noga CM, et al.
  • Diagnostic value of CD10 and CD34 expressions in separating hepatocellular carcinoma from metastatic carcinoma in fine needle aspiration cytology.
  • Lab Invest 2003;83(1):74A.14.
  • Avery AK, Beckstead J, Renshaw AA, Corless CL.
  • Use of antibodies to RCC and CD10 in the differential diagnosis of renal neoplasms.

Am J Surg Pathol 2000; 24(2): 203-210.15. Kim MK, Kim S. Immunohistochemical profile of common epithelial neoplasms arising in the kidney. Appl Immunohistochem Mol Morphol 2002; 10(4): 332-338.16. Yoshida SO, Imam A. Monoclonal antibody to a proximal nephrogenic renal antigen: immunohistochemical analysis of formalin-fixed, paraffin-embedded human renal cell carcinomas.

Cancer Res 1989;49(7):1802-1809.17. Finstad CL, Cordon-Cardo C, Bander NH, Whitmore WF, Melamed MR, Old LJ. Specificity analysis of mouse monoclonal antibodies defining cell surface antigens of human renal cancer. Proc Natl Acad Sci USA 1985;82(9):2955-2959.18. Luner SJ, Ghose T, Chatterjee S, Cruz HN, Belitsky P.

Monoclonal antibodies to kidney and tumor-associated surface antigens of human renal cell carcinoma. Cancer Res 1986; 46(11):5816-5820.19. Oosterwijk E, Ruiter DJ, Wakka JC, Huiskens-van der Meij JW, Jonas U, Fleuren GJ, Zwartendijk J, Hoedemaeker P, Warnaar SO.

  1. Immunohistochemical analysis of monoclonal antibodies to renal antigens: application in the diagnosis of renal cell carcinoma.
  2. Am J Pathol 1986: 123(2):301-309.20.
  3. Scharfe T, Becht E, Kaltwasser R, Thuroff JW, Jacobi GH, Hohenfellner R.
  4. Tumor-specific monoclonal antibodies for renal cell carcinoma.
  5. Eur Urol 1985; 11(2):117-120.21.

Nocito A, Kononen J, Kallioniemi OP, Sauter G. Tissue microarrays (TMAs) for high-throughput molecular pathology research. Int J Cancer 2001;94(1):1-5.22. Gelabert-Mas A, Rioja-Sanz LA. El microarray tisular (TMA): una nueva y poderosa herramienta para la investigación clínico-molecular al servicio de la urología.

  1. Actas Urol Esp 2003; 27(1):1-2.23.
  2. Pan CC, Chen PC, Ho DM.
  3. The diagnostic utility of MOC31, BerEP4, RCC marker and CD10 in the classification of renal cell carcinoma and renal oncocytoma: an immunohistochemical analysis of 328 cases.
  4. Histopathology 2004; 45(5): 452-459.24.
  5. Fuhrman SA, Lasky LC, Limas C.

Prognostic significance of morphologic parameters in renal cell carcinoma. Am J Surg Pathol 1982; 6(7): 655-663 25. Metzgar RS, Borowitz MJ, Jones NH, Dowell BL. Distribution of common acute lymphoblastic leukemia antigen in nonhematopoietic tissues. J Exp Med 1981; 154(4):1249-1254.26.

Eating A, Whalen CK, Singer JW. Cultured marrow stromal cells express common acute lymphoblastic leukaemia antigen (CALLA): implications for marrow transplantation. Br J Haematol.1983 55(4):623-628.27. Johnson AR, Ashton J, Schulz WW, Erdos EG. Neutral metalloendopeptidase in human lung tissue and cultured cells.

Am Rev Respir Dis 1985;132(3):564-568.28. Erdos EG, Schulz WW, Gafford JT, Defendini R. Neutral metalloendopeptidase in human male genital tract: comparison to angiotensin I-converting enzyme. Lab Invest 1985; 52:(4):437-447.29. Carrel S, Zografos L, Schreyer M, Rimoldi D.

Expression of CALLA/CD10 on human melanoma cells. Melanoma Res 1993; 3(5):319-323.30. Sato Y, Itoh F, Hinoda Y, Ohe Y, Nakagawa N, Ueda R, Yachi A, Imai K. Expression of CD10/neutral endopeptidase in normal and malignant tissues of the human stomach and colon. J Gastroenterol 1996;31(1):12-17.31. Bacon CM, Vo L, Parkinson MC, Freeman A.

Expression of CD10 in testicular tumours. Mod Pathol 2004;17(Supl.1): 139A.32. Bismar TA, Che M, Sakr WA, Grignon DJ. The value of immunohistochemistry in the diagnosis of epithelial renal neoplasms with pink cytoplasm. Lab Invest 2003;83(1):142A.33. Radhakrishnan A, Lim SD, Patel A, Hennigar B, Shehata B, Amin MB.

  • Utility of a contemporary immunohistochemical panel in the differential diagnosis of adult renal epithelial neoplasms: a study in tissue microarrays to simulate experience in renal biopsy specimens.
  • Mod Pathol 2004;17(Supl.1):173A.34.
  • Cangiarella J, Wei XJ, Simsir A, Yee H, Chhieng D.
  • Comparison of CD10 and renal cell carcinoma marker in diagnosing mprimary and metastatic renal cell carcinoma on fine mneedle aspiration biopsy.

Lab Invest 2003;83(1):61A.35. Yan M, Ghorab Z, Nadji M. Renal cell carcinoma antigen is mexpressed by yolk sac tumors and yolk sac elements of embryonal carcinomas. Appl Immunohistochem Mol Morphol 2003;11(2):113-115.36. Gokden N, Mukunyadzi P, James JD, Gokden M. Dirección para correspondencia: Dr.J.A. Ortiz Rey Servicio de Patología. Hospital POVISA. Salamanca, 5 – 36211 Vigo (Pontevedra) E-mail: [email protected] Trabajo recibido el 21 de septiembre de 2005

¿Qué es CD y qué significa?

1. Sigla del inglés compact disc ( ‘disco compacto’ ; → disco compacto o compacto): «Uno puede poner en un CD toda una enciclopedia» (Pimentel Multimedia ); también designa el aparato con que se leen estos discos: «El primer componente es el conector de entrada para CD» (Bustos Multimedia ).

¿Qué significa CD y para qué sirve?

El nombre de CD proviene de las siglas en inglés ‘compact disc’, en español disco compacto. También es designado como CD el aparato con que se leen estos discos. ¿Sabías que.? Hello Auto dispone del avisador de radares más completo del mercado. El disco compacto es un disco óptico que se usa para almacenar datos en formato digital, ya sean imágenes, vídeos, audio, documentos, como otros datos.

  1. El CD puede almacenar hasta 80 minutos de audio, o lo que es igual, 700 MB de datos.
  2. Sus dimensiones son: un diámetro de 12 centímetros y un espesor de 1,2 milímetros.
  3. Existen los Mini-CD, los cuales guardan hasta 24 minutos de audio o 210 MB de datos, y miden 8 cm.
  4. En un principio esta tecnología fue usada para el CD audio, pero más tarde se expandió y adaptó para el almacenamiento de datos (lo que conocemos como CD-ROM), de video (conocido com VCD Y SVCD), la grabación doméstica (llamada CD-R y CD-RW) y el almacenamiento de datos mixtos (CD-i, Photo CD y CD EXTRA).

En el año 2007 se habían vendido alrededor de 200 mil millones de CD en todo el mundo desde que fueron creados, sin embargo, en la actualidad aunque aún se utilizan, están empezando a caer en desuso. Sin embargo en Asia, siguen gozando de bastante popularidad hasta el momento.

Aun así, los discos compactos se complementan con otros tipos de distribución digital y almacenamiento, como son las tarjetas SD, las memorias USB, los discos duros, el almacenamiento en la nube y las unidades de estado sólido. Mini-CD CD-A CD-ROM CD-R CD-RW CD-G VCD MMCD La lectora de CD, también llamada reproductor de CD, es el dispositivo óptico que permite reproducir los CD de audio, de video, de datos, etc.

Para ello emplea un láser, el cual hace que pueda leer la información contenida en dichos discos. A partir de la década de los 80, tras la creación del cassette compacto, llegó lo digital. En el año 1979 fue creado el compact disc y la electrónica revolucionó en la calidez del sonido.

¿Qué significa la unidad CD?

Osteguna, 2005(e)ko ekaina(r)en 16-(e)an 13:53etan There are no translations available. En este artículo analizaremos los medios de almacenamiento más utilizados, y veremos la evolución en cuanto a capacidad. En este artículo analizaremos los medios de almacenamiento más utilizados, y veremos la evolución en cuanto a capacidad que han experimentado estos medios desde los primeros disquetes hasta los actuales DVDs. Además, podremos conocer las características de las unidades de disquete y los distintos formatos que han existido desde su aparición, las diferencias entre los CD y los DVD, analizaremos sus respectivos formatos, cuál es el modo en el que se graba la información en los CDs y DVDs, así como unas nociones de grabación. UNIDADES DE DISQUETE El disquete es un disco removible magnético utilizado para almacenar datos. El primer disquete llegó al mercado en 1971 de la mano de IBM y tenía un considerable tamaño de 8″. Debido a su flexibilidad fueron conocidos como “Floppy”. A pesar de su tamaño solamente podían almacenar 100 Kb de datos. A este le siguió el disco de 5¼. La primera versión de éste llegó en Diciembre de 1976 aumentando la capacidad de los discos hasta los 110 Kb. Su precio era de unos 300 euros por unidad. Este tipo de discos evolucionó con el tiempo aumentando su capacidad, desde los 160 Kb hasta los 1,2 Mb. Fue muy popular en su momento por estar presente en los primeros modelos del actual PC. En 1981, Sony presentó la primera unidad para discos de 3½, así como los discos de este nuevo formato, similares a los actuales disquetes, pero con un estuche protector de material plástico, y un mecanismo de protección para la ventana de lectura de datos. Este es el estándar actual con el que aún se equipan los PCs más modernos. Aparecieron otros modelos de más capacidad, como por ejemplo uno de 2,88 Mb fabricado por Toshiba y adoptado por IBM en 1991, aunque no tuvo el éxito esperado. Los tipos de disquetes más comunes son los siguientes:

TAMAÑO CAPACIDAD EXPLICACIÓN
5.25 180 KB Una cara, doble densidad
5.25 360 KB Dos caras, doble densidad
5.25 1.2 Mb Dos caras, alta densidad
3.5 720 Kb Dos caras, doble densidad
3.5 1.4 Mb Dos caras, alta densidad

Las disqueteras son compatibles con discos anteriores, siempre y cuando sean del mismo tamaño; es decir, que en una disquetera de 3,5″ de alta densidad (de 1,44 MB) podemos usar discos de 720 Kb o de 1,44 MB, pero en una de doble densidad, más antigua, sólo podremos usar los de 720 Kb.

Para distinguir a primera vista un disco de 3,5″ de alta densidad de otro de doble, basta con observar el número de agujeros que presenta en su parte inferior. Si tiene sólo uno, situado en el lado izquierdo (mirando el disquete con la etiqueta hacia delante) y generalmente provisto de una pestaña móvil, se trata de un disco de doble densidad; si tiene dos agujeros, se trata de un disco de alta densidad.

Si el primero de los agujeros está al descubierto el disco está protegido contra escritura, por lo que no podremos escribir datos ni modificar los existentes. De cualquier forma, el disquete deberá estar formateado a la capacidad correcta, para lo cual podemos usar la orden FORMAT del DOS, la orden mkfs.ext2 /dev/fd0 en Linux modo consola o mediante los menús gráficos de Linux o Windows.

Los disquetes son dispositivos muy poco fiables en cuanto al almacenaje a largo plazo de la información. Son muy delicados y les afecta los cambios bruscos de temperatura, los campos magnéticos, la humedad, los golpes, el polvo. Aunque su capacidad es totalmente insuficiente para las necesidades actuales, los fabricantes de PCs siguen incorporándola en sus equipos aunque cada vez sea menor el número de usuarios que la utilizan, ya que montar una disquetera no resulta demasiado caro.

Además, siempre sirve para instalar algún controlador antiguo o para recuperar el sistema a través de los discos de arranque. UNIDADES DE DISCO: CD Y DVD Las Unidades de CD CD-ROM son las siglas de Compact Disc Read-Only Memory o disco compacto con memoria de solo lectura.

Es un medio de almacenamiento masivo de datos que usa un láser óptico para la lectura de unos relieves microscópicos que están estampados en la superficie de un disco de aluminio recubierto de policarbonato. Las unidades de CD-ROM se evalúan por su capacidad y su velocidad de lectura. Existen discos de varias capacidades, que van desde los 650 Mb y 74 min.

a los 1054 Mb y 120 min. En lo que se refiere a la velocidad, una unidad de velocidad simple (1X) lee a 150kb por segundo, una de velocidad doble (2X) lee a 300kb/s y así sucesivamente. El límite de lectura/escritura es de 52X (7800 kb/s). Tipos: Existen distintos tipos de CD, cada uno de ellos tiene unas características distintas, que a continuación explicaremos: • CD Audio: Para escuchar los clásicos discos compactos de música.

  • • Video-CD: Para películas grabadas en este formato • CD-i: Es una variante de disco óptico, exclusivamente de lectura que contiene sonido e imagen además de datos.
  • • Photo-CD multisesión: Para guardar imágenes procedentes de un carrete fotográfico o una memoria de una cámara digital.
  • • CD-XA y CD-XA Entrelazado: CD’s que contienen archivos de audio y datos.

• CD-R: Los discos grabables, están compuestos por un soporte plástico rígido (policarbonato), al que se adosa una capa de material sensible y otra capa reflectante. La estructura de los discos CD-R es la siguiente: • Capa para Impresión • Capa material reflectante • Capa metálica fotosensible • Capa de material plástico (Policarbonato) En el proceso de grabación, el láser que actúa sobre el disco a una determinada frecuencia, distinta a la de lectura, incide sobre la capa fotosensible y modifica las características de la misma quemándola (grabándola) y quedando de esta manera grabada la información en forma de marcas que se corresponden con los valores 0 y 1 y que se organizan en una espiral a lo largo del disco.

Tras este proceso de quemado, el láser que actúa bajo una frecuencia de lectura, no es capaz de atravesar la capa fotosensible lo que permite que un disco CD-R pueda ser leído en todos los dispositivos de sólo lectura actuales. Una vez alterada, la capa fotosensible no puede volver a su estado natural, por lo que el CD-R puede ser grabado una sola vez • CD-RW: son una evolución sobre los CD-R.

La diferencia estriba en el cambio de la capa fotosensible, de características tan especiales que el proceso normal de quemado lo efectúa como el CD-R, pero si posteriormente a la grabación se somete a un nuevo quemado, a una temperatura superior a la establecida para la grabación, el material fotosensible es capaz de volver a su estado original quedando listo para una nueva grabación.

CD-R CD-RW
TECNOLOGÍA QUE Graba datos permanentemente No puede ser borrado Puede ser leido indefinidamente Graba y reescribe hasta 1000 veces Se puede borrar para reutilizarlo Puede ser leido indefinidamente
UTILIDAD Archivar datos, imágenes, fotos. Creaar discos de música personalizada Distribuir programas Copias de respaldo de bases de datos Almacenamiento a corto plazo Trasladar documentos o archivos de gran tamaño

En conclusión, un disco CD-R es la mejor opción para guardar información que no necesita ser actualizada ni editada después, en cambio es mejor opción un CD-RW si lo que se necesita es hacer copias de seguridad diarias de archivos, realizar pruebas de grabación antes de grabar en CD-R, o utilizarlo para llevar datos de un equipo a otro, ya que formateando este disco podremos utilizarlo como si de un disco duro se tratase, aunque siempre podemos usar un CD-RW como un CD-R como si fuese un disco normal.

  • DVD El DVD, inicialmente llamado Disco de Video Digital, posteriormente Disco Versátil Digital y ahora, simplemente DVD, es un disco plateado, de 12 cm.
  • De diámetro y un orificio en centro (en esto es parecido a un CD), pero con una capacidad de almacenamiento que va de los 4.7 a los17 Gb.
  • El CD permite grabar 74 minutos, en cambio el DVD permite 9 horas de grabación digital de audio.

Se amplia además, su capacidad de grabación de vídeo, que es de 133 minutos por lado con una calidad de sonido e imagen extraordinaria y constante, y sin perdida de calidad aunque se reproduzcan varias veces. El aspecto del lector DVD no es diferente al de los tradicionales CD-ROM, al igual que sus discos, lo cual podría confundirlos entre sí.

Sólo difieren en su funcionamiento y estructura interna. Para distinguirlos el único método que tenemos es mirando las siglas identificativas que los fabricantes ponen en los frontales de las unidades. Los lectores DVD-ROM también utilizan el valor X, pero su valor es distinto al de las unidades CD-ROM.

En este caso el factor 1x ronda los 1350 Kb/sg. Por tanto, los lectores DVD 16x, lo más rápidos, leen a una velocidad aproximada de 21600 Kb/sg. Características: En los DVD pueden existir hasta dos capas por cada una de las caras del disco, organizadas en dos alturas diferentes.

  1. Una de ellas, la capa base, es de un material plateado y totalmente reflexivo que permite reflejar toda la luz del láser que incida sobre ella.
  2. La capa que se monta sobre la base, lógicamente separada por un material aislante, es semireflexiva, lo que permitirá pasar algo de luz.
  3. Por lo tanto, para poder leer la capa interna, es necesario aumentar la potencia del láser, de manera que atraviese la primera capa que queda desenfocada, con lo que la luz es reflejada por la capa más interna, pudiéndose así leer la información contenida en ella.

En realidad, físicamente se podrían conseguir más capas de almacenamiento dentro de una misma cara, pero por razones de convenio se ha adoptado dos capas por cara. Esto hace que se puedan almacenar hasta nueve horas de vídeo en alta definición. Además, se soportan múltiples pistas de audio con varios canales cada una TIPOS DE DISCOS Y CAPACIDADES DE LOS MISMOS Hay dos tipos de discos principalmente, que son los DVD+ y los DVD-.

  • Cada uno de estos tipos cuenta con sus correspondientes versiones de discos grabables (R) y regrabables (RW).
  • Los DVD+ tienen un mejor tiempo de acceso, posicionamiento y rendimiento en general, aunque almacenan una menor cantidad de datos que los discos DVD-.
  • Estos cuatro tipos pueden dividirse a su vez en dos grupos, según tengan una o dos capas: Una capa • Una cara: DVD 5 = 4.7 Gb / 133 min.

• Doble cara: DVD 9 = 8.5 Gb / 266 min. Doble capa • Una cara: DVD 10 = 9.4 Gb / 266 min. • Doble cara: DVD 18 = 17 Gb / 481 min. Aparte de estos formatos que son los más estandarizados, existen los DVD-RAM, que vienen en un cartucho de plástico debido a que son mucho más delicados que los DVD normales, aunque tienen la ventaja de que su vida útil es 100 veces mayor y que pueden ser tratados como un disco duro (se graban y leen por sectores).

La desventaja es que sólo se pueden leer en el ordenador y que su precio es mayor que el de los DVD normales. La barrera física de grabación se encuentra en las 16x. Un DVD de 16x gira una velocidad de alrededor de 10.000 revoluciones por minuto, que equivale a 52x en CD. Si se intentase acelerar más el disco, el material que lo compone comenzaría a agrietarse.

CARACTERÍSTICAS COMUNES DE CD Y DVD Características físicas: • El diámetro de estos discos es de 12cm y su espesor es de 1,2mm. • El agujero que hay en medio de estos discos tiene un diámetro de 1,5cm. • El disco tiene una capa metálica reflectante recubierta por una capa protectora a base de barniz transparente.

  1. • La superficie grabable de un disco se divide en tres partes: el LEAD IN, la ZONA DE DATOS y el LEAD OUT: • El LEAD IN (encabezamiento) ocupa los primeros cuatro milímetros del disco en el margen interior y contiene una especie de índice.
  2. • A continuación sigue la zona de datos que ocupa prácticamente la totalidad del disco.

• La parte final la constituye la zona del LEAD OUT, que marca el final del disco. Se encuentra inmediatamente detrás del final de la zona de datos ocupada y tiene una anchura de 1mm. • La información a almacenar se impresiona sobre una capa metálica en forma de los llamados PITS y LANDS.

  • • Los PITS y LANDS se alinean a lo largo de una única espiral que va desde dentro hacia fuera y cubre todo el disco.
  • • En contraposición a un disco de vinilo, un CD o DVD se comienza a leer desde el margen interior y no desde el exterior.
  • • La densidad de un CD alcanza casi las 16.000 pistas por pulgada (Tracks per inch, TPI), mientras que un DVD llega a los 35000 TPI debido al menor tamaño de sus pits y la menor separación entre ellos.

CAV Y CLV: Hay dos procedimientos posibles a la hora de almacenar datos sobre medios giratorios cuyos nombres son CAV y CLV y ambos se refieren a la velocidad de rotación del medio de almacenamiento. • El principio CAV (constant angular velocity) se basa en una velocidad angular constante, exactamente el mismo número de vueltas por unidad de tiempo.

No debemos confundir la velocidad angular con la velocidad de la cabeza lectora, ya que independientemente de donde se encuentre ésta, el medio siempre gira con una velocidad constant. Si la cabeza se encuentra sobre una pista de zona interior, escribirá una pista significativamente más corta, que la que escribiría de encontrarse en la zona exterior.

• En el procedimiento CLV (constant linear velocity), el cabezal de escritura recorre exactamente la misma distancia por unidad de tiempo independientemente de si se encuentra en el margen exterior o interior del disco. Para ello, la unidad aumenta la velocidad de rotación en la medida que el cabezal se desplaza desde el interior del disco hacia el margen exterior.

  1. Hasta los 16X en CD o 2X en DVD de velocidad de transferencia se utiliza el CAV, y a partir de esta velocidad es reemplazado por el método CLV.
  2. Funcionamiento: Las unidades CD y DVD tienen grabada en su superficie una serie de agujeros diminutos llamados Pits que tienen una longitud variable, aunque el mínimo es de 0,83 micrómetros en CD-ROM y 0,4 en DVD, y una distancia entre Pits de 1,6 micrómetros en CD-ROM y 0,76 en DVD.

El espacio intermedio entre dos Pits se denomina Land. En la siguiente imagen podemos ver las diferencias en el tamaño de pits y lands entre DVD’s y CD’s: En un CD o DVD, la información está almacenada digitalmente, codificada mediante unos y ceros. Un Pit está delimitado por unos, es decir, el principio y el final de un Pit es un uno, y su longitud está determinada por el número de ceros que contiene. El espacio entre PITS, denominado Land, representa solamente ceros y el número de estos depende de la longitud del Land. El láser al pasar por la superficie del disco, se refleja con diferente intensidad dependiendo de si pasa por un Pit o por un Land, quedando este reflejo registrado por un detector fotoeléctrico. La intensidad de la luz reflejada es menor cuando el láser pasa por un Pit, y mayor cuando lo hace por un Land. Estos cambios de intensidad (determinados por el principio y el final de un Pit, o dicho de otra manera, el paso de un Pit a un Land y de un Land a un Pit) permiten reconocer la información contenida en el CD, ya que al producirse un cambio en la intensidad de la luz reflejada tenemos un 1, y el tiempo que dure este cambio de intensidad, se corresponde con el número de ceros que siguen a ese 1, GRABADORAS El parámetro más publicado en el mundo de las grabadoras y regrabadoras es el de la velocidad de grabación, regrabación y lectura. Este dato se indica con dos o tres números seguidos de una X, y se entiende que el número mayor suele ser la velocidad de lectura. Si por ejemplo en el frontal de una unidad está serigrafiado 40X12X40X, quiere decir que esa unidad lee y graba a 40X, (unos 6000 Kb/s), y regraban datos a 12X (unos 1800 Kb/s). En las grabadoras DVD, aparecen otros parámetros, en los que se muestra la velocidad de grabación, lectura y regrabación de DVDs. Otro aspecto técnico a considerar es el tipo de conexión del aparato a la hora de transferir los datos. Puede ser interno Serial ATA, IDE o SCSI, o externo mediante USB. Estos aparatos son válidos en caso de querer utilizarlo en un portátil o tener una grabadora que podrá utilizarse en diferentes ordenadores. Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de memoria intermedia o “buffer”. Lo habitual es que sea de 2 Mb, pero hay unidades incluso con 4 Mb. Esta memoria ayuda a amortiguar las variaciones que se producen en el flujo de datos entre el ordenador y la grabadora cuando se está grabando, ya que si este flujo de información se interrumpe mientras se esta grabando un disco, podemos perderlo. Por eso cuanta más cantidad de memoria intermedia tenga la grabadora, mejor. Para poder grabar por encima de la capacidad de un CD normal, es necesario que la grabadora soporte la opción “Overburn”, para ello será necesario configurar el software de grabación para que este pueda realizar la grabación sobrepasando los límites del soporte sobre el que grabamos. Si los datos que queremos grabar no ocupan la totalidad del disco, podemos optar por la opción de grabar en multisesión, de manera que podemos grabar en un mismo disco varias veces hasta que se complete toda su capacidad. Una vez lleno, en el disco se escribe el Lead Out y se cierra definitivamente.

¿Qué es CD5 positivo?

Linfoma B o T Aunque la distincin entre linfomas B y T no es siempre clnicamente relevante, constituye un prerrequisito para el reconocimiento de entidades biolgicas, ensayos clnicos y proyectos de investigacin. Habitualmente la identificacin inmunofenotpica de un linfoma como B T resulta relativamente sencilla si la composicin celular es homognea y monomrfica.

En esta circunstancia la demostracin de uno o ms marcadores B por la mayora de la celularidad tumoral, en ausencia de marcadores T, suele asegurar lnea celular B, y lo mismo, pero al revs, para lnea T. Los problemas suelen presentarse cuando la composicin celular es polimrfica, no claramente atpica e incluye una gran cantidad de celularidad acompaante de carcter reactivo.

En cada grupo los ejemplos ms representativos son el linfoma B rico en clulas T y los linfomas perifricos de clulas T de bajo grado. Probablemente el marcador ms extendido para reconocer linfocitos B maduros (no clulas plasmticas ni sus proliferaciones o tumores) sea el CD20, una fosfoprotena no glicosilada de membrana (Chang et al, 1996), que puede reconocerse fcilmente mediante el Ac Mo L26.

  1. Las precauciones que es preciso tomar en la interpretacin de tinciones positivas es la coexpresin por una pequea poblacin de clulas T en sangre perifrica y mdula sea (Algino et al, 1996); en leucemias mieloides agudas y crnicas y en las clulas epiteliales de los timomas.
  2. El CD20 tambin es til en el diagnstico de enfermedad de Hodgkin, tipo predominio linfoctico nodular, teniendo en cuenta que conforme se van mejorando las tcnicas de desenmascaramiento, el nmero de casos positivos (clulas de Hodgkin y de Reed-Stemberg) de enfermedad de Hodgkin clsica va en aumento (Zukerberg et al, 1991).

Aproximadamente la mitad de linfomas linfoblsticos B son positivos para CD20, mientras que los mielomas/plasmocitomas son negativos. CD79a, tambin conocido como mb-1, es una glicoproteina que junto con la subunidad beta constituye un dmero que se presenta en clulas B asociado a las Ig de superficie (Mason et al, 1995), constituyendo el receptor de las clulas B (BCR) de manera anloga a lo que representa CD3 en los linfocitos T (TCR).

No aparece en lnea mieloide ni T, ni tampoco en sus tumores, con la excepcin de leucemias promielocticas. Puesto que reacciona con clulas B normales y tumorales en todos los estadios del desarrollo, se encuentra tambin en mielomas, lo que le hace ms til que el L26 en este campo. Para la deteccin de enfermedad mnima residual de leucemia linfoblstica aguda, CD79a se ha revelado como de mayor utilidad que CD20 (Brousset P et al, 1996).

CD5, un marcador de clulas T, suele ser positivo en varios linfomas B de bajo grado, como LLC-B, linfoma linfoctico de clulas pequeas y linfoma de clulas del manto, y negativo en otros, como linfoma folicular. Otro marcador T, CD43, es positivo frecuentemente en linfomas difusos B y LLC-B y generalmente negativo en linfoma folicular.

  1. Como en el caso de los linfomas B, los linfomas T se identifican inmunofenotpicamente por la deteccin de uno o ms marcadores de clulas T como CD2, CD3, CD5 y CD7, en ausencia de Ag asociados a clulas B.
  2. La escasa especificidad de todos ellos aconsejan utilizarlos en forma de panel de una forma ms estricta todava que en el caso de los marcadores B.

En la actualidad, todos ellos pueden estudiarse en parafina. La mayora de linfomas linfoblsticos T presentan tres o cuatro de los Ac mencionados y los linfomas perifricos de clulas T dos o ms. Las clulas normales y tumorales NK tambin se tien con todos ellos, excepto con CD5 (Spits et al, 1995).

Solo los Ac Mo dirigidos contra los eptopos beta (betaF1) y cadena delta (anti-TCR delta-1) puede decirse que sean especficos de las clulas T. El fenotipo de clula T precursora puede ser reconocido mediante TdT+, CD1a+, CD4+CD8+ CD4-CD8-. Aunque los primeros Ac disponibles en parafina para CD5 slo tean clulas normales y no linfomas B, la clona NCL-CD5-4C7, tie en condiciones tcnicas adecuadas, la mayora de LLC-B y linfomas del manto (Kaufmann et al, 1997).

Recientemente se ha comunicado que la amplificacin con tiramida ofrece buenos resultados en el estudio de estos Ac (Malisius et al, 1997). La molcula CD3 est constituida por cinco cadenas polipeptdicas designadas gamma, delta, epsilon, zeta y eta. Tanto el Ac Po como el Ac Mo CD3 estn dirigidos contra la unidad epsilon de la molcula CD3, un dominio intracitoplsmico que adems de ser un marcador pan-T, est presente en clulas NK activadas y tumorales (Spits et al, 1995).

  • Aproximadamente el 95% de las clulas T expresan CD3, y prcticamente no se conocen otro tipo de clulas distintas que lo expresen, con la nica excepcin de las clulas de Purkinje.
  • La mayora de los tumores de clulas T son positivos en parafina para CD3, aunque en raras ocasiones es posible que el proceso neoplsico lo negativice, como puede ocurrir en el linfoma anaplsico de clulas grandes CD30+.

Adems CD3 puede encontrarse en algunos casos de histiocitosis maligna y enfermedad de Hodgkin. CD45RO (UCHL-1), de la familia ALC, es la isoforma que identifica especialmente clulas T de memoria (CD45RA clulas T vrgenes). La ausencia de especificidad de los marcadores T se extiende al CD45RO (UCHL-1) que tambin puede ser expresado en linfomas B y celularidad mieloide normal y tumoral, aunque no en clulas NK.

¿Qué célula tiene CD3?

El antígeno CD3 lo expresan los linfocitos T maduros y un subconjunto de timocitos.

¿Qué tan grave es el linfoma no Hodgkin?

Tasas relativas de supervivencia a 5 años del linfoma de no Hodgkin – La tasa relativa y general de supervivencia a 5 años para las personas con linfoma no Hodgkin es de 72%. Pero es importante tener en cuenta que las tasas de supervivencia pueden variar ampliamente en los diferentes tipos y etapas de linfoma.

Etapa SEER Tasa relativa de supervivencia a 5 años
Localizado 73%
Regional 73%
Distante 57%
Todas las etapas SEER combinadas 64%

Linfoma folicular

Etapa SEER Tasa relativa de supervivencia a 5 años
Localizado 96%
Regional 90%
Distante 85%
Todas las etapas SEER combinadas 89%

¿Qué significa CD5 negativo?

¿Qué significa “negativo para CD5”? – “Negativo para CD5” significa que las células de interés en la muestra de tejido no producían esta proteína. Las células T que no producen CD5 se consideran anormales. Otro que las células T y algunos anormales Células B, la mayoría de los otros tipos de células serán negativas para CD5.

¿Qué significa CD20 positivo en linfocitos B?

¿Qué significa negativo para CD20? – Negativo para CD20 significa que las células en la muestra de tejido no producían CD20. Otro que Células B, la mayoría de los tipos de células serán negativos para CD20.

¿Qué es CD 15?

CD15 es una enzima que colabora en la síntesis de las complejas es- tructuras de los carbohidratos que componen la membrana celular. La sobreexpresión de esta enzima facilita la proliferación celular. Es un marcador expresado frecuentemente por las células de Hodgkin-Reed-Sternberg del linfoma de Hodgkin clásico.

¿Dónde se expresa CD10?

Utilidad diagnóstica del CD10, BCL-6 y desmina en el linfoma T angioinmunoblástico. Estudio inmunohistoquímico de 7 casos ORIGINALES Adriana López-Márquez 1, Avissai Alcántara-Vázquez 2, Carlos Ortiz-Hidalgo 1,3 1 Departamento de Patología, The American British Cowdray Medical Center, Ciudad de México.2 Unidad de Patología General de México, Ciudad de México.3 Departamento de Histología, Universidad Panamericana, Ciudad de México.

RESUMEN Antecentes: El Linfoma T Angioinmunoblástico es un linfoma T periférico que representa solo el 1-2% de los Linfomas no Hodgkin. Este linfoma tiene características clínicas y patológicas particulares que lo sitúan dentro del grupo de linfomas agresivos y de mal pronóstico. Estudios recientes han demostrado diversos hallazgos inmunofenotípicos y genéticos que pueden ser de utilidad en el diagnóstico de esta entidad.

El objetivo de este estudio es investigar si la expresión de CD10, BCL-6 y la expansión de las células dendríticas es constante y por consecuencia útil en el diagnóstico de LTA. Material y métodos: Se estudiaron siete casos de Linfoma T Angioinmunoblástico, obtenidos del departamento de Patología del American British Cowdray Medical Center en la Ciudad de México.

Se realizaron tinciones con H&E y tinción retículo de Gordon-Sweet e inmunohistoquímica con CD20, CD3, CD10, Bcl-6, Desmina y queratina de amplio espectro. Resultados: Todos los casos mostraron expresión aberrante de CD10 y Bcl-6, así como también la expansión de la red de células dendríticas foliculares y en tres casos además aumento de células reticulares fibroblásticas desmina/citoqueratina positivas.

Conclusiones: La proliferación de las células dendríticas foliculares y de células reticulares fibroblásticas desmina/citoqueratina positivas, así como la expresión aberrante de CD10 y Bcl-6 son características constantes en el Linfoma T Angioinmunoblástico.

  • Estos hallazgos inmunohistoquímicos son útiles en al diagnóstico de LTA.
  • Palabras clave: angioinmunoblástico, CD10, Bcl-6, células dendríticas.
  • SUMMARY Introduction: Angioimmunoblastic T-cell lymphoma (ATL) is a peripheral T-cell lymphoma representing only 1-2% of non-Hodgkin’s lymphomas.
  • Clinical course of ATL is aggressive and its prognosis is poor.

Recent studies have identified useful immunohistochemical and genetic features in the diagnosis of this entity. The aim of this study was to investigate the expression of CD10, BCL-6 and dendritic cells expansion in ATL. Patients and methods: Seven cases of ATL retrieved form the files of the Department of Pathology of the American British Cowdray Medical Center in Mexico City were studied.

Sections were stained with H&E and Gordon-Sweet for reticular fibers. Immunohistochemistry for CD20, CD3, CD10, BCL-6, desmin and wide spectrum cytokeratins was done. Results: All cases showed aberrant expression for CD10 and BCl-6. In all cases expansion of follicular dendritic cells was found. An increase in number of desmin/cytokeratin positive reticulum cells was also found in three patients.

Conclusions: Dendritic follicular cells and desmin positive/cytokeratin positive reticular cells proliferation, as well as aberrant expression of CD10 and BCl-6 are constant characteristics of ATL. These findings are useful immunophenotypical features in the diagnosis of ALT.

Key words: angioimmunoblastic lymphoma, CD10, Bcl-6, dendritic cells. INTRODUCCIÓN El linfoma T angioinmunoblástico (LTA), descrito en 1976 por Frizzera y col. como «Linfadenopatía angioinmunoblástica con disgammaglobulinemia» (1), es actualmente considerado por la Organización Mundial de la Salud una variante de linfoma T periférico.

El LTA afecta principalmente a personas mayores de 60 años y se presenta con crecimiento ganglionar generalizado, acompañado de algunos síntomas sistémicos como fiebre, pérdida de peso, sudoración nocturna, escalofríos y anorexia (2). Además frecuentemente hay evidencia clínica de afectación extraganglionar al momento del diagnóstico que incluye: hepatoesplenomegalia en 50-70%, rash cutáneo en 50%, afección pleuropulmonar en 40% y a la médula ósea en 60 a 80% de los pacientes (3,4).

Histológicamente los ganglios afectados presentan pérdida parcial o total de la arquitectura normal por infiltrado polimorfo compuesto por linfocitos, células plasmáticas y eosinófilos, así como proliferación prominente de vénulas de endotelio alto ramificadas y expansión de la red de células dendríticas foliculares.

Existen en forma constante, grupos de células con citoplasma claro o pálido, distribuidas principalmente alrededor de las vénulas ramificadas. Las células neoplásicas expresan marcadores T (con pérdida de uno o más de estos marcadores T), y son generalmente CD4 positivas, con una mezcla de células reactivas CD8+.

Hay además inmunoblastos B, CD20+ que pueden en ocasiones semejar células de Reed-Sternberg. El análisis molecular de estos linfomas ha demostrado proliferación monoclonal u oligoclonal de células T, y en una minoría de casos se ha demostrado población clonal de células B (2,5). El diagnostico histopatológico del LTA puede ser frecuentemente difícil y ha sido referido que puede haber diagnóstico erróneo de inicio, hasta en 50% de los casos, particularmente en las etapas tempranas de la enfermedad cuando hay afección parcial del ganglio linfático y poca expansión de células dendríticas foliculares (3,6).

Estudios recientes han demostrado que las células T neoplásicas pueden ser identificadas por la expresión aberrante de CD10 hasta en el 90% de los casos; un dato ausente en proliferaciones linfoides reactivas y otros linfomas T periféricos (5,7). Además varios grupos de investigadores han encontrado un incremento de las células Bcl-6+ en la región interfolicular de ganglios con LTA, que corresponden a células T neoplásicas, evidenciado por la coexpresión de CD3 u otros marcadores T (7-9).

  1. Además atendiendo al importante componente estromal que presenta el linfoma angioinmunoblástico Jones y col,
  2. Demostraron que la expansión de células reticulares fibroblásticas desmina positivas y de las células dendrítico foliculares CD21+ es de gran utilidad diagnóstica por presentarse con mayor frecuencia que en otras linfadenopatías reactivas y neoplásicas, además de que parecen tener un papel importante en la patogenia de este linfoma (10).

Presentamos en este estudio, el análisis inmunohistoquímico de 7 casos de Linfoma T Angioinmunoblástico haciendo especial énfasis en la presencia de linfocitos T neoplásicos que coexpresan CD10 y Bcl-6, y en la proliferación de las células dendríticas foliculares y las células reticulares desmina positiva.

  1. MATERIAL Y METODOS Presentamos en este estudio 7 casos de Linfoma T tipo Angioinmunoblástico, seis de ellos del American British Cowdray Medical Center y el séptimo del Hospital General de México, de la ciudad de México.
  2. Tanto la información clínica como los bloques de parafina de ganglios linfáticos estuvieron disponibles para los 7 casos.

Se realizaron cortes para tinción con Hematoxilina-Eosina, PAS, y Gordon y Sweet para fibras reticulares. Además se realizó inmunohistoquímica (Dako Autostainer ® ) por el método de peroxidasa utilizando anticuerpos para CD3 (DAKO/dilución 1:500/incubación 2 h/recuperación con Trilogy), CD5 (Cell Marque/ dilución 1:50/incubación 2 h/recuperación con Trilogy), CD43 (Biogenex/dilución 1:100/incubación 30 a 40’/recuperación con Trilogy).

CD45RO (DAKO/ dilución 1:100/ incubación 30 a 40’/recuperación con Declere), CD31 (DAKO/ dilución 1:400/incubación 30 a 40’/recuperación con Trilogy), Desmina (DAKO/dilución 1:100/incubación 30 a 40’/recuperación con Declere), CD21 (DAKO/dilución 1:50/incubación 2 h/recuperación con pepsina-tripsina), CD23 (Cell Marque/dilución 1:100/incubación 2 h/recuperación con trilogy), CD35 (DAKO/dilución 1:25/incubación 2 h/recuperación con Trilogy), CKAE1/3 (Cell Marque/dilución 1:100/incubación 30 a 40’/recuperación con Declere), LMP-1 (DAKO/ dilución 1:100/incubación 30 a 40’/recuperación con Trilogy), Bcl-6 (Neo Markers/ dilución 1:10/incubación 48 h a 4°C/ recuperación con Trilogy), CD10 (Cell Marque/dilución 1:50 incubación 2 h/recuperación con Trilogy), CD20 (DAKO/dilución 1:40/ incubación 30 a 40’/recuperación con Declere) y CD79a (DAKO/ dilución 1:50/incubación 2 h/recuperación con Trilogy), Oscar (Pan-queratina, cortesía de Pheno Path Laboboratoires, Seatle Wa.

Allen Gowen, dilución 1:100). RESULTADOS Datos clínicos De los siete casos 4 fueron mujeres y 3 hombres, entre los 37 y los 82 años. (42 años promedio). Sólo en dos de los casos se encontraron datos clínicos sistémicos, como fiebre y perdida de peso, rash cutáneo y ataque al estado general (casos 3 y 4), seis de los siete (casos 1 y 3, 4, 5, 6 y 7) presentaba linfadenopatía generalizada Los detalles del cuadro clínico se muestran en la tabla 1. Hallazgos histopatológicos De todos los casos se estudiaron biopsias de ganglio linfático y el diagnóstico definitivo se realizó en todos después de valorar la citoarquitectura ganglionar y los resultados de inmunofenotipo. Todos los casos presentaron alteración de la arquitectura caracterizada por infiltración celular polimorfa, difusa, compuesta predominantemente por linfocitos de tamaños variables, con algunos inmunoblastos.

Además había linfocitos con citoplasma claro de disposición predominantemente perivascular en forma multifocal que predominó en 3 de los 6 casos (fig.1). Además había en todos, numerosos macrófagos, células plasmáticas y eosinófilos; infiltrado que rebasaba la cápsula de los ganglios. Hubo proliferación acentuada de vénulas de endotelio alto ramificadas (arborescentes), rodeadas por linfocitos, predominantemente con citoplasma claro, y por medio de la tinción con Ácido Periódico de Schiff (PAS), se resalto en dos casos, la presencia de material amorfo acelular alrededor de estas vénulas.

En esta zona con la tinción de Gordon-Sweet para fibras reticulares, se encontró aumento de fibras alrededor de estas vénulas de endotelio alto. Dos de los casos (casos 1 y 6) presentaron focalmente algunos folículos residuales atróficos. Además todos presentaban obliteración variable de los sinusoides.

Fig.1: Linfoma T angioinmunblástico. Vénulas de endotelio alto rodeada de células claras. Inmunohistoquímica Los siete casos presentaron entre el 70 y 90% de linfocitos con intensa positividad para los anticuerpos para células T (CD3, CD5, CD45RO Y CD43), además en un caso (caso 4) se realizó inmunomarcación para células T cooperadores (CD4) y linfocitos T citotóxicos/supresores (CD8) predominando los primeros en proporción 7:1 (fig.2).

Con el CD31 se hizo más evidente la proliferación de vénulas de endotelio alto. Fig.2: Linfoma T Angioinmunoblástico. Izquierda inmunomarcación con CD8, derecha Inmunomarcación con CD4. En todos los casos había linfocitos B CD20+, en mucho menor proporción que los linfocitos T neoplásicos (proporción T:B, 9:1) (fig.3).

Había distribuidas en forma irregular, células CD10 positivas que representaron entre el 20 y 40% de la población celular. Estas células CD10 positivas estaban preferentemente localizadas en zonas «T» y en las células del centro germinal de los folículos residuales atróficos, resaltando además el contorno irregular de estos folículos.

Focalmente las células CD10 positivas marcaron en citoplasma de las células con condensación paranuclear (Punto paranuclear) Se realizó doble inmunomarcación para CD10/CD20, y las células neoplásicas CD10+ no expresaron el marcador CD20. En la doble inmunomarcación para CD10/CD3, se demostró que las células neoplásicas fueron positivas para CD3 y coexpresaron en aproximadamente 50% el CD10 (fig.4).

Fig.3: Linfoma T Angioinmunoblástico. Izquierda Inmunomarcación con CD20. derecha Inmunomaración con CD3. Fig.4: Linfoma T Angioinmunoblástico. Izquierdo, inmunomarcación con CD10.Nótese la positividad citoplámica con acentuación paranuclear (punto paranuclear). Derecha, doble inmunomarcación con CD10 y CD3, demostrando que los linfocitos T coexpresan CD10.

El anticuerpo para Bcl-6 fue positivo en los núcleos de las células de los centros germinales residuales y entre el 15 y 20% de los núcleos de las células neoplásicas (Fig.5), lo cual se verificó en la doble inmunomarcación con CD3/Bcl-6. Fig.5: Linfoma T angioinmunoblástico.

  1. Inmunomarcación con Bcl-6.
  2. Las células dendríticas foliculares se hicieron evidentes por medio de los anticuerpos contra CD21, CD23 y CD35.
  3. Estas células estaban localizadas en los centros germinales atróficos residuales así como en grupos de CDF rodeando vénulas de endotelio alto y en zonas de la región paracortical (fig.6).

La desmina fue positiva en las células reticulares fibroblásticas hiperplásicas (fig.7), dispuestas predominantemente alrededor de las vénulas de endotelio alto. Fig.6: Linfoma T angioinmuoblástico. Inmunomarcación con CD21 que demuestra la proliferación de células dendríticas foliculares. Se realizó inmunomarcación con queratina AE1/3, queratina 8, 18, 19 y queratina «Oscar» (Pheno Path /Allen Gown), para búsqueda de células intersticiales reticulares citoqueratina positivas (CIRC) y en tres casos (casos 2, 3 y 5) hubo hiperplasia de estas células distribuidas principalmente en la zona de la paracorteza (fig.8).

La inmunomarcación de estas células reticulares fue muchos más intenso son el anticuerpo Oscar. Fig.8: Inmunomarcación con citoqueratinas. Izquierda AE1-3 y derecha «Oscar» (Phenopath Allen Gown). Nótese la proliferación de células intersticiales citoqueratina positivas. Este hallazgo fue focal en tres de los casos.

La inmunomarcación con Oscar fue más intensa. DISCUSIÓN El Linfoma T Angioinmunoblástico representa aproximadamente el 1,2% de todos los Linfomas no Hodgkin y entre el 15-20% de los T periféricos. Se presenta en personas de edad media o avanzada, siendo la mayoría de los pacientes mayores de 60 años.

En nuestro estudio 83,33% de los pacientes fueron menores de 50 años. Al igual que lo informado en la literatura, nuestros siete casos presentaron linfadenopatía generalizada, y alteración al estado general caracterizada por fiebre, sudoración nocturna, pérdida de peso y rash cutáneo (2,11,12). Al momento del diagnóstico aproximadamente en 70% de los casos de LTA, hay infiltración hepática, esplénica y hasta en 50% también afectación cutánea (3).

La médula ósea puede estar afectada hasta en 80% de los casos; en 40% hay enfermedad pleuro-pulmonar y raramente hay afección al aparato gastrointestinal (2,3,12). La mayoría de los pacientes se presentan en estadio III o IV, y el pronóstico es pobre, con una sobrevida media de menos de 3 años (2).

Debido a la disfunción de células T secundaria al linfoma, los pacientes pueden estar inmunodeprimidos, por lo que quienes no responden al tratamiento o recaen, sucumben al linfoma o con frecuencia a sepsis. Los factores clínicos con impacto pronóstico no se conocen con precisión pues varían entre los pocos estudios disponibles, pero parecen ser en paciente con edad mayor de 60 años, cuadro clínico complejo y linfopenia (2).

La Organización Mundial de la Salud, clasifica al LTA dentro de las neoplasias de células T maduras y representa uno de los tres linfomas T de presentación primariamente ganglionar (junto con el Linfoma T periférico y el linfoma anaplásico de células grandes).

En el diagnóstico morfológico del LTA se encuentra alteración de la arquitectura ganglionar con infiltración linfoide polimorfa y prominencia de vénulas de endotelio alto. Puede haber células de citoplasma claro agrupadas alrededor de los vasos pero no son un hallazgo constante (2,11,12). Los folículos linfoides pueden estar ausentes, pueden ser pequeños en regresión (burnt-out) y raramente puede haber folículos hiperplásicos (6,8).

El diagnóstico diferencial con este cuadro histológico es variado y puede incluir procesos reactivos atípicos, Linfoma de Hodgkin, linfomas B y otros linfomas T periféricos (2,9). Por lo anterior se han estudiado patrones de reacción inmunohistoquímica que puede ayudar al diagnóstico preciso de LTA.

  • Por inmunohistoquímica se encuentra disminución de la población de linfocitos B, y predominio de linfocitos T con expresión variable de los marcadores T, con pérdida de algunos de estos antígenos principalmente CD5, CD43 y CD7.
  • La mayoría de estos linfocitos neoplásicos son CD4+.
  • Este patrón inmunohistoquímico es común a otros linfomas T por lo que no hace precisa la distinción entre el LTA de otros linfomas T.

Recientemente algunos investigadores han encontrado la expresión de los marcadores B, CD10 y Bcl-6 en las células T neoplásicas (2,3,7). Además se ha informado que la expansión de la red de células dendríticas foliculares y células fibroblástica desmina positivas es característica del LTA y pueden ser de gran valor en el diagnóstico diferencial (2,5).

Attygalle y col demostraron que las células T con coexpresión de CD10+, pueden encontrarse hasta en 90% de los LTA, y se encuentran concentradas predominantemente en la periferia de los centros germinales (residuales) y que representan solo entre el 5 y el 30% de los linfocitos CD3+ (5,13). Existen varias evidencias de que las células CD10 positivas son las células neoplásicas en el LTA (5).

Primero las células T neoplásicas pueden expresar inmunofenotipos aberrantes, aunque en general este se manifiesta como pérdida de antígenos como el CD5. Segundo las células con citoplasma claro que se observan en la mayoría de los casos de LTA, han sido constantemente CD10 positivas, como lo fueron en nuestros casos.

Y la evidencia más contundente es que estas células CD10 positivas, han demostrado reordenamiento clonal del gen TCR (5). En el estudio que aquí presentamos, hubo positividad en todos los casos para marcadores T (CD3, CD5, CD43 y CD45RO), en las células neoplásicas, con ligera disminución de CD3 en un caso y CD43 en otro, probablemente como manifestación de la pérdida de antígenos T.

El CD10 se expresó en todos los casos, entre el 20 y el 40% de los linfocitos T neoplásicos, lo cual fue demostrado con CD3 y CD20 en marcaciones separadas así como por medio de doble inmunomarcaje con CD3/CD10 y CD20/CD10, donde los linfocitos neoplásicos fueron positivos simultáneamente al CD3 y al CD10 (fig.4).

Además los linfocitos CD10+ de áreas T mostraron negatividad al CD20. Solo focalmente los linfocitos B residuales fueron positivos a este anticuerpo. La molécula CD10 (CALLA) es una proteína transmembrana con actividad de endopeptidasa neutra que se expresa en las células B centro foliculares (3,13). Sin embargo el CD10 puede estar presente en diversas líneas celulares hematopoyéticas, epiteliales y mesenquimatosas (13).

Puede también expresarse en linfocitos T y B en estadios tempranos de maduración (linfoblastos), en células B del centro germinal, en un subtipo de timocitos inmaduros, en granulocitos y en células B neoplásicas en el Linfoma Folicular, Linfoma linfoblástico, linfoma de Burkitt y en algunos linfomas B difusos de células grandes.

  • Generalmente el CD10 esta ausente en células T maduras así como en otros linfomas T periféricos.
  • Cutrona informó la presencia de células T apoptóticas CD10+ en ganglios linfáticos con linfadenitis asociada a VIH (3,5), Estos investigadores ha propuesto que el CD10 regule la apoptosis interfiriendo con señales extracelulares (14).

Se ha postulado que la expresión aberrante del CD10 en los linfocitos T en el LTA, pueda ser una indicador de alguna alteración en la muerte celular por apoptosis (14,15). También, encontramos en todos nuestros casos aproximadamente 20% de linfocitos T neoplasicos con positividad nuclear para Bcl-6.

  • Este anticuerpo es producto del gene Bcl-6, que es una fosfoproteína nuclear, que se expresa independientemente de los reordenamientos del gene Bcl-6 (8).
  • La marcación inmunohistoquímica en tejido linfoide reactivo esta restringida a los núcleos de las células B del centro germinal incluyendo centroblastos, centrocitos y entre el 10 y el 15% de las células T CD4+/CD3+ dentro de los centros germinales normales (2,6).

El Bcl-6 en casos de LTA puede ser identificado en las células centrofoliculares de los centros germinales residuales y en algunas de las células T interfoliculares. Por medio de doble inmunmarcación se ha demostrado que estas células Bcl-6+, expresan CD3 y son negativas a CD20.

  1. Esta expresión aberrante se ha interpretado como una subpoblación de células neoplásicas que están presente en menor porcentaje que las CD10+/CD3+.
  2. Se ha sugerido que la presencia de células T / Bcl-6+ en el LTA, son la contraparte neoplásica de las células CD4+, CD10+ Bcl-6+, que normalmente pueden encontrarse en el folículo, y que han migrado hacia el compartimiento interfolicular (14) Células Bcl-6+ /CD10- han sido encontradas en algunos casos de Linfomas T periféricos sin otra especificación (NOS), y en la linfadenitis asociada a VIH (2,7,8).

La proliferación extrafolicular de las células dendríticas foliculares y reticulares fibroblásticas desmina positivas, en el LTA es posiblemente un dato clave diagnóstico importante (7) Estas células dendríticas foliculares se hace evidentes por medio de inmunomarcación con CD21, CD35 y CD23 y se encuentran distribuidas irregularmente en el tejido afectado, particularmente asociadas a vénulas de endotelio alto.

Este hallazgo puede ser de ayuda en el diagnóstico diferencial con procesos reactivos, linfoma de Hodgkin, linfoma B rico en células T e histiocitos y otros linfomas T, pues todos estos no están asociados a proliferación de células CD21+ /CD35+ (14). La proliferación de CDF puede ser muy sutil en estadios tempranos del LTA (6).

En todos nuestros casos encontramos extensa expansión de la red de CDF que fue demostrado con los anticuerpos anti CD21, anti CD23 y anti CD35. Este desordenamiento de las CDF ha sido también observado en diversas lesiones linfoproliferativas con manifestaciones clínicas similares a los enfermedades autoinmunes como en la linfadenopatia asociada a enfermedad autoinmune o la Enfermedad de Castleman multicéntrico (9,10).

  • Cuatro de nuestros casos presentaron numerosas células CD 20 positivas con características de inmunoblastos, con positividad al anticuerpo para la proteína latente de membrana (LMP-1) del virus de Epstein Barr (VEB).
  • Esto ha sido informado en más del 97% de los casos de LTA (16).
  • Se han realizado estudios sobre la relación del VEB y el LTA, mostrando que el VEB se encuentra principalmente en linfocitos B y que en los casos en que hay una población monoclonal u oligoclonal de linfocitos B en el fondo de un LTA, estas células B no necesariamente son VEB+ (16).

Además los pacientes con LTA raramente desarrollan linfomas difusos de células B lo que pone en consideración el papel real que juega el VEB (17). En mucha menor frecuencia, se ha detectado positivdad para VEB en las células T (2). Otras células del sistema dendríticos que pueden estar aumentadas en número son las células reticulares desmina positivas (2).

Todos nuestros 7 casos presentaron número variable de células dendríticas fibroblásticas desmina positivas, dispersas en forma irregular en el tejido neoplásico. Este hallazgo puede ser dato importante para el diagnóstico diferencial, pues, como afirma Jones y col, esta hiperplasia de las células reticulares desmina+, es constante e intensa en el LTA (10).

La hiperplasia de células reticulares desmina+, ha sido descrita en afecciones inflamatorias del ganglio linfático, en carcinomas metastáticos, en linfomas como el difuso de células grandes B, el B rico en T y en linfoma de Hodgkin predominio linfocitico (10).

Por último, es interesante que tres de nuestros casos presentaron expansión de las células intersticiales citoquetarina positivas (CIRC) utilizando los anticuerpos AE1-2 y Oscar (Panqueratina del laboratorio Pheno Path Laboratories/cortesía de Allen Gown) (19), Esta nueva anti-quertaina llamada «Oscar» identifica a las queratinas 7, 8, 18, 19, y experimentalmente ha demostrado ser de mayor intensidad que la queratina AE1-3, particularmente en el inmunomarcaje de células con expresión baja de queratinas, como en las CIRC (19).

Este grupo de células intersticiales (CIRC) del ganglio parece ser una subpoblación de CRF que expresan queratina y han sido encontradas predominantemente en procesos reactivos, especialmente en los asociados con activación de linfocitos T (18). No se ha informado que la presencia de CIRC sea constante en linfomas o que su proliferación participe en la fisiopatología del LTA (18).

  1. En conclusión, presentamos el estudio de siete casos de LTA caracterizados por la expresión aberrante de CD10 y Bcl-6 en las células T neoplásicas, lo que le confiere a este linfoma un inmunofenotipo particular único (2).
  2. A lo anterior hay que agregar la expansión característica de células dendríticas foliculares CD21+/CD35+ y de células fibroblásticas desmina+, que pueden ser utilizadas como herramienta diagnóstica para esta variante de Linfoma T periférico, que en muchas ocasiones puede causar dificultad diagnóstica.

BIBLIOGRAFÍA

Frizzera G, Moral EM, Rappaport H. Angioimmunoblastic lymphadenopathy with dysproteinaemia. Lancet 1974; 303: 1070-3. Ferry JA. Angioimmunoblastic T-cell Lymphoma. Adv Anat Path 2002; 9: 273-9. Attygalle AD, Diss TC, Munson Ph, Isaacson P, Du MQ, Dogan A. CD10 Expression in Extranodal Dissemination of Angioimmunoblastic T-cell Lymphoma. Am J Surg Pathol 2004; 28: 54-61. Murakami T, Ohtsuki M, Nakagawa H. Angioimmunoblastic lymphadenopathy-type peripheral T-cell lymphoma with cutaneous infiltration: report of a case and its expresion profile. Br J Dermatol 2001; 144: 878-84. Attygalle A, Al Jehani R, Diss TC, et al. Neoplastic T cells in angioimmunoblastic T-cell lymphoma express CD10. Blood.2002; 99: 627-33. Ree HJ, Kadin ME, Kikuchi M, et al. Angioimmunoblastic lymphoma (AILD-Type Lymphoma With Hyperplastic Germinal Centers. Am J Surg Pathol 1998; 22: 643-55. Yuan CM, Vergilio JA, Harris NL, Bagg A. Angioimmunoblastic T-Cell Lymphoma: A Neoplasm of Intrafollicular CD10+, BCL-6+, CD4+ Memory T- Cells? Mod Pathol 2002; 15: 271A. Ree HJ, Kadin ME, Ko YH, Chamey D, Go JH. BCL-6+/CD3+ Interfollicular T Cells Are Increased in AILD-type T cell Lymphoma with Follicular Hyperplasia. Lab Invest 1997; 76: 132. Kojima M, Nakamura Sh, Itoh H, Moroory T, Sugihara Sh, Shinkai h, et al. Angioimmunoblastic T-cell lymphoma with hyperplastic germinal centers: a clinicopathological an immunohistochemical study of 10 cases. APMIS 2001; 109: 699-706. Jones D, Jofrgensen JL. Shahsafaei A, Dorfman DM. Characteristic Proliferations of Reticular an Dendritic Cells in Angioimmunoblastic Lymphoma. Am J Surg Pathol 1998; 22: 956-64. Arber AD. Angioimmunoblastic Lymphadenpathy With Disproteinemia and Angioimmunoblastic T-Cell Lymphoma. Pathology Case Reviews 2002; 7: 105-9. Gil-Suk Y, sung-Eun Ch, Huyng-Hoon K, Jee-Ho Ch, Kyoung-Jeh S, Kee-Chan M. Cutaneous relapse of angioimmunoblastic lymphadenopathy type peripheral T-cell lymphoma mimicking an exanthematous drug eruption. Int J Dermatol 2003; 42: 816-8. Cook RJ, Craig E F, Swerdlow HS. Benign CD-10-Positive T Cells in Reactive Lymphoid Proliferations and B-Cell lymphomas. Mod Pathol 2003; 16: 879-85. Cutrona G, Leanza N, Ulivi M, et al. Expression of CD10 by Human T Cells That Undergo Apoptosis Both In Vitro and In Vivo. Blood 1999; 94: 3067-76. Yamaguchi S, Kitagawa m, Inoue M, Tomizawa N, Kamiyama T, Hirokawa k. Cell dynamics and expression of tumor necrosis factor (TNF)-alfa, interleukin-6 and TNF receptors in angioimmunoblastic lymphadenpathy-type T-cell lymphoma. Exp Mol Pathol 2000; 68: 85-94 Settl A, Seung-Sok L, Rüdiger T, et. al. Epstein-Barr Virus-Associated B-Cell lymphoproliferative Disorders in Angioimmunoblastic T-Cell Lymphoma and Peripheral T-Cell Lymphoma, Unspecified. Am J Clin Pathol 2002; 117: 368-79. Matsue K, Itoh M, Kokubo K, Hirose Y. Development of Epstein Barr virus associated B-cell lymphoma after intensive treatment of patients with angioimmunoblastic lymphadenopathy with dysproteinemia. Int J Hematol 1998; 67: 319-29. Sada Mier y Teran AM, Domínguez-Rosado I, Ortiz-Hidalgo C. Células Intersticiales Reticulares Citoqueratina Positivas. Estudio inmunohistoquímico en ganglios linfáticos normales, reactivos y neoplásicos y amígdalas y adenoides normales. Patología (Revista latinoamericana) 2004; 42: 97-104. Gown AM, Yaziji H, Barry TS, Hwang HC. OSCAR, a novel broad anti-cytokeratin monoclonal antibody optimized for diagnostic immunohistochemistry. Mod Pathol 2003; 16: 322A.

: Utilidad diagnóstica del CD10, BCL-6 y desmina en el linfoma T angioinmunoblástico. Estudio inmunohistoquímico de 7 casos

¿Qué son los linfocitos CD19?

Salen a la luz las células ocultas detrás de la recaída de la leucemia linfoblástica aguda de células B Martes, 19 de abril de 2022 Las Dras., y (IRSJD) participan en un estudio dirigido por el Dr. Pablo Menéndez, investigador del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, que ha identificado una población previamente inadvertida de células preleucémicas que podría ser responsable de algunas recaídas a la leucemia linfoblástica aguda de células B (B-ALL).

  1. CD19 es una proteína característica que se encuentra en la superficie de los linfocitos B, las células inmunitarias productoras de anticuerpos, desde los progenitores más tempranos hasta los más maduros.
  2. Su presencia se mantiene incluso tras la transformación maligna en B-ALL y, por lo tanto, se considera un buen biomarcador para la identificación de leucemias de células B y una diana terapéutica muy utilizada en estrategias de inmunoterapia.

De hecho, el tratamiento de B-ALL con inmunoterapias dirigidas a CD19, como anticuerpos monoclonales biespecíficos, como los BiTE, o construcciones CAR-T, ha tenido un gran éxito para lograr remisiones completas en los últimos años. Sin embargo, es común encontrar recaídas en esos pacientes, lo que significa que todavía hay células que resisten la terapia, capaces de reiniciar la enfermedad.

En el trabajo, publicado en la revista especializada en hematología, el equipo investigador ha encontrado que una población de células que carecen de CD19 (CD19-/CD22+) ya está presente tanto en condiciones fisiológicas como en pacientes con B-ALL, En estos pacientes, algunas de las células CD19- tienen el mismo patrón de mutaciones que la leucemia anterior y son parte de la carga leucémica, pero, al no mostrar CD19, no serán el objetivo de las inmunoterapias anti-CD19.

Su presencia, pues, podría ser responsable de algunas de las recaídas. Los resultados de la investigación tienen un alto valor clínico, ya que un análisis no demasiado complejo mediante citometría o técnicas moleculares podría determinar la presencia de la subpoblación CD19-/CD22+ en pacientes con B-ALL desde el principio, anticipando el riesgo de recaída después de un tratamiento exitoso contra CD19.

Además, el equipo investigador propone que las terapias duales contra las células que expresan CD19 y CD22 podrían ser una estrategia para reducir las recaídas y mantener a los pacientes en remisión por más tiempo, Estas terapias duales ya se están desarrollando y es posible que pronto muestren su potencial en ensayos clínicos con pacientes reales.

La investigación ha sido realizada en el marco de la Red Nacional de Terapias Avanzadas (TERAV-RICORS) financiada por el ISCII y desarrollada por un equipo multicéntrico del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, Universidad de Salamanca, Hospital Clínic de Barcelona, Universidad de Oxford, ICO-Hospital Germans Trias i Pujol, Hospital Sant Joan de Déu y Oxford Biomedical Research Centre.

¿Qué es CD20 positivo?

Linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular – Alrededor del 5 % de las personas con linfoma de Hodgkin tiene linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular. A menudo se desarrolla en los ganglios linfáticos del cuello, la ingle o las axilas.

  1. Es más frecuente en personas más jóvenes.
  2. El linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular es más parecido al linfoma no Hodgkin de células B,
  3. Las personas con esta clase de linfoma de Hodgkin tienen células grandes en el área afectada denominadas “células en palomita de maíz” o “células de predominio linfocítico” (PL) que tienen un marcador llamado CD20 en su superficie.

El CD20 es una proteína que usualmente se halla en las personas a las que se les diagnosticó linfoma no Hodgkin de células B. El linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular a menudo recibe un tratamiento diferente que el del LHC. Algunas personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular no necesitan tratamiento inmediato, mientras que otras se pueden beneficiar con un plan de tratamiento que incluya radioterapia, quimioterapia o un anticuerpo monoclonal llamado rituximab (Rituxan).

  1. Esto se explica más detalladamente en Tipos de tratamiento,
  2. Las personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular tienden a tener un muy buen pronóstico.
  3. Esto significa que, de ser necesario, el tratamiento tiene muy buenas probabilidades de tener éxito y ayuda a que el paciente se recupere.

Sin embargo, una cantidad reducida de personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular pueden desarrollar un tipo de linfoma no Hodgkin más agresivo denominado linfoma difuso de células B grandes a través de un proceso denominado transformación.

¿Qué significa CD 56 positivo?

Uso previsto Para uso diagnóstico in vitro
Resumen y explicación CD56 o molécula de adhesión de células neuronales (NCAM) es una glucoproteína de unión homofílica expresada en la superficie de las neuronas, la glía y el músculo esquelético. El CD56 se ha implicado en la adhesión célula-célula, crecimiento de neuritas, plasticidad sináptica y aprendizaje y memoria. Las células normales que se tiñen positivamente para CD56 incluyen células NK, células T activadas, cerebro y cerebelo y tejidos neuroendocrinos. Los tumores que son positivos para CD56 son mieloma, leucemia mieloide, tumores neuroendocrinos, tumor de Wilm, neuroblastoma adulto, linfomas de células NK / T, carcinoma de células acinares pancreáticas, feocromocitoma y carcinoma de pulmón de células pequeñas. También se expresa en algunos tumores derivados del mesodermo (rabdomiosarcoma). El sarcoma de Ewing / PNET es negativo para CD56.
Tipo de anticuerpo Monoclonal de ratón Clona 123C3.D5
Isotipo IgG1 / K Reactividad Parafina y congelado
Localización Membranoso Control Páncreas, amígdalas, neuroblastoma, cerebro, tiroides, próstata, colon, pulmón SCC
Presentación CD56 es un anticuerpo monoclonal de ratón derivado de un sobrenadante de cultivo celular que se concentra, se dializa, se esteriliza por filtración y se diluye en tampón pH 7.5, que contiene BSA y azida de sodio como conservante.
Disponibilidad
No. Catálogo Tipo de anticuerpo Dilución Volumen / QTY
BSB 5267 Prediluido Listo para usar 3,0 ml
BSB 5268 Prediluido Listo para usar 7,0 ml
BSB 5269 Prediluido Listo para usar 15,0 ml
BSB 5270 Concentrado 1: 250-1: 1000 0.1 ml
BSB 5271 Concentrado 1: 250-1: 1000 0,5 ml
BSB 5272 Concentrado 1: 250-1: 1000 1,0 ml
BSB 5273 Laminillas de control 5

/td> Nota: Para anticuerpos concentrados, centrifugue antes de usar para garantizar la recuperación de todo el producto.

¿Qué significa CD 3?

¿Qué es CD3? – CD3 es una proteína que normalmente es producida por dos tipos de células inmunitarias especializadas: las células T y células NK. La mayoría linfomas que parten de las células T y NK, incluido el linfoma de células T periféricas, el linfoma anaplásico de células grandes y el linfoma de células NK/T, también producen CD3.

¿Qué es el CD68 positivo?

Resumen La enfermedad de Erdheim-Chester (ECD) es una forma extraña de histiocitosis de células no Langerhans, que afecta principalmente a los adultos entre la 5ª y 7ª década de la vida. El diagnóstico se establece por las manifestaciones clínicas, radiológicas, histopatológicas y de inmunohistoquímica, siendo estas últimas de comportamiento variable.

Es una enfermedad rara de la cual solo se han reportado alrededor de 600 casos cuya clínica principal se caracteriza por un compromiso óseo y síntomas generales. Tiene gravedad y pronóstico variables en función del compromiso orgánico. Se presenta un caso clínico de un paciente del sexo masculino de 45 años a quien se realiza el diagnóstico histopatológico e inmunohistoquímico incidental de enfermedad de Erdheim-Chester tras presentar rotura esplénica espontánea sin alguna otra afección documentada, se trata de una presentación inusual de esta rara enfermedad.

Se realiza una revisión actualizada del tema y de los criterios diagnósticos de la ECD. Palabras clave: Histiocitosis; histiocitosis de células no Langerhans; enfermedad de Erdheim-Chester Abstract Erdheim-Chester disease (ECD) is a rare presentation of non-Langerhans cell histiocytosis, which affects adults that are between 50 and 70 years old.

  1. The diagnosis is confirmed by clinical, radiological and histopathological manifestations and immunohistochemistry markers (CD68 (+), CD1a (-) and S100 with variable behavior).
  2. It is a rare disease of which only about 600 cases have been reported, whose main clinic is characterized by bone involvement and general symptoms.

It has variable severity and prognosis depending on the organic commitment. We present a clinical case of a 45-year-old male patient who underwent histopathological and incidental immunohistochemical diagnosis of Erdheim-Chester disease after presenting spontaneous splenic rupture without any other documented condition, this is an unusual presentation of this rare disease. INTRODUCCIÓN Se denomina histiocito a los macrófagos y células dendríticas residentes de los tejidos. Los macrófagos son células principalmente involucradas en la depuración (ya sea de células apoptóticas, desechos o patógenos). Las células dendríticas son células presentadoras de antígenos, un tipo especial de estas son las células de Langerhans que en condiciones normales son residentes de la epidermis 1, 2, 3, 4,

  • Se conoce como histiocitosis a un grupo de enfermedades caracterizadas por desórdenes proliferativos de células del sistema fagocítico mononuclear (monocitos, macrófagos y células dendríticas) en diferentes órganos y sistemas.
  • Son enfermedades con predominio infantil, poco frecuentes y de origen desconocido, con gravedad variada y características biológicas diversas.

Existen más de 100 subtipos de esta enfermedad 1, 2, 3, 4, CLASIFICACIÓN DE LAS HISTIOCITOSIS Su complejidad, así como su variabilidad en la presentación clínica, gravedad, evolución y pronóstico han hecho de la clasificación de la histiocitosis un reto.

  • Clase I: Histiocitosis de células de Langerhans.
  • Clase II: Histiocitosis de células fagocíticas mononucleares no relacionadas a células de Langerhans.
  • Clase III: Trastornos histiocíticos malignos.

Posterior a esta se difundió una clasificación que tomaba en cuenta, además de las características morfológicas, el comportamiento biológico de los trastornos. Dicha clasificación fue desarrollada en 1997 por especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del Committee on Histiocytic/Reticulum Cell Proliferations y Reclassification Working Group of the Histiocyte Society y separaba estos trastornos en:

  1. Relacionados con células dendríticas (histiocitosis de células de Langerhans, xantogranuloma juvenil, entre otros).
  2. Relacionados con macrófagos (síndromes hemofagocíticos, enfermedad de Rosai-Dorfman, entre otros).
  3. Trastornos malignos 6, 7

Más adelante la OMS realizó una serie de actualizaciones, la última en 2008, con una revisión en 2016 en la cual se agrega la enfermedad de Erdheim-Chester (antes ausente) y recalca que debe distinguirse de otros tipos de xantogranuloma juvenil 8, 9,

  1. En 2016, Emile et al.
  2. Proponen una clasificación basada en histología, fenotipo, alteraciones moleculares y características clínicas y radiológicas, la más completa clasificación hasta la fecha.
  3. Este sistema de clasificación consta de 5 grupos de enfermedades: 1) relacionados con células de Langerhans, 2) cutáneos y mucocutáneos, 3) histiocitosis malignas, 4) enfermedad de Rosai-Dorfman, y por último 5) linfohistiocitosishemofagocítica y síndrome de activación de macrófagos 4 ( tabla 1 ).

Tabla 1 Clasificación de la histiocitosis y neoplasias de los linajes macrófagos-dendríticos

Grupo “L” (Langerhans)
  • LCH
  • ICH
  • ECD
  • Combinación de LCH/ECD
Grupo “C” Cutáneo no LCH

  • XG familiar: JXG, AXG, SRH, BCH, GEH, PNH
  • No-XG familiar: RDD cutánea, NXG, otras NOS

Cutáneo no LCH con mayor componente sistémico

Grupo “R” Enfermedad Rosai-Dorfman familiar (RDD)

  • RDD eporádica
  • RDD clásica
  • RDD extranodal
  • RDD con neoplasia o enfermedad inmune>
  • Sin clasificación
Grupo “M”
  • Histiocitosis maligna primaria
  • Hitiocitosis maligna secundaria (asociada con otra neoplasia hematológica)
Grupo “H”
  • Linfocitosis hemofagoítica primaria (HLH): Condiciones hereditarias monogénicas que conducen a HLH
  • HLH secundaria (non-MendelianHLH)
  • HLH de origen desconocido

AXG: xantogranuloma del adulto; BCH: histiocitosiscéfalicabenigna; ECD: Erdheim-Chester disease; GEH: histiocitosiseruptivageneralizada; HLH: linfocitosishemofagoíticaprimaria; ICH: indeterminate cell histiocytosis; JXG: xantogranulomajuvenil; LCH: Langerhans cell histiocytosis; NXG: xantogrnuomanecrobiótico; PNH: histiocitosis nodular progresiva; RDD: enfermedad Rosai-Dorfman; SRH: reticulohistiocitomasolitario; XG: xantogranuloma.

Modificado de: Emile JF, Abla O, Fraitag S, Horne A, Haroche J, Donadieu J, et al. Revised classification of histiocytoses and neoplasms of the macrophage-dendritic cell lineages. Blood.2016;Jun 2;127(22):2672-81. La mayoría de las enfermedades del grupo L (grupo “Langerhans”) tienen mutaciones clonales que activan vías de señalización similares y son considerados por algunos como neoplasias mieloides inflamatorias 4,

En la tabla 2 se muestran las enfermedades y subtipos específicos de este grupo. Tabla 2 Histiocitosis del grupo L (subtipos)

Enfermedad Subtipo
LCH LCH SS LCH lung+ LCH MS-RO+ LCH MS-RO- Asociado con otro trastorno meloproliferativo/mielodisplásico
ICH: ECD ECD classic ECD sin compromiso óseo Asociado con otro trastorno meloproliferativo/mielodisplásico JXG extracutanea o diseminada con mutación MAPKactivating o translocaciones ALK
Mezcla de LCH/ECD

Modificado de: Emile JF, Abla O, Fraitag S, Horne A, Haroche J, Donadieu J, et al. Revised classification of histiocytoses and neoplasms of the macrophage-dendritic cell lineages.Blood.2016;Jun 2;127(22):2672-81. ECD: Erdheim-Chester disease; ICH: indeterminate cell histiocytosis; LCH: Langerhans cell histiocytosis; MS: multiple system; RO: risk organ; SS: single system.

El objetivo de este trabajo es presentar el caso clínico de un paciente con enfermedad de Erdheim-Chester y hacer una revisión de esta rara enfermedad. CASO CLÍNICO Se presenta el caso de un varón de 45 años de edad, residente de la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Dedicado al servicio paramédico. Sin antecedentes personales patológicos de trascendencia para el caso.

Inició el padecimiento con aparición súbita de dolor agudo, punzante a nivel escrotal acompañado de cambios en la coloración del mismo. El paciente se trasladó al servicio de urgencias donde se observaron datos de síndrome agudo escrotal, por lo cual ingresó a cirugía de urgencia con sospecha diagnóstica de hernia inguinal estrangulada.

  • Una vez que hubo iniciado el procedimiento quirúrgico, al incidir el escroto, se observó una salida de sangre de origen desconocido, sin datos de contenido herniario por lo cual se decidió revertir el procedimiento y practicar una laparotomía exploradora.
  • Durante el procedimiento se encontró el hallazgo de hemoperitoneo, proveniente de hemorragia a nivel esplácnico por ruptura espontánea a nivel del polo inferior (el paciente no contaba con antecedentes traumáticos), por lo que se realizó esplenectomía.

Al estudio macroscópico del espécimen el peso del bazo fue de 1,200 gramos, con medidas de 25 x 20 x 12 cm, con consistencia suave. Al corte, la superficie era de color rojo claro, con áreas de hemorragia intraparietal que ocupaban 20% del total de la superficie del corte.

Macroscópicamente se detalló la disminución de la pulpa blanca y que la consistencia del bazo era en general muy suave. Para la descripción microscópica se estudiaron cortes a diferentes niveles del bazo. Con ello se evidenció una moderada congestión vascular, se advirtió que los corpúsculos de Malpighi se encontraban depletados intensamente, se identificaron células poliédricas que medían en promedio de 50-80 micras, de citoplasma claro con núcleo pequeño, excéntrico, de tipo histiocítico; se identificaron eosinófilos aislados en los sinusoides esplénicos.

En las células de la serie blanca, en forma muy aislada se identificaron células atípicas de la serie linfoide, predominando este cambio a nivel de los corpúsculos, que adicionalmente mostraron otro cambio, arteriolas de paredes gruesas con disminución de la luz ( figura 1 y figura 2 ). Fotos: Autor del artículo Figura 1 Muestra de tejido de bazo con tinción de hematoxilina y eosina. Fotos: Autor del artículo Figura 2 Muestra de tejido de bazo con tinción de hematoxilina y eosina Al espécimen se le practicó un panel de inmunohistoquímica, que mostró un inmunofenotipo con cambios a favor de la enfermedad de Erdheim-Chester, siendo CD68 positivo ( figura 3 ), CD1a negativo ( figura 4 ) y S100 ocasionalmente positivo ( figura 5 ). Fotos: Autor del artículo Figura 3 Muestra de tejido de bazo con tinción de inmunohistoquímica positivo para CD68 Fotos: Autordel artículo Figura 4 Muestra de tejido de bazo con tinción de inmunohistoquímica negativa para CD1a Fotos: Autor del artículo Figura 5 Muestra de tejido de bazo con tinción de inmunohistoquímica ocasionalmente positiva para S100 Se estableció que el diagnóstico histopatológico era compatible con la enfermedad de Erdheim-Chester, sin embargo, las manifestaciones clínicas de la enfermedad no eran evidentes. DISCUSIÓN La Enfermedad de Erdheim-Chester (ECD), anteriormente llamada granulomatosis lipídica, fue descrita por primera vez por Jakob Erdheim y William Chester en 1930. Es una enfermedad anteriormente clasificada como una histiocitosis de fagocitos mononucleares distintos a las células de Langerhans; en la clasificación actual se encuentra dentro del grupo “L”. Es una enfermedad rara, de la que solo se han reportado cerca de 600 casos 4, 10, 11, La gran parte de los pacientes con ECD son diagnosticados entre los 40 y 70 años (con un promedio de 53 años) y parece tener predilección por los varones hasta en un 73% 10, 11, 12, La etiología de la ECD sigue siendo incierta actualmente, lo que hace que se le considere como un trastorno inflamatorio no neoplásico. El daño es causado por la infiltración de histiocitos espumosos (con carga lipídica) al hueso o al órgano de choque, generando una respuesta fibroblástica que conlleva a la falla de dicho órgano 10, 11, 13, Las manifestaciones de la enfermedad varían en cada paciente, pudiendo ser de manera local en un solo órgano o sistema, o bien, de manera multisistémica afectando más de un órgano o sistema en el organismo, o en escasas ocasiones presentándose de manera asintomática 10, 11, 13, Los síntomas iniciales de la enfermedad son inespecíficos y no aparecen en todos los pacientes. Los más comunes son fiebre, debilidad, pérdida de peso y sudoraciones nocturnas. La fatiga está asociada a anemia microcítica, que ocasionalmente se presenta en los pacientes con ECD 12, 13, 14, La presentación más común de la enfermedad consiste en dolor óseo, que al estudio radiográfico conlleva a cambios característicos en los huesos largos. Las manifestaciones óseas ocurren en cerca del 96% de los pacientes con ECD, sin embargo, solo 50% de los pacientes manifiesta ostealgia, que cuando se presenta reside en las rodillas y los tobillos. Los huesos que con mayor frecuencia se ven afectados son el fémur, la tibia, el peroné, y menos frecuentemente el cúbito, el radio y el húmero. El signo radiográfico principal es la esclerosis bilateral simétrica de las zonas diafisiarias y metafisiarias de los huesos largos, se considera patognomónico de la enfermedad. Esporádicamente se han descrito lesiones óseas líticas 10, 12, 15, 16, La progresión de la enfermedad al sistema nervioso puede manifestarse en un abanico de signos y síntomas, dependiendo de la localización, tamaño y comportamiento de la lesión. En orden de frecuencia las más encontradas son: diabetes insípida, exoftalmos, ataxia cerebelosa, panhipopituitarismo y papiledema 12, 15, Las manifestaciones cardiovasculares suelen ser comunes, pero regularmente asintomáticas y por lo común son detectadas incidentalmente. El hallazgo más asiduo es el revestimiento de la aorta torácica/abdominal y ramas de ésta con tejido blando, a lo que se le conoce como ” coated aorta o aorta cubierta” vistos en el TC en alrededor de dos tercios de los pacientes con ECD 12, Algunas otras expresiones incluyen la infiltración pericárdica que se observa como un engrosamiento del pericardio que sin tratamiento oportuno puede evolucionar a un taponamiento cardíaco. Se reporta la presencia de un pseudotumor con infiltración mural en la aurícula derecha en cerca de dos tercios de los pacientes 10, Es posible observar anomalías en los trazos electrocardiográficos 12, Las manifestaciones cardíacas se presentan en mayor medida en pacientes de edad avanzada (> 60 años) en comparación con pacientes jóvenes con la enfermedad 15, Los pacientes con compromiso pulmonar suelen ser asintomáticos 16, en caso de presentar síntomas, los habituales son tos seca y disnea. Las radiografías convencionales se observan de manera normal, sin embargo, en la TC se observa engrosamiento de la zona septal interlobular, opacidades micronodulares, engrosamiento de las fisuras interlobulares, consolidación parenquimatosa, lesiones microcísticas, quistes de pared delgada, derrame pleural o engrosamiento de la pleura. El diagnóstico puede corroborarse con un lavado bronquioalveolar que confirmará el diagnóstico si los hisitiocitos muestran las características inmunihistoquímicas diagnósticas. La función pulmonar puede verse afectada por un patrón restrictivo en el estudio de espirometría, pero sin alteración de los valores de los gases arteriales 10, Los pacientes con afectación renal suelen presentarse de manera asintomática, sin embargo, es común encontrarla en más de un tercio de los pacientes con ECD. Existe asociación entre la “aorta cubierta” y el compromiso de estructuras retroperitoneales 12, En caso de manifestaciones clínicas, las más comunes son disuria y dolor abdominal. La infiltración a la grasa perirrenal aparece como un borde renal irregular que da la apariencia de un “riñón peludo” (hairykidney), que es demostrable en una TC. Las porciones de los ureteros que comúnmente se afectan son la zona media y distal de estos 12, Se han documentado estenosis de las arterias renales con hipoperfusión renal que conduce a un estado de hipertensión renal 12, 13, 14, 15, 16, Las manifestaciones cutáneas suelen ser raras, presentándose en menos de un tercio de los pacientes. Las lesiones cutáneas más reportadas son los xantelasmas, placas amarillentas en los párpados, y raramente en cara, cuello, axila, tronco e ingle 10, La biopsia de la lesión puede mostrar macrófagos espumosos, células inflamatorias, fibrosis y células gigantes de Touton 16, El dolor y el prurito son los síntomas que presenta comúnmente el paciente en los sitios de lesión. También se documentan casos con lesiones de xantomas papulares color marrón rojizo 10, 16, Las manifestaciones del tracto gastrointestinal, testículos, bazo, hígado, tiroides, páncreas, músculo esquelético y mama son sumamente raras y pueden ser orientativas a otro diagnóstico 12, 16, El diagnóstico de la ECD se realiza mediante la confirmación histopatológica junto a las manifestaciones clínicas de la enfermedad, así como a los auxiliares radiológicos. Ante la presentación asintomática de esta patología, se acepta el patrón histológico característico como criterio suficiente para realizar el diagnóstico 14, Las características anatomopatológicas de la ECD son variables, habitualmente exponiendo una infiltración característica de histiocitos espumosos (con carga lipídica) con una fibrosis circundante. Pueden estar presentes células gigantes de Touton, que se caracterizan por presentar un anillo de núcleos que rodean un centro citoplasmático de predominio eosinofílico, y el citoplasma encontrado hacia la periferia es característicamente más claro y de aspecto espumoso debido a la acumulación de lípidos 14, 17, Actualmente la inmunohistoquímica juega un papel fundamental para el diagnóstico de la ECD y el resto de las histiocitosis. Los histiocitos presentes en la enfermedad de Erdheim-Chester son característicamente positivos para CD68 (cluster of diferentation 68), que es una proteína que en patología es usada como marcador de histiocitos y tumores histiocíticos, es específica para los lisosomas. Se desconoce su función exacta, pero se cree que puede tener un papel en actividades fagocíticas; dicha proteína permite la localización de subgrupos de macrófagos en diversos tejidos y órganos 18, Otra de las características inmunohistoquímicas definitorias de la ECD es la negatividad para CD1a que es una molécula presentadora de antígenos no clásica importante en la presentación de glucolípidos y lipopéptidos, la utilidad principal de esta, en este caso, es la diferenciación con la histiocitosis de células de Langerhans en la cual la positividad a CD1a es muy específica 19, El marcador S100 se observa ocasionalmente positivo, corresponde a una familia de proteínas de unión al Ca 2+ que actúa en la regulación del movimiento, crecimiento, diferenciación, transcripción y secreción celulares; dicho marcador se encuentra positivo en múltiples líneas de células incluyendo las células dendríticas, células de Langerhans y macrófagos 20, Algunos otros hallazgos inmunohistoquímicos menos característicos son positividad para CD163 (receptor scavenger hemoglobina/haptoglobina), Factor XIIIa (marcador de proliferaciones fibrohistiocíticas), y CD207 (lecitina de tipo C especifica de células de Langerhans) negativa 10, 11, 13, 14, 21 – 23, No existen hallazgos específicos en valores de laboratorio; sin embargo, se han reportado casos donde la VSG, la proteína C reactiva y la fosfatasa alcalina se muestran elevadas 12, Se ha reportado un patrón característico inflamatorio en los pacientes con ECD en comparación a controles, que consiste en valores elevados de interferón α (IFN-α), interleucina 12 (IL-12), proteína quimioatrayente de monocitos 1 (MCO-1) y la interleucina 6 (IL-6), además de valores bajos de interleucina 4 (IL-4) e interleucina 7 (IL-7) 10, 14, El pronóstico de la enfermedad está asociado a la gravedad del padecimiento, pudiendo resultar beneficioso para los raros casos asintomáticos o mínimamente sintomáticos en los cuales solo hay afectación de un órgano o sistema. Pese a esto, frecuentemente, es una enfermedad de mal pronóstico, con una sobrevida menor de 3 años a pesar de un tratamiento. La causa de muerte en la mayoría de los pacientes está asociada a fibrosis pulmonar o a insuficiencia renal por fibrosis retroperitoneal 10, 11, 13, CONCLUSIÓN El caso presentado cuenta con diagnóstico histopatológico compatible con la enfermedad de Erdheim-Chester. Es de resaltar que, ante la presentación asintomática o inusual de esta patología, se acepta el patrón histológico característico como criterio suficiente para realizar el diagnóstico. En la presente situación, se realizó el análisis del bazo obtenido por laparotomía exploradora en el cual se encontró morfología, así como panel de inmunohistoquímica compatible con la enfermedad, los cuales consisten en la infiltración de histiocitos espumosos positivos para CD68, negativo para CD1a y de positividad variable para S100. El paciente no mostraba características clínicas ni paraclínicas adicionales atribuibles a la enfermedad. La EDC es una rara enfermedad con gran variabilidad clínica, misma que queda evidenciada en el presente caso, por lo cual es necesario que se tenga un alto índice de sospecha de esta y de todas las histiocitosis en general y que no se dude en la premura de realizar biopsia ante cualquier sospecha dada la agresiva evolución de estos padecimientos. REFERENCIAS 1. Ferrando Barberá J, Cruz Martínez O. Histiocitosis. En: Moraga Llop FA, coordinador. Protocolos de Dermatología.2ª Ed. Madrid. Protocolos de la Asociación Española de Pediatría; 2007.p.165-72.2. Vaiselbuh SR, Bryceson YT, Allen CE, Whitlock JA, Abla O. Updates on histiocytic disorders. Pediatr. Blood Cancer.2014;61(7):1329-35.3. Eva S, Arteaga R, Pavón MV, González A. Las Histiocitosis. Rev Cubana Hemato lInmunol Hemoter.2001;17(3):151-63.4. Emile JF, Abla O, Fraitag S, Horne A, Haroche J, Donadieu J, et al. Revised classification of histiocytoses and neoplasms of the macrophage-dendritic cell lineages. Blood.2016;127(22):2672-81.5. Writing Group of the Histiocyte Society. Histiocytosis syndromes in children. Lancet.1987;1(8526):208-9.6. Favara BE, Feller AC, Pauli M, Jaffe ES, Weiss LM, Arico M, et al. Contemporary classification of histiocytic disorders. The WHO Committee On Histiocytic/Reticulum Cell Proliferations. Reclassification Working Group of the Histiocyte Society. Med Pediatr Oncol.1997 Sep;29(3):157-66.7. Harris NL, Jaffe ES, Diebold J, Flandrin G, Muller-Hermelink HK, Vardiman J, et al. World Health Organization classification of neoplastic diseases of the hematopoietic and lymphoid tissues: report of the Clinical Advisory Committee meeting-Airlie House, Virginia, November 1997. J Clin Oncol.1999;17(12):3835-49.8. Swerdlow SH, Campo E, Harris NL, Jaffe ES, Pileri SA, Stein H, et al. World Health Organization (WHO). Classification of tumors of the hematopoietic and lymphoid tissues. Vol 2.4a ed. Lyon, France: IARC; 2008.9. Swerdlow SH, Campo E, Pileri SA, Harris NL, Stein H, Siebert R, et al. The 2016 revision of the World Health Organization (WHO) classification of lymphoid neoplasms. Blood.2016;127(20):2375-90.10. Diamond EL, Dagna L, Hyman DM, Cavalli G, Janku F, Estrada-Veras, et al. Consensus guidelines for the diagnosis and clinical management of Erdheim-Chester disease. Blood.2014;124(4):483-92.11. Weitzman S, Jaffe R. Uncommon histiocytic disorders: The non-Langerhans cell histiocytoses. Pediatr. Blood Cancer.2005;45(3):256-64.12. Cives M, Simone V, Rizzo FM, Dicuonzo F, Lacalamita MC, Ingravallo G, et al. Erdheim-Chester disease: A systematic review. Crit Rev Oncol Hematol.2015;95(1):1-11.13. Gupta G, Athanikar SB, Pai VV, Naveen KN. Giant cells in dermatology. Indian J Dermatol.2014;59(5):481-4.14. Mazor RD, Manevich-Mazor M, Shoenfeld Y. Erdheim-Chester Disease: a comprehensive review of the literature. Orphanet J Rare Dis.2013;8(1):137.15. Estrada-Veras JI, O’Brien K J, Boyd LC, Dave RH, Durham BH, Xi L, The clinical spectrum of Erdheim-Chester disease: an observational cohort study. Blood Adv.2017;1(6):357-66.16. Landry DW, Basari H. Approach to the patient with renal disease. En: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine.25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016: chap 114.17. Wilejto M, Abla O. Langerhans cell histiocytosis and Erdheim-Chester disease. Curr Opin Rheumatol.2012;24(1):90-6.18. Pernick, N. CD68. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/cdmarkerscd68.html 19. Pernick, N. CD1a. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/cdmarkerscd1a.html 20. Pernick, N. S100. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/stainss100.html,21. Pernick, N. CD163. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/cdmarkerscd163.html 22. Pernick, N. Factor XIIIA. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/stainsfactorxiiia.html,23. Pernick, N. CD207. PathologyOutlines.com. Internet., Disponible en: http://www.pathologyoutlines.com/topic/cdmarkerscd2017.html Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons