Que Granulos Tienen Los Linfocitos?

Que Granulos Tienen Los Linfocitos
Atlas de histología vegetal y animal E n los animales hay un conjunto de células que son capaces de reconocer y eliminar agentes extraños al organismo, tales como virus, bacterias, moléculas externas, o células propias que se han vuelto malignas, como las células tumorales.

  • Este conjunto de células forman lo que se denomina sistema inmune, que es un sistema de defensa del organismo, y su acción frentes a tale moléculas o agentes extraños se denomina respuesta inmune.
  • Hay un sistema inmune innato y un sistema inmune adaptativo que funcionan de forma coordinada.
  • El primero está formado por células que reconocen moléculas que se encuentran en un gran espectro de patógenos, o cuando las células infectadas o dañadas envían señales de estrés celular.

El sistema inmune adaptativo es muy específica y reconoce a regiones concretas de moléculas que se reconocen como extrañas. El sistema inmune adaptativo supone el uso de inmunoglobulinas, también llamadas anticuerpos, como armas contra los agentes extraños.

  1. L os linfocitos son células del sistema inmune que participan en la respuesta inmune adaptativa.
  2. Los linfocitos pertenecen a los leucocitos agranulares, puesto que no presentan gránulos visibles en su citoplasma cuando se observan con el microscopio óptico.
  3. Otras células que participan en la respuesta inmune innata son leucocitos granulares (neutrófilos, basófilos y eosinófilos), macrófagos, células dendríticas, mastocitos, etcétera.

L os linfocitos se mueven por el cuerpo a través del sistema sanguíneo, pero pueden abandonarlo y desplazarse por el interior de los tejidos mediante reptación. Hay dos grandes tipos de linfocitos: los B (de “bursa de Fabricius”) y los T (de timo). Ambos contienen subtipos.

¿Qué linfocitos contienen gránulos en su citoplasma?

Linfocitos NK (células asesinas naturales) – Los linfocitos NK hacen parte del sistema inmune innato (inmunidad inespecífica) y son responsables por la destrucción de ciertas células infectadas por virus y de varios tipos de células tumorales. Se llaman “asesinas naturales” porque no requieren ser activadas para ejecutar su función de destruir otras células, a diferencia de los linfocitos T citotóxicos, lo que le permite realizar una respuesta inmunitaria mucho más rápida.

  • Los linfocitos NK reconocen las células infectadas o neoplásicas detectando cambios o debido a la deficiencia de ciertas proteínas del complejo mayor de histocompatibilidad que normalmente se expresan en todas las células.
  • Una vez que encuentran su objetivo, las células asesinas naturales liberan sus gránulos citotóxicos que destruyen las células diana, o también pueden secretar algunas citocinas que desencadenan la apoptosis de las células.

Adicionalmente, los linfocitos NK secretan interferón gamma (IFN-γ), una citocina crucial para la inmunidad innata y adquirida contra las infecciones virales y de algunas bacterias o protozoos. Las células NK se originan de las mismas células madre hematopoyéticas pluripotentes de las células T y B.

Estas maduran y se diferencian principalmente en la médula ósea, pero también en otros tejidos linfoides secundarios como en los ganglios linfáticos, bazo, tonsilas y el timo. Los linfocitos NK son los más grandes y voluminosos de los linfocitos, presentando un diámetro promedio de 15 µm, Estas células suelen tener gránulos grandes en su citoplasma los cuales se pueden apreciar fácilmente bajo el microscopio de luz, razón por la cual también se les conoce como linfocitos granulares grandes.

Ya que estás familiarizado con la estructura y función de los linfocitos, pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario sobre células y tejidos.

¿Que contienen los gránulos de los linfocitos T citotóxicos?

Mecanismo de acción de los linfocitos T citótoxicos – Los linfocitos T CD8 o citotóxicos (LCT) son activados por células que han sido infectadas por virus. Como consecuencia de la infección, la célula activadora presenta en su membrana el Complejo Principal de Histocompatibilidad (MHC en inglés) de clase I unido a un péptido (10 aminoácidos), perteneciente al antígeno.

  • La activación de este linfocito provoca la formación y proliferación de células de memoria y células activas.
  • Las células T citotóxicas activas destruyen su célula diana, mediante una estructura de adhesión estrecha llamada sinapsis inmunológica, que implica la polarización de la célula T y la liberación de sustancias almacenadas en gránulos preformados.

Estos gránulos contienen proteínas, como la perforina, que genera poros que permiten el paso de agua y electrolitos, induciendo lisis osmótica de la célula blanco. En estos gránulos preformados también se encuentran las enzimas granzimas, que ingresan a la célula a través de los poros formados en la membrana y tienen la capacidad de inducir la muerte celular mediante la fragmentación del ADN de la célula blanco, induciendo su apoptosis,

¿Que contienen los gránulos de los leucocitos?

Estos gránulos contienen proteínas. Este tipo específico de granulocitos son neutrófilos, eosinófilos y basófilos. Los granulocitos, específicamente los neutrófilos, ayudan al cuerpo a combatir infecciones bacterianas. La cantidad de granulocitos en el cuerpo normalmente aumenta cuando se presenta una infección grave.

¿Qué tipo de gránulos presentan los linfocitos y los monocitos?

Linfocitos y Monocitos Estos tipos de glóbulos blancos no poseen gránulos en su citoplasma y constituyen aproximadamente el 40% del total de los glóbulos blancos.

¿Qué son los granulocitos en la sangre?

Tipo de célula inmunitaria que tiene gránulos (partículas pequeñas) con enzimas que se liberan durante las infecciones, las reacciones alérgicas y el asma. Los neutrófilos, los eosinófilos y los basófilos son granulocitos. Un granulocito es un tipo de glóbulo blanco.

¿Cuál es la función de los granulocitos?

Tipos de glóbulos blancos – Los linfocitos son células maduras que combaten infecciones y que se desarrollan de los linfoblastos, un tipo de célula madre de la sangre en la médula ósea. Los linfocitos son las principales células que forman el tejido linfático, que es una parte importante del sistema inmunitario.

El tejido linfático se encuentra en los ganglios linfáticos, el timo, el bazo, las amígdalas, las glándulas adenoides, y se encuentra diseminado a través de los sistemas digestivo y respiratorio y la médula ósea. Existen dos tipos principales de linfocitos, denominados linfocitos B (células B) y linfocitos T (células T).

Los linfocitos ayudan a proteger su cuerpo contra los gérmenes. Algunos tipos de linfocitos ayudan a regular el sistema inmunológico. Los granulocitos son células maduras que combaten infecciones que se desarrollan de los mieloblastos, un tipo de célula productora de sangre en la médula ósea.

  1. Los granulocitos tienen gránulos que aparecen como manchas al observarlos con un microscopio.
  2. Estos gránulos contienen enzimas y otras sustancias que pueden destruir gérmenes como las bacterias.
  3. Los tres tipos de granulocitos (neutrófilos, basófilos y eosinófilos) tienen gránulos que son diferentes en tamaño y color cuando se observan al microscopio.

Los neutrófilos son los tipos de granulocitos más comunes en la sangre. Desempeñan un papel importante en la destrucción de bacterias que invaden la sangre. Los monocitos se desarrollan a partir de monoblastos productores de sangre en la médula ósea y están relacionados con los granulocitos.

  • Después de circular en el torrente sanguíneo por aproximadamente un día, los monocitos ingresan en los tejidos corporales para convertirse en macrófagos, los cuales pueden destruir algunos gérmenes rodeándolos y digiriéndolos.
  • Los macrófagos también ayudan a los linfocitos a reconocer gérmenes y a comenzar a producir anticuerpos para combatirlos.

: Médula ósea y sangre normal

¿Cómo es la estructura de un linfocito?

  • Desarrollo y propiedades de los linfocitos T memoria
  • Fases de maduración de los linfocitos: Claves para generar nuestras defensas
  • Las principales funciones ejercidas por la migración del leucocito desde la sangre a los tejidos
  • 10 funciones de las plaquetas

Los linfocitos son agranulocitos que constituyen del 20 al 25% del total de la población de leucocitos circulantes, Son células redondas en los frotis sanguíneos, pero pueden ser polimorfas a medida que migran a través del tejido conjuntivo, Son algo más grandes que los eritrocitos, de 8 a 10 μm de diámetro (en los frotis sanguíneos), y presentan un núcleo redondo, ligeramente hendido, que ocupa la mayor parte de la célula.

El núcleo es denso, rico en heterocromatina y está colocado algo fuera del centro. El citoplasma, situado de forma periférica, se tiñe de un color azul pálido y contiene unos pocos gránulos azurófi los. De acuerdo con su tamaño, los linfocitos pueden ser pequeños (8-10 μ m de diámetro), medianos (12-15 μ m) o grandes (15-18 μ m), aunque los dos últimos son mucho menos numerosos.

Las micrografías electrónicas de los linfocitos muestran una escasa cantidad de citoplasma periférico que alberga unas pocas mitocondrias, un aparato de Golgi pequeño y unos pocos perfiles de RER. También se visualiza un pequeño número de lisosomas, que representan gránulos azurófi los de 0,5 μ m de diámetro, y una abundante cantidad de ribosomas ( Texto de Histología, atlas a color, de Leslie P.

¿Cómo es el núcleo de los granulocitos?

Leucocitos – Los leucocitos, también llamados glóbulos blancos, se asocian con el sistema inmunitario. Los leucocitos se pueden clasificar de dos maneras: granulocitos y agranulocitos. Los granulocitos, como su nombre lo indica, son glóbulos blancos que tienen gránulos específicos en su interior (en el citoplasma).

Puntos clave sobre los leucocitos

Función Unidades móviles del sistema inmunitario
Sitio de producción Granulocitos y monocitos: médula ósea Linfocitos: órganos linfáticos, tejido linfático asociado a las mucosas (MALT), tejido linfático asociado al intestino (GALT)
Vida media Granulocitos: 4 horas a 5 días Monocitos: hasta 20 días en la sangre, meses cuando son macrófagos (en los tejidos) Linfocitos: varias semanas a meses

Los leucocitos también se pueden clasificar de acuerdo con la forma de sus núcleos, además de por sus gránulos específicos. Los granulocitos tienen núcleos con varios lóbulos, así que se les llama leucocitos polimorfonucleares, Los agranulocitos tienen un solo núcleo, por lo que son llamados leucocitos mononucleares,

¿Qué gránulos tienen los neutrófilos?

LA ALERGIA Y LOS NEUTRÓFILOS La alergia o atopia es una entidad descrita en el hombre a principios del siglo XX, sus causas y mecanismos aún están en estudio. Afecta al 35% de la población en los países industrializados y comprende un amplio abanico de afecciones tales como la rinitis, el asma, la dermatitis atópica, las alergias alimentarias, etc.

En el desarrollo del proceso alérgico intervienen factores genéticos y medioambientales, pero sus conexiones internas y su prevalencia aún no están del todo dilucidadas. Desde hace años se conoce que las reacciones alérgicas son causadas como consecuencia de un proceso de hipersensibilidad. Así se denomina a la respuesta inmune que se produce de forma exagerada o inapropiada, causando fenómenos inflamatorios y lesiones titulares.1.1.

LA INFLAMACIÓN ALÉRGICA La llamada inflamación alérgica se caracteriza por ser un fenómeno dual o bifásico que consta de una primera fase o respuesta inmediata consecutiva a la liberación de mediadores primarios a partir de las llamadas células efectoras primarias, representadas por los neutrófilos, mastocitos y basófilos (figura 1), seguida de una segunda fase o retardada más prolongada caracterizada por la infiltración del foco inflamatorio por células efectoras secundarias entre las que destacan fundamentalmente los eosinófilos y los neutrófilos que van a liberar a su vez otros mediadores inflamatorios secundarios responsables de la respuesta tardía,

Para que se produzca la inflamación alérgica, se requiere una etapa de sensibilización previa que se inicia con la captación y procesamiento del antígeno por las células presentadoras de antígenos, continúa con la presentación del mismo al linfocito T CD4+ y consiguiente reconocimiento por parte de éste y finalmente con la interacción entre las células T y B, en donde intervienen tanto interacciones celulares directas como interleuquinas liberadas por los linfocitos T, que conduce a la producción de anticuerpos de la clase IgE responsables de la sensibilización de las células efectoras primarias, mastocitos y basófilos.

En el transcurso del proceso inflamatorio, como consecuencia de la activación de diferentes poblaciones celulares, se va a provocar un aumento de la liberación de citoquinas y quimioquinas algunas de las cuales tienen capacidad para inducir la expresión en las células endoteliales de moléculas de adhesión.

  • Estas moléculas de adhesión junto con las quimioquinas presentes en las células endoteliales van a favorecer la migración leucocitaria hacia el foco inflamatorio al interaccionar con otras moléculas de adhesión y receptores presentes en la superficie de las células migratorias.
  • Una vez que estas células migratorias o efectoras de la inflamación, entre las que destacan los eosinófilos y los neutrófilos, alcanzan el foco inflamatorio, donde son reclutadas y activadas, comienzan a segregar una serie de mediadores secundarios proinflamatorios.

De este modo se origina una compleja trama de interacciones y de amplificación de la respuesta alérgica. Las manifestaciones clínicas de las reacciones alérgicas IgE-mediadas derivan de los fenómenos inflamatorios que se producen como consecuencia de la generación y liberación de productos solubles por determinadas estirpes celulares.

A pesar de que se reconoce la patología atópica como un proceso en el cual se induce la liberación de mediadores y el acúmulo de células inflamatorias en el órgano de choque, y de que varias de estas células inflamatorias (macrófagos, linfocitos, mastocitos, basófilos, eosinófilos, neutrófilos y plaquetas) han demostrado estar implicadas en la reacción alérgica, el papel desempeñado por cada una de ellas no está del todo aclarado.

Debido a la naturaleza crónica de los procesos alérgicos, los leucocitos que persisten en los tejidos, especialmente eosinófilos y linfocitos, han sido los más estudiados. Hasta hace poco tiempo se tenía una escasa noción del papel que podía ejercer el neutrófilo en la reacción alérgica, una célula con un potencial proinflamatorio y lesional importante y que se encuentra presente en el foco inflamatorio alérgico.

Sin embargo, existen fuertes evidencias experimentales de la participación de los neutrófilos en los procesos alérgicos, Así, se ha comprobado en éstos un aumento de la actividad quimiotáctica y quimioquinética, expresión de marcadores de activación (entre los que destacan las moléculas de adhesión), alteración de la respuesta a diversos agentes reguladores, producción de leucotrienos, liberación de componentes de los diversos gránulos citoplasmáticos, y generación y liberación de metabolitos del oxígeno.

Y parece confirmarse por las investigaciones de los últimos años que el neutrófilo es una célula que interviene directa (a través de mecanismos IgE-dependientes) e indirectamente (por su acción sobre otras estirpes celulares) en la inflamación alérgica.1.2.

LOS NEUTRÓFILOS Los neutrófilos constituyen el 60-70% de todos los leucocitos en sangre periférica y algunos están presentes en el tejido conectivo; según la morfología del núcleo se distinguen dos tipos: células en banda y células segmentadas; las primeras son neutrófilos jóvenes, cuyo núcleo está indentado; en las segundas, formas maduras, se observa el núcleo constituido por un número de lóbulos que oscila entre 2 y 5, conectados por finos filamentos de cromatina.

Presentan un diámetro aproximado de 10-20 ¿m y se caracterizan porque presentan un núcleo multilobulado visible al microscopio óptico con tinción Giemsa (figura 2). Los neutrófilos, no presentan nucleolo y no pueden dividirse ni diferenciarse. El citoplasma contiene un gran número de gránulos.

  • Se distinguen tres tipos de gránulos (figura 3) que pueden ser distinguidos por los distintos componentes que contienen,
  • Nombrados por el orden de aparición en las células progenitoras de la médula ósea son los siguientes: primarios o azurófilos, secundarios o secretorios o específicos y terciarios.

Los gránulos primarios o azurófilos son lisosomas que contienen las enzimas necesarias para la digestión intracelular y diversos compuestos con actividad bactericida (fosfatasa ácida, arilsulfatasa, ß-galactosidasa, ß-glucuronidasa, lisozima, mieloperoxidasa, proteínas catiónicas), los gránulos secundarios o específicos contienen lisozima, proteasas neutras (colagenasa), fosfatas alcalina y lactoferrina.

Y por último los gránulos terciarios o de gelatinasa. La función primordial de los neutrófilos es la defensa del huésped, específicamente la fagocitosis y destrucción de los agentes patógenos en los tejidos. La célula responde a estímulos quimiotácticos generados en el tejido afectado que inducen la adherencia a las células endoteliales y diapédesis a través de la pared de los vasos de la microcirculación hacia el lugar de la lesión, donde intentará destruir al agente causante de ésta.

Por eso, el proceso de acumulación de los neutrófilos en los tejidos para la defensa del huésped es esencial para la supervivencia. Esta acumulación es un proceso controlado resolviéndose el proceso inflamatorio de forma aguda con la desaparición del agente causante.

Sin embargo, si los mecanismos de control fallan, existe una respuesta exagerada o persiste el estímulo (como sucede en los enfermos alérgicos), la acumulación y activación de los neutrófilos contribuyen a la lesión tisular. Los gránulos de gelatinasa se movilizan más exhaustivamente durante la extravasación, que los gránulos específicos y azurófilos, lo cual puede ser crucial porque la liberación de proteína colagenolítica como es la gelatinasa puede facilitar la migración del neutrófilo al tejido perivascular,

Por otra parte, los gránulos específicos y azurófilos (que contienen más enzimas destructoras de tejidos y sustancias bactericidas), sufren exocitosis parcialmente. Una explicación para esta liberación durante la extravasación es que el neutrófilo se activa por el contacto íntimo con el endotelio y la matriz extracelular.1.3.

METALOPROTEASAS: CLASIFICACIÓN, ESTRUCTURA Y FUNCIÓN Las metaloproteasas (MMPs), también llamadas matrixinas, son una familia de más de 20 endopeptidasas que contienen zinc y que son capaces de degradar diferentes componentes de la matriz extracelular (ECM), Todas son producidas como pro-enzimas, que deben ser procesadas proteolíticamente para ser activadas.

En la figura 4 vemos que las MMPs se clasifican en cinco grupos en base a su estructura y/o sustrato. La subclase más simple de MMPs son las matrilisinas, que constan de un péptido señal, un dominio propéptido y un dominio catalítico con el sitio de unión a zinc.

  1. Las colagenasas además de esta estructura mínima contienen un dominio tipo hemopexina conectado al dominio al dominio catalítico por una región bisagra rica en prolina, degradan las hélices nativas de tipo I, II, III y otros colágenos fibrilares.
  2. Las estromelisinas tienen dominios estructurales similares a las colagenasas, pero como las matrilisinas, tienen una amplia especificidad de sustrato y degradan muchas proteínas de la ECM, incluyendo proteoglicanos, fibronectina y laminina.

Las gelatinasas contienen una región adicional de tres repeticiones de fibronectina tipo II en su dominio catalítico y muestran preferencia por colágenos desnaturalizados (gelatina) y también degradan colágenos nativos tipo IV, V, VII y X. El quinto y mayor subgrupo de MMPs son las MMPs de tipo membrana (MT-MMPs).

  1. Estas MMPs están unidas a la superficie celular por un dominio C-terminal transmembrana o un ancla de glicofosfatidilinositol, y degradan gelatina, fibronectina, y agrecano así como otros sustratos de la ECM,
  2. El propéptido de todas las MMPs contiene un residuo conservado de cisteína, llamado ¿botón cisteína¿ cuyo grupo sulfidrilo coordinado con el ión zinc en el sitio catalítico mantiene la latencia.

La interrupción de esta unión cisterna-zinc de forma física o química es el primer paso en la activación de las MMPs El dominio hemopexina, que forma una estructura en hélice de cuatro hojas hechas de láminas ¿, permite a las MMPs colagenolíticas distorsionar la triple hélice de colágeno para que el dominio catalítico pueda romperla,

El dominio hemopexina también es necesario para la unión de la MMP a otras proteínas, incluyendo integrinas, receptores de superficie celular e inhibidores titulares. Además el dominio tipo fibronectina de las gelatinasas es importante para su unión a la gelatina. Todas las MT-MMPs tienen una secuencia de reconocimiento furina entre su propéptido y su dominio catalítico, permitiendo la rotura/activación por enzimas convertasas de furina en el aparato de Golgi.

Excepto estas MMPs activadas intracelularmente por furina proteasas, las demás son secretadas como zimógenos inactivos que deben ser activados en el espacio extracelular por rotura proteolítica del dominio propéptido N-terminal, Aunque las MMPs fueron consideradas inicialmente enzimas degradadoras de matriz, sus funciones se han expandido desde la remodelación de la ECM a múltiples mecanismos de inmunomodulación.

See also:  De Que Color Se TiEn Los Linfocitos?

En la respuesta inmune normal a una infección las MMPs tienen un importante papel degrandando los componentes de la ECM y modulando la actividad quimiotáctica y citoquínica. La migración de las células inmunes a los sitios de inflamación desde el torrente sanguíneo requiere la proteolisis de la membrana basal,

Además las MMPs modulan gradientes quimiotácticos y citoquínicos que conducen al reclutamiento de células inflamatorias, Las MMPs intervienen en otras funciones fisiológicas como el desarrollo, la angiogénesis, el ciclo menstrual y la remodelación del hueso y en enfermedades donde predomina un crecimiento aberrante de la ECM tales como la artritis, la invasión de tumores y la arterosclerosis,1.3.1.

  • LA METALOPROTEASA-9 La metaloproteasa-9 (MMP-9) es una de las más de 20 metaloproteasas dependientes de zinc con propiedades gelatinolítica y elastinolítica.
  • Pertenece al grupo de las gelatinasas y es secretada por numerosos tipos celulares como neutrófilos, eosinófilos, macrófagos, celulas epiteliales y fibroblastos.

Existen cuatro formas diferentes de MMP-9: una pro-forma biológicamente inactiva (92 kDa), una forma activa (88 kDa), un heterodímero (125 kDa) formado por la MMP-9 y la proteína lipocalina asociada a gelatinasa de neutrófilos (NGAL) y un homodímero de 220 kDa.

La figura 5 A muestra los dominios estructurales básicos de la MMP-9 y la figura 5 B una estructura en tres dimensiones de esta proteína. La degradación de ECM por parte de la MMP-9 tiene un importante papel en el deterioro pulmonar. Sin embargo, tiene además un amplio espectro de funciones dada su actividad catalítica contra una gran variedad de sustratos como gelatina, elastina, agrecano, fibronectina, vitronectina, entactina y colágenos tipo IV, V, VII, IX, X y XIV, todos ellos componentes de la ECM.

También la MMP-9 es capaz de romper otros sustratos como quimioquinas, teniendo esto importantes consecuencias locales durante la respuesta inflamatoria, La MMP-9 tiene un papel muy importante en la remodelación y reparación de la ECM así como la regulación de la respuesta inmune cuando se produce daño pulmonar.

Y también está implicada en la patogénesis de varias enfermedades como el asma así como en enfermedades que afectan a otros órganos, Este trabajo, sigue la línea de investigación que el Servivio de Inmunología y Alergia realiza sobre la participación directa del neutrófilo en la respuesta alérgica, estudiando las posibles modificaciones sobre aspectos funcionales de los neutrófilos de enfermos alérgicos y su comportamiento tras estímulos específicos.

Esta demostrada la presencia de moléculas de IgE en la superficie de neutrófilos. Esto significa que si estas células poseen receptores de IgE y moléculas de IgE en su superficie, cabe la posibilidad de que puedan estimularse por un mecanismo dependiente de esta inmunoglobulina, elemento clave de las reacciones alérgicas.

Efectivamente, nuestro grupo demostró como esta célula podía activarse por este mecanismo e incluso se pudo comprobar, por citometría de flujo y por microscopía de fluorescencia, como los alergenos se unían a la superficie de los neutrófilos de una forma específica. La exocitosis juega un papel muy importante en la fisiología del neutrófilo.

La secreción de los distintos gránulos parece regular las respuestas tempranas de estas células, como la adhesión y extravasación de las mismas. Los neutrófilos poseen varios gránulos: los azurófilos o gránulos primarios, los secundarios o específicos, los terciarios, ricos en gelatinasa y otros orgánulos denominados vesículas secretorias.

  1. La MMP-9 es una endopeptidasa responsable de la degradación de la ECM, que se encuentra presente en los gránulos terciarios de los neutrófilos y que se revela cada vez más como una pieza fundamental en los acontecimientos fisiopatológicos ligados a la infección e inflamación.
  2. Para la realización del presente estudio nos planteamos los siguientes objetivos: 1º.

Estudiar si existe un mecanismo IgE-dependiente para la liberación de MMP-9 desde gránulos terciarios del neutrófilo en los pacientes alérgicos.2º. Comprobar si existe una modulación dosis-dependiente y tiempo-dependiente en la liberación de la MMP-9 tras la exposición antígeno-específica o a anticuerpos anti-IgE, una vez demostrado el anterior apartado.3º.

  1. Estudiar si los receptores de IgE, presentes en la superficie celular del neutrófilo son responsables de la liberación de la MMP-9.4º.
  2. Comprobar que la MMP-9 liberada desde neutrófilos de pacientes alérgicos es biológicamente activa, teniendo actividad gelatinolítica, mediante la realización de una enzimografía.3.1.

PACIENTES El grupo seleccionado para nuestro trabajo está constituido por pacientes adultos atópicos con clínica de rinitis y/o asma bronquial alérgica que acuden a las consultas externas del Servicio Regional de Inmunología y Alergia, en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.3.2.

MATERIAL Anticuerpo anti- Fc¿RI (eBioscience, USA). Anticuerpo anti- Fc¿RII (IZASA-Immunotech, Barcelona, España). Anticuerpo anti-CD9 de ratón (Immunotech-IZASA, Barcelona, España). Anticuerpo anti-galectina-3 (Abcam, Reino Unido). Anticuerpo de cabra anti-IgE humana (Caltag). Anticuerpo de cabra anti-IgG humana (Caltag).

Anticuerpo IgG de cabra anti-ratón con bolas micromagnéticas (Miltenyi Biotech, Bergisch-Gladbach, Alemania). Cámara de Neubauer (Assistent). Centrífuga con termostato (Jouan). Centrifugadora (Jouan). ClNa al 1,8% (Sigma, USA, América). Columna imantada de acero (Dynal MPC-6®, Dynal AS.

N-0212, Oslo, Noruega). Dextrano T-500 al 0,7% (pharmacia Biotech, Upsala, Suecia). Ficoll-Hypaque (d = 1,077) (Bio-Wittaker, USA, América). fMLP ( N-formyl-methionyl-leucyl-phenylalanine) (Sigma-Aldrich, Madrid). Gelatina (Serva). H2O destilada desionizada. Lector de placas. L-Glutamina (Bio-Whittaker, Bélgica).

Microscopio óptico (Nikon). Penicilina (Bio-Whittaker, Bélgica). Pipetas graduadas (Finnipippette). Pipetas Pasteur. RMPI- 1640 culture médium (Bio-Whittaker, Bélgica). Secador de geles (Biorad). Solución azul tripan al 0,4%, disuelto en ClNa al 0,9% (Serva).

  1. Solución salina tamponada con fosfatos (PBS) (Bio-Whittaker, Bélgica).
  2. Streptomicina (Bio-Whittaker, Bélgica).
  3. Suero fetal bovino (Bio-Whittaker, Bélgica).
  4. Tubos de ensayo heparinizados (Vacutainer).3.3.1 PREPARACIÓN DE LEUCOCITOS POLIMORFONUCLEARES Los neutrófilos humanos son purificados tras la extracción de 10 ml de sangre venosa periférica, la cual es recogida en un tubo de ensayo heparinizado (figura 6).

A esta sangre heparinizada le agregamos Dextrano T-500 y lo mezclamos cuidadosamente durante 2 minutos mediante agitación de 90º y se deja sedimentar unos 45-60 minutos. Transcurrido este tiempo, extraemos con cuidado el sobrenadante de color amarillento con una pipeta Pasteur y se vierte cuidadosamente sobre un tubo de ensayo que contiene Ficoll-Hypaque, en proporción 1:2 de Ficoll:sangre, haciendo resbalar el sobrenadante sobre la pared del tubo para evitar que se mezclen y pueda quedar sobre el Ficoll.

  1. A continuación centrifugamos a 2000 r.p.m.
  2. Durante 20 minutos a 4ºC.
  3. Después de esta centrifugación, nos encontramos con diferentes fracciones (de arriba a bajo): plasma, anillo linfocitario (donde se encuentran los linfocitos y monocitos), Ficoll, y abajo un precipitado rojizo donde se encuentran los neutrófilos y hematíes.

Primero se extrae el anillo de linfocitos y monocitos y después el resto de sobrenadante, quedando sólo el botón de neutrófilos y hematíes. Al pellet rojizo, le realizamos un choque hemolítico hipotónico para romper los hematíes: resuspendemos el precipitado añadiendo 5 ml de agua destilada y desionizada (H2Odd), y a continuación añadimos rápidamente (en menos de 30 segundos) 5 ml de ClNa al 1,8% que devuelve la solución a una concentración isotónica.

La suspensión celular se centrifuga a 1200 r.p.m. durante 5 minutos a 4ºC. Los precipitados resultantes se someten a dos procesos de lavado por resuspensión en 10 ml de PBS y centrifugación a 1200 r.p.m. durante 5 minutos a 4ºC. Finalmente, descartando el sobrenadante, el pellet celular conseguido, que corresponde a neutrófilos humanos, se resuspende en PBS sin glucosa, Ca++ ni Mg++, para evitar la activación celular.

Para una mayor purificación celular llevamos a cabo la separación de los eosinófilos que pueden identificarse en base a su carácter de granulocitos CD9 positivo. Por tanto, la preparación de neutrófilos se incuba con anticuerpos anti-CD9 de ratón y posteriormente con anticuerpo IgG de cabra anti-ratón con bolas micromagnéticas.

  • Neutrófilos y eosinófilos son separados tras su paso por una columna imantada, los eosinófilos con bolas anti-CD9 son fijados a las paredes de la columna, mientras los neutrófilos se desplazan al fondo de la misma.
  • Una vez aislados los neutrófilos, se procede a su contaje y a la comprobación de su viabilidad.

La viabilidad de las células obtenidas se determina mediante el test de exclusión azul tripan. El azul tripan es un colorante que penetra en células con perdida de la integridad de sus membranas, apareciendo éstas teñidas de azul al microscopio. La suspensión de células se diluye con PBS (dilución 1:10 ó 1:100).

  1. Después, en un tubo se mezclan 80 ¿l de PBS, 10 ¿l de esta mezcla y se añaden a una cámara de Neubauer 0.0025 mm2.
  2. En el microscopio óptico a 40 aumentos se cuentan las células localizadas en las zonas de 4 x 4 casillas de la cámara.
  3. Para calcular el número de células y el porcentaje de viabilidad celular, se aplican las siguientes fórmulas: nº células/ml = media de células contadas x 104 x dilución (10 ó 100) % viabilidad = (células blancas o no teñidas / células totales) x 100 3.3.2.

CULTIVO Y DETERMINACIÓN DE MMP-9 Una vez separados los neutrófilos tal y como hemos descrito anteriormente procedimos a la determinación de la MMP-9 secretada por los mismos tras ser estimulados. Los neutrófilos obtenidos se cultivan en medio RPMI completo (RPMI suplementado con 10% (v/v) de suero fetal inactivado, 2 mM de L-glutamina, 100 U/ml de penicilina y 100 ¿g/ml de estreptomicina).

  • En placas de cultivo de 96 pocillos a una densidad de 5 x 10 6 células/ml.
  • Se mantienen a una temperatura de 37ºC y en una atmósfera del 5% de CO2 y 95% de O2.
  • Las células se recogen y se centrifugan a 14000 r.p.m.
  • Durante 1 min.
  • Los sobrenadantes obtenidos se almacenan a -80ºC hasta su uso.
  • La determinación de los niveles de MMP-9 se realiza por ELISA, con kits comerciales, siguiendo las instrucciones en ellos detalladas.

La MMP-9 liberada en el sobrenadante del cultivo celular obtenido es medida por el método de Enzima Immunoensayo (ELISA) para MMP-9 obtenido de Calbiochem (Madrid, España). Las muestras fueron diluidas previamente 1:100 antes de su análisis. El límite de sensibilidad determinado por el proveedor era de 0¿1 ng/ml.3.3.3.

CULTIVO Y MEDIDA DE LA ACTIVIDAD ENZIMÁTICA DE LA MMP-9 Los neutrófilos obtenidos se cultivan en medio RPMI completo (RPMI suplementado con 10% (v/v) de suero fetal inactivado, 2 mM de L-glutamina, 100 U/ml de penicilina y 100 ¿g/ml de estreptomicina). En placas de cultivo de 24 pocillos a una densidad de 1 x 10 6 células/ml.

Se mantienen a una temperatura de 37ºC y en una atmósfera del 5% de CO2 y 95% de O2. Las células se recogen y se centrifugan a 14000 r.p.m. durante 1 min. Los sobrenadantes obtenidos se almacenan a -80ºC hasta su uso. Se añade buffer Laemmli no reductor a los sobrenadantes, y las proteínas se separan inmediatamente en geles SDS-PAGE que contienen 1mg/ml de gelatina.

Siguiendo a la electroforesis, los geles se lavaron en un buffer de lavado (2¿5% triton X-100) durante 15 minutos e incubaron a continuación en un buffer de reacción (50 mM tric HCl, 150 mM NaCl, 10 mM CaCl2 y 0¿02% NaN3) a 37ºC durante 18 horas. Los geles fueron teñidos con Coomassie blue R-250 (0¿1% en metanol 40% y ácido acético 10%) durante 15 minutos y posteriormente desteñidos en metanol 40% y ácido acético 10%.4.1.

INDUCCIÓN DE MMP-9 POR ANTICUERPOS ANTI-IgE Y ALERGENOS EN NEUTRÓFILOS HUMANOS DE PACIENTES ALÉRGICOS En los experimentos iniciales se analizó si la anti-IgE ó los alergenos afectaban de alguna forma a la liberación de MMP-9 en neutrófilos humanos de pacientes alérgicos.

Con este objetivo se obtuvieron células de pacientes alérgicos sensibilizados a alergenos específicos como Olea europea (T9) y Dermatophagoides pteronyssinuss (D1) y se cultivaron en presencia de estos alergenos, anticuerpos anti-IgE o fMLP, estudiandose la cantidad de MMP-9 liberada al medio mediante ELISA.

La figura 7 muestra que un incremento en la liberación de MMP-9 tiene lugar cuando los neutrófilos son incubados en presencia de fMLP, que utilizamos como control positivo, así como en presencia de anti-IgE y alergenos específicos a las dosis y tiempos indicados.

A continuación realizamos experimentos para analizar la dosis óptima para la liberación de MMP-9 y el tiempo óptimo para esta respuesta. La figura 8 muestra que la liberación de la proteína comienza a incrementarse a partir de 0¿5 ¿g/ml para anti-IgE y de 1 ¿g/ml para alergenos. Obteniéndose el pico máximo de liberación a la concentración de 20 ¿g/ml para la anti-IgE y de 40 ¿g/ml para alergenos.

A estas concentraciones óptimas, la proteína se detecta desde los 30 minutos alcanzádose la máxima liberación a las 24 horas en ambos casos.4.2 LIBERACIÓN DE MMP-9 EN RESPUESTA A ANTICUERPOS CONTRA Fc¿RI, Fc¿RII/CD23 y GALECTINA-3 Estudios previos demuestran la presencia de las tres formas de receptores de IgE.

El receptor de alta afinidad para IgE (Fc¿RI), el receptor de baja afinidad (Fc¿RII/CD23) y la galectina-3 se encuentran en la superficie de neutrófilos humanos. Alergenos específicos son capaces de activar respuestas funcionales desde neutrófilos humanos de pacientes alérgicos sensibilizados a alergenos del mismo tipo a los que producen síntomas alérgicos clínicos.

En el siguiente experimento incubamos neutrófilos humanos de pacientes alérgicos con anticuerpos contra estos receptores Fc¿RI, Fc¿RII/CD23) y la galectina-3 (5¿g/ml). La figura 9 muestra los resultados obtenidos, observándose un incremento en la MMP-9 liberada.

El control negativo con anti-IgG no produjo ningún incremento apreciable en los niveles de MMP-9.4.3. ACTIVIDAD GELATINASA: ENZIMOGRAFÍA En este estudio demostramos que la MMP-9 liberada desde neutrófilos humanos de pacientes alérgicos tiene actividad gelatinolítica. La enzimografía de gelatina se realizó en geles de arcrilamida, conteniendo gelatina, como hemos descrito previamente en la sección de materiales y métodos.

Las bandas claras aparecieron en las zonas del gel donde la gelatina había sido degradada, indicando esto la presencia de actividad gelatinasa. Los sobrenadantes de pacientes asmáticos mostraron bandas de 92 KDa, que corresponden a la pro-MMP-9. La forma activa de MMP-9, de 85 KDa, era detectable solo en algunos sujetos (datos no mostrados).

  • La figura 9 muestra que sin estímulos los neutrófilos liberan MMP-9 espontaneamente.
  • Además de aumentar significativamente los niveles da la MMP-9 liberada cuando las células son estimuladas con fMLP, anti-IgE y alergenos específicos a las dosis y tiempo indicadas.5.1.
  • PARTICIPACIÓN DE LOS NEUTRÓFILOS EN LOS PROCESOS ALÉRGICOS Muchas células están implicadas en la fisiopatología de los procesos atópicos.

Está bien probada la contribución de mastocitos, linfocitos y eosinófilos. Sin embargo, en una reciente revisión se indica como sólo el 50 % de los casos de asma están asociados con una inflamación eosinofílica y en la mayoría de los otros casos se encuentra en las vías aéreas un aumento de neutrófilos y de interleukina 8 (IL-8),

  • Los neutrófilos son leucocitos polimorfonucleares, que juegan un papel esencial en el sistema inmune, siendo la primera línea de defensa contra las infecciones por bacterias y hongos.
  • Inicialmente se pensó que su papel en la inflamación estaba restringida a su capacidad de fagocitosis y de liberación de enzimas y otros agentes citotóxicos.

Sin embargo, en la actualidad se conoce como estas células pueden liberar diversos mediadores que pueden ejercer un profundo efecto en las vías aéreas de individuos asmáticos. Entre ellos se incluyen a proteasas, que puede destruir la matriz extracelular tales como las MMPs.

Y también pueden liberar radicales tóxicos de oxígeno, Los neutrófilos son también fuente de citoquinas tales como el factor de necrosis tumoral-¿ (TNF-¿), interleukina-1¿ (IL-1¿), IL-6, IL-8 e IL-12, En la actualidad, existen cada día más evidencias de la participación de los neutrófilos en los procesos alérgicos.

La exocitosis juega un papel muy importante en la fisiología del neutrófilo tal y como ya hemos comentado anteriormente. La secreción de los distintos gránulos parece regular las respuestas tempranas de estas células, como la adhesión, extravasación de las mismas, así como el inicio del estallido respiratorio.

Como hemos indicado en la introducción, los neutrófilos poseen varios gránulos: los azurófilos o gránulos primarios, definidos por su contenido en mieloperoxidasa y elastasa; los secundarios o específicos, ricos en lactoferrina; los terciarios, ricos en gelatinasa y otros orgánulos denominados vesículas secretorias con predominio de fosfatasa alcalina.

Los gránulos azurófilos contienen un gran número de enzimas líticos que pueden lesionar el tejido adyacente si se liberan por un mecanismo fuera de control. Los específicos y terciarios constituyen un reservorio de proteínas de la membrana plasmática celular, que se traslocan a la superficie de la misma después de la activación celular.

  • Al mismo tiempo, contienen una amplia gama de proteínas envueltas en la adhesión y extravasación de los neutrófilos humanos, así como enzimas implicados en la generación de mediadores solubles de la inflamación.
  • Los diferentes gránulos poseen funciones fisiológicas distintas, por lo que la exocitosis de los mismos se regula por mecanismos independientes, tanto que la degranulación de los azurófilos puede realizarse sin que se efectúe la de los secundarios y viceversa,5.2.

PAPEL DE LA MMP-9 EN LOS PROCESOS ALÉRGICOS Los neutrófilos son la subclase más abundante de leucocitos en sangre periférica. Y son la primera línea de defensa contra patógenos bacterianos. Aunque los neutrófilos son críticos en la defensa del huésped, una inapropiada infiltración y activación puede llevar a daños tisulares severos.

  • En el pulmón, la infiltración neutrofilica y la activación está asociada al asma severa.
  • El asma bronquial está caracterizada por una obstrucción bronquial reversible con inflamación de las vías aereas.
  • Estos procesos inflamatorios son inducidos por complejas reacciones entre células inflamatorias, entre las que se encuentran los neutrófilos, y la liberación de las proteínas de sus gránulos,

El desarrollo de una reacción de hipersensibilidad inmediata implica varios eventos bioquímicos que permiten la liberación de histamina, ácido araquidónico y otras moléculas efectoras. Todas las células inflamatorias tales como linfocitos, mastocitos, eosinófilos, neutrófilos y plaquetas están implicadas en el asma,

La pérdida progresiva de función pulmonar está acompañada de numerosos cambios patológicos de las vías aéreas, incluyendo fibrosis de la ECM de las vías aéreas, Varios investigadores han demostrado la relación entre la MMP-9 y los procesos alérgicos. Estos estudios demuestran que granulocitos circulantes de sujetos sanos y pacientes asmáticos producen espontáneamente tanto pro-MMP-9 como su forma activa,

Además existe la evidencia de que la MMP-9 es secretada durante la migración de los neutrófilos a través de la membrana basal y se han encontrado altos niveles de MMP-9 en el esputo de pacientes asmáticos que derivarían parcialmente del proceso de activación de los neutrófilos.

See also:  Donde Se Localizan Los Linfocitos T Y B En El Bazo?

Todos estos datos sugieren un importante papel de los neutrófilos en la reacción aguda a alergenos y que estas células parecen jugar un gran papel en la inflamación alérgica.5.3. LIBERACIÓN DE MMP-9 POR MECANISMOS DEPENDIENTES DE IgE DESDE NEUTRÓFILOS DE PACIENTES ALÉRGICOS Nuestro grupo ha demostrado cómo los gránulos primarios se liberan mediante un mecanismo dependiente de la IgE.

Puesto que los gránulos terciarios juegan también un papel trascendental en la respuesta del neutrófilo, y dado que una de las sustancias contenidas en los mismos es la MMP-9, hemos querido comprobar mediante el estudio de la misma si efectivamente se podía realizar también una exocitosis de estos gránulos por un mecanismo IgE mediado.

  1. En este estudio analizamos si los neutrofilos de pacientes alergicos liberan MMP-9 a través de un mecanismo mediado por IgE.
  2. Se ha demostrado que diversos mediadores entre los que se encuentran en fMLP, la IL-8 y el phorbol 12-myristate 13-acetate (PMA) inducen la liberación de MMP-9 desde neutrófilos y otros tipos celulares,

Nosotros hemos examinado la capacidad de los neutrófilos de sangre de pacientes alérgicos para liberar MMP-9 en respuesta a fMLP, anti-IgE o alergenos específicos. Como podemos ver tanto por ensayos ELISA como por las enzimografías realizadas, los neutrófilos de pacientes alérgicos que constitutivamente producen y almacenan MMP-9 en sus gránulos incrementaron la liberación de MMP-9 en respuesta a la estimulación con fMLP, anti-IgE y alergenos Estos experimentos proporcionan la primera evidencia de que los neutrófilos de pacientes alérgicos liberan MMP-9 por mecanismos IgE dependientes.

Tras realizar una cinética para conocer el tiempo idóneo de estimulación de los neutrófilos para conseguir la máxima liberación de MMP-9, llegamos a la conclusión de que el tiempo óptimo de estimulación era de 24 horas. Esto discrepa de la liberación de ciertos mediadores como la elastasa y mieloperoxidasa, que ocurre de modo óptimo a los 30 minutos, pero no siempre sucede así puesto que para la liberación de IL-8 y la ECP son necesarias 18 horas de incubación con el alergeno para dar su mejor rendimiento, tal y como hemos comprobado en otros de nuestros estudios,

La cantidad de alergeno o anti-IgE, al igual que el tiempo, necesario para que tenga lugar la óptima liberación del mediador, varía en los múltiples estudios realizados dependiendo de diversos factores tales como el alergeno utilizado, la célula manejada en el estudio y por supuesto el mediador a estudiar.

En términos generales y basándonos en estudios realizados anteriormente en células mononucleares en los que la cantidad de alergeno manejada fluctuaba en un rango relativamente amplio tomamos en principio como referencia un rango que oscilara alrededor de 10 ¿g/ml, cantidad de alergeno que posteriormente ha demostrado no ser la más apta para la estimulación de los neutrófilos de las analizadas tras los diversos ensayos practicados para producir la máxima liberación de MMP-9.

Por tanto tras realizar estudios de la dosis y tiempo idóneos de estimulación de los neutrófilos para obtener la máxima liberación de MMP-9 utilizamos como valores más adecuados para los ensayos realizados un tiempo de incubación de 24 horas y la concentración de alergeno de 40 ¿g/ml y de 20 ¿g/ml de anti-IgE.

  • Estos resultados sugieren que las vías implicadas en la liberación de MMP-9 actúan a través de IgE y alergenos específicos uniéndose a la superficie celular.
  • Un punto de vital importancia para demostrar que el neutrófilo puede tomar parte activa en la reacción alérgica, ha sido el descubrimiento de que estas células poseían las tres formas conocidas en la actualidad de receptores para la IgE: el heterotrimérico receptor de alta afinidad (Fc¿RI), el receptor de baja afinidad para la IgE (Fc¿RII/CD23) y la galectina-3,

En algunos de estos trabajos no sólo se ha demostrado la presencia de estos receptores, sino que se ha comprobado que existen rasgos característicos en los pacientes alérgicos. El número de neutrófilos positivos para la galectina-3, fue similar en los pacientes atópicos que en los controles sanos.

  1. Y se ha descubierto como los neutrófilos poseen el mRNA de las tres cadenas de Fc¿IR: Fc¿IR¿, Fc¿IR¿ y Fc¿IR¿.
  2. La cadena Fc¿IR¿ no es constitutiva pero si es inducible, por lo que se ha podido comprobar como existen diferencias entre pacientes asmáticos y sujetos sanos.
  3. El porcentaje medio de neutrófilos de sangre periférica positivos para el Fc¿RI¿, fue del 70% en enfermos asmáticos comparados con el 4% del grupo de controles sanos.

Asimismo, se pudo comprobar como los neutrófilos de los lavados alveolares de los enfermos asmáticos también poseían Fc¿IR¿. Por todo ello se ha especulado que las citoquinas de tipo Th2, como la IL-4 podrían modular positivamente en los neutrófilos de los enfermos asmáticos la presencia del Fc¿IR.

La estimulación de estos receptores induce la activación de los neutrófilos y su degranulación. Teniendo en cuenta estos datos incubamos neutrófilos de pacientes alérgicos con anticuerpos contra los tres tipos de receptores. Los resultados obtenidos demostraban que los tres participaban en la liberación de MMP-9, siendo el anticuerpo contra el receptor Fc¿RII/CD23 el que producía un mayor incremento de la MMP-9 liberada.5.4.

LA MMP-9 LIBERADA DESDE NEUTRÓFILOS ES FUNCIONALMENTE ACTIVA El siguiente objetivo era determinar si la MMP-9 liberada por neutrófilos es funcionalmente activa, es decir, si era capaz de degradar un sustrato como por ejemplo la gelatina. La enzimografía se realizó como previamente hemos descrito obteniéndose los halos de lisis de 92 KDa que demuestran que la MMP-9 secretada por los neutrófilos degradó la gelatina del gel.

  1. Estos resultados están en concordancia con otros estudios en los que se llevó a cabo enzimografía con el esputo inducido de pacientes asmáticos asmáticos en la que aparecen las mismas zonas de lisis,
  2. Siendo el tamaño de la banda proporcional a la concentración de alergeno o anti-IgE, lo que avalarían los resultados obtenidos en los experimentos anteriores que demuestran que la liberación de MMP-9 por mecanismos dependientes de IgE se produce de forma dosis-dependiente y que la acumulación de MMP-9 era significativamente más elevada después de 18 horas de incubación.

Las conclusiones que obtenemos de este estudio son las siguientes: 1. La provocación ¿in vitro¿ de neutrófilos de pacientes alérgicos con el antígeno responsable del cuadro clínico o con anticuerpos anti-IgE, conduce a un aumento en la liberación de MMP-9.

  • Esta liberación es específica, dosis-dependiente y tiempo-dependiente.2.
  • La provocación ¿in vitro¿ de neutrófilos de pacientes alérgicos con anticuerpos contra los receptores de IgE Fc¿RI, Fc¿RII/CD23 y galectina-3 provocó un incremento de la MMP-9 liberada.3.
  • La MMP-9 liberada desde neutrófilos de pacientes alérgicos es biológicamente activa al ser capaz de degradar la gelatina del gel en las enzimografías realidadas.1.

Stanworth, D.R. Immediate hypersensitivity.1973. Amsterdam. North Holland Publications.2. Monteseirín J, Camacho MJ, Gutierrez D, Llamas E, Guardia P, Bonilla I, Sanchez-Monteseirín H, Conde J. Neutrophils and allergy. Allergol Inmunopathol 1996.24: 193-200.3.

  • Conde J, Camacho M.J, Monteseirín J, Sobrino F.
  • Papel del neutrófilo en la inflamación alérgica.
  • Libro de Ponencias y Comunicaciones de la XXV Reunión de la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica, 1996.107-128.4.
  • Borregaard, N., and Cowland, J.B.
  • Granules of the human neutrophilic polymorphonuclear leukocyte.

Blood.1997.89: 3503-3521 5. Faurshou, M. and Borregaard, N. Neutrophil granules and secretory vesicles in inflammation. Microbes. Infect.2003.5: 1317-1327 6. Kjeldsen L, Bjerrum OW, Askaa J, Borregaard N. Subcellular localization and release of human neutrophil gelatinase, containing granules.

  1. Biochem J 1992.287: 603-610.7.
  2. Nagase H, Woessner JF Jr.
  3. Matrix metalloproteinases.
  4. J Biol Chem.1999.274: 21491-4 8.
  5. McCawley LJ, Matrisian LM.
  6. Matrix metalloproteinases: They¿re not just for matrix anymore!.
  7. Curr Opin Cell Biol.2001.13: 534-40 9.
  8. Stamenkovic I.
  9. Extracellular matrix remodelling: The role of matrix metalloproteinases.

J Pathol.2003, 200: 448-64 10. Lauer-Fields JL, Juska D, Fields GB. Matrix metalloproteinases and collagen catabolism. Biopolymers.2002.66: 19-32 11. Vihinen P, Kähäri V-M. Matrix metalloproteinases in cancer: prognostic markers and therapeutic targets. Int J Cancer.2002.99: 157-66 12.

Leppert D, Waubant E, Galardy R, Bunnett NW, Hauser SL. T cell gelatinases mediate basement membrane transmigration in vitro. J Immunol.1995.154: 4379-89 13. Xia M, Leppert D, Hauser SL, Sreedharan SP, Nelson PJ, Krensky AM, Goetzl EJ. Stimulus specificity of matrix metalloproteinase dependence of human T cell migration through a model basement membrane.

J Immunol.1996.156: 160-7 14. Baratelli FE, Heuze-Vourc¿h N, Krysan K, Dohadwala M, Riedl K, Sharma S, Dubinett SM. Prostaglandin E2-dependent enhancement of tissue inhibitors of metalloproteinases-1 production limits dendritic cell migration through extracellular matrix.

J Immunol.2004.173: 5458-66 15. Gearing AJ, Beckett P, Christodoulou M et al. Processing of tumour necrosis factor-alpha precursos by metalloproteinases. Nature.1994.370:555-7 16. Brinckerhoff CE, Matrisian LM. Matrix metalloproteinases: a tail of a frog that became a prince. Nat Rev Mol Cell Biol.2002.3:207-14 17.

Rundhaung JE. Matrix metalloproteinases and angiogenesis. J Cell Mol Med.2005.9:267-285 18. Schonbeck, U.,F. Mach, and P. Libby.1998. Generation of biologically active IL-1¿ by metalloproteinases: a novel caspase-1-independent pathway of IL-1¿ processing. J Immunol.1998.161: 3340-3346 19.

  • Zheng, T., Z. Zhu, Z.
  • Wang, R.J. Homer, B. Ma, R.J.
  • Riese, Jr., H.A.
  • Chapman, Jr., S.D.
  • Shapiro, and J.A. Elias.
  • Inducible targeting of IL-13 to the adult lung causes matrix metalloproteinase- and cathepsin-dependent emphysema.
  • J Clin Invest.2000.160:1081-1093 20.
  • Hoshino, M., Y.
  • Nakamura, J. Sim, J.
  • Shimojo, and S.

Isogai. Bronchial subepitelial fibrosis and expression of matrix metalloproteinase-9 in asthmatic airway inflammation. J Allergy.1998.120:783-788 21. Van Den Steen, P.E., P. Proost, A. Wuyts, J. Van Damme, and G. Opdenakker. Neutrophil gelatinase B potentiates interleukin-8 tenfold by aminoterminal processing, whereas it degrades CTAP-III, PF-4, and GRO-¿ and leaves RANTES and MCP-2 intact.

Blood 2000.96: 2673-2681 22. Douwes J, Gibson P, Pekkanen J, Pearce N. Non-eosinophilic asthma: importance and possible mechanisms. Thorax 2002.57: 643-648.23. Babior, B.M., Lambeth, J.D., and Nauseef, W. The neutrophil NADPH oxidase. Arch Biomen Biophys.2002.397: 342-344 24. Roos, D., Van Bruggen, R., and Meischl, C.

Oxidative killing of microbes by neutrophils. Microbes Infect.2003.5: 1307-1325 25. Scapini, P., Lapìnet-Vera, J.A., Gasperini, S., Bazzoni, F., and Cassatella, M.A. The neutrophil as a cellular source of chemokines. Immunol Rev.2000.177:195-203 26. Mollinedo, F.

Human neutrophils granules and exocytosis molecular control. Inmunología.2003.22: 340-358 27. Bochner, B.S., B.J. Undem, and L.M. Lichtenstein. Immunological aspects of allergic asthma. Annu Rev Immunol.1994.12:295-335 28. Plaut, M., J.H. Pierce, C.J. Watson, J. Hanley-Hyde, R.P. Nordan, and W.E. Paul. Mast Cell lines produce lymphokines in response to cross-linkage of FceRI or to calcium ionophores.

Nature (Lond.) 1989.339:64-67 29. Lee, T.H., T. Nagakura, M.J. Wallport, and A.B. Kay. Identification and partial characterization of an exercise-induced neutrophil chemotactic factor in bronchial asthma. J Clin Invest.1982.69:889-899 30. Nagy, L., T.H. Lee, and A.B.

  1. Ay. Neutrophil chemotactic activity in antigen- induced late asthmatic reactions.
  2. N Engl J Med.1982.306:497-501 31.
  3. Boulet, L.P., H.
  4. Turcotte, M.
  5. Boutet, L.
  6. Montminy, M.
  7. Laviolette.
  8. Influence of natural antigenic exposure on expiratory flows, methacholine responsiveness, and airway inflammation in mild allergic asthma.J.

Allergy Clin Immunol.1993.91:883-893 32. Fletcher,C., Peto, R. The natural history of chronic airflow obstruction. BNJ.1977.1: 1645-1648 33. Lange, P., Parner, J., Vestbo, J., Schnohr, P., Jensen, G. A 15 years follow-up study of ventilatory function in adults with asthma.

  1. N Engl J Med.1998.339: 1194-1200 34.
  2. Cataldo D, Munaut C, Noel A, et al.
  3. MMP-2-, and MMP-9-linked gelatinolytic activity in the sputum from patients with asthma and chronic obstructive pulmonary disease.
  4. Int Arch Allergy Immunol.2000.123:259-267 35. Didier D.
  5. Cataldo, Jane Bettiol, Agnes Noël, Pierre Bartsch, Jean-Michel Foidart and Renaud Louis.

Matrix metalloproteinase-9, but not tissue inhibitor of matrix metalloproteinase-1, increases in the sputum from allergic asthmatic patients after allergen challenge. Chest Journal 2002.122:1553-1559 36. Didier D. Cataldo, C. Munaut, Agnes Noël, F. Frankenne, P.

  • Bartsch, J.M.
  • Foidart and R. Louis.
  • Matrix metalloproteinases and TIMP-1 production by peripheral blood granulocytes from COPD patients and asthmatics.
  • Allergy 2001.56:145-151 37.
  • Mautino, G., Oliver, N., Chanez, P., Bousquet, J., Capony, F.
  • Increased released of matrix metalloproteinase-9 in broncoalveolar lavage fluid and by alveolar macrophages of asthmatics.

Am J Respir Cell Mol Biol.1997.17: 583-591 38. Monteseirin J, Chacon P, Vega A, El Bekay R, Alvarez M, Alb G, Conde M, Jimenez J, Asturias JA, Martinez A, Conde J, Pintado E, Bedoya FJ, Sobrino F. Human neutrophils synthesize IL-8 in an IgE-mediated activation.

J Leukol Biol.2004.76: 692-700.39. Monteseirin J, Bonilla I, Camacho MJ, Conde J, Sobrino F. IgE-dependent release of myeloperoxidase by neutrophils from allergic patients. Clin Exp Allergy.2001.31:889-892.40. Monteseirin J, Bonilla I, Camacho MJ, Chacón P, Vega A, Chaparro A, Conde J, Sobrino F. Int Arch Allergy Immunol.2003.131: 174-181.41.

Chakravarty N. The role of protein kinase C in histamine secretion from mast cells. Acta Physiol Scand.1990.139: 319-331.42. Coward WR, Sagara H, Wilson SJ, Holgate ST, Church MK. Allergen activates peripheral blood eosinophil nuclear factor ¿B to generate granulocyte macrophage-colony stimulating factor, tumor necrosis factor-¿ and interleukin-8.

Clin Exp Allergy.2004.34: 1.071-1.078.43. Fukutomi O, Kondo N, Agata H, Shinoda S, Kuwabara N, Shinbara M. Inoue R, Orii T. Identification of monocyte chemotactic factors in supernatants of ovalbumin-stimulated lymphocytes from patients with atopic dermatitis who are sensitive to hen¿s egg. Clin Exp Allergy.1994.24: 359-366 44.

Haselden BM, Syrigou E, Jones M, Huston D, Ichikawa K, Chapman MD, Kay AB, Larché M. Proliferation and release of IL-5 and IFN-¿ by peripheral blood mononuclear cells from cat-allergic asthmatics and rhinitis, non-cat-elllergic asthmatics, and normal controls to peptides derived from Fel d 1 chain 1.

J Allergy Clin Immunol.2001.108: 349-356.45. Gagnon R, Akoum A, Hébert J. Lol p I-induced IL-4 and IFN-¿ production by peripheral blood mononuclear cells of atopic and nonatopic subjects during and out of the pollen season. J Allergy Clin Immunol.1993.91: 950-956.46. Scholl PR, Geha RS. Physical association between the high affinity IgG receptor (Fc¿RI) and the g subunit of the high affinity IgE receptor (Fc¿RI).

Proc Natl Acad Sci USA.1993.90: 8.847 8.850.47. Soussi Gounni A, Lamkhioued B, Christodoulopoulos P, Nutku E, Hamid Q. Humam neutrophils express the high affinity receptor for IgE (Fc¿RI). J Allergy Clin Immunol.1998.101: S173.48. Yamaoka KA, Arock M, Issaly F, Dugas N, Le Goff L, Kolb JP.

Granulocyte macrophage colony stimulating factor induces Fc epsilon RII/CD23 expression on normal human polymorphonuclear neutrophils. Int Immunol.1996.8: 479 490.49. Vella A, Bellavite P, Adami A, Ortolani R, Benoni G, Carletto A, Biasi D, Caramaschi P, Tridente G. Expression of Fc(II/CD23) on human neutrophils isolated from rheumatoid arthritis patients.

Inflammation.1999.23: 471 479.50. Truong MJ, Gruart V, Kusnierz JP, Papin JP, Loiseau S, Capron A et al. Human neutrophils express immunoglobulin E (IgE) binding proteins (Mac2/¿BP) of the S type lectin family: Role in IgE dependent activation. J Exp Med.1993.117: 243 248.51.

  • Yamaoka A, Kuwabara I, Frigeri LG, Liu FT.
  • A human lectin, galectin 3 (¿ BP/Mac2), stimulates superoxide production by neutrophils.
  • J Immunol.1995.154: 3.479 3.487.52.
  • Liu FT, Hsu DK, Zuberi RI, Hill PN, Shenhav A, Kuwabara I, Chen SS.
  • Modulation of functional properties of galectin 3 by monoclonal antibodies binding to the non lectin domains.

Biochemistry 1996.14: 6.073-6.079.

¿Que tienen los gránulos?

Los gránulos contienen el 90% de la histamina del organismo, el resto existe en el estómago y el sistema nervioso central. También tienen factor activador de las plaquetas, peroxidasa, proteoglucanos, condroitín sulfato y leucotrienos B4 y C4.

¿Que contienen los gránulos de los basófilos?

El contenido de gránulos de los basófilos es abundante en histamina, heparina, sulfato de condroitina, peroxidasa, factor activador de plaquetas y otras sustancias.

¿Cuáles son los leucocitos granulares y no granulares?

Atlas de histología vegetal y animal Órgano: sangre, células sanguíneas. Especie: humano ( Homo sapiens ; mamíferos). Técnica: hematoxilina-eosina en frotis sanguíneo. L a mejor forma de observar y diferenciar los distintos componentes celulares de la sangre es mediante la técnica de frotis, que es una extensión de sangre sobre un portaobjetos que se tiñe con colorantes generales.

Las imágenes de esta figura proceden de un frotis de sangre. L os eritrocitos tienen una forma bicóncava de unas 7,5 µm de diámetro. Con tinciones generales aparecen de color rosado o rojizo. En la sangre fresca, son los responsables de dar el color rojo a la sangre por su alto contenido en hemoglobina, una proteína que contiene hierro en su estructura.

Los eritrocitos son las estructuras celulares más abundantes de la sangre. Constituyen aproximadamente el 45 % del volumen sanguíneo. El eritrocito, en mamíferos, se puede considerar como una célula modificada para su función puesto que no posee núcleo y carece de mitocondrias y otros orgánulos celulares.

  • L as plaquetas son pequeñas porciones de citoplasma sin núcleo.
  • En los frotis de sangre aparecen como pequeños fragmentos, a veces formando agregados, de un color azul o violáceo pálido.
  • Están presentes en los mamíferos, pero no en todos los vertebrados.
  • Se forman mediante “desgajes” del citoplasma de unas células denominadas megacariocitos que se encuentran en la médula ósea.

L os leucocitos, o glóbulos blancos, son células nucleadas e incoloras en la sangre fresca. Por eso para su observación hay que emplear colorantes. Los leucocitos se clasifican en granulares y agranulares, Los leucocitos granulares presentan en su citoplasma granos de dos tipos, azurófilos o primarios, que son lisosomas, y específicos o secundarios de contenido variado.

Los leucocitos agranulares no tienen gránulos específicos, aunque sí azurófilos. L os leucocitos granulares son los neutrófilos, eosinófilos y basófilos, mientras que los no granulares son los linfocitos y los monocitos. Los neutrófilos son los leucocitos granulares más abundantes y representan el 60-70% de todos los leucocitos.

Se reconocen fácilmente por su núcleo multilobulado. Presentan gránulos azurófilos, pero en mayor cantidad contienen gránulos específicos con un contenido en lisozimas, activadores del complemento, colagenasas, etcétera. Los eosinófilos representan del 2 al 5% de la población leucocitaria.

Su núcleo es bilobulado y en su citoplasma los granos específicos se caracterizan por su fuerte apetencia por colorantes ácidos como la eosina, presentando un intenso color fucsia o rojo. Los basófilos son los leucocitos granulares menos abundantes y más pequeños, representando el 0.5% del total. Su núcleo es poco lobulado.

Se caracterizan por poseer granos específicos que se tiñen con colorantes básicos como la hematoxilina, y por ello aparecen de color púrpura azulado intenso. L os leucocitos agranulares carecen de granos específicos en su citoplasma pero presentan una escasa población de granos inespecíficos.

Los linfocitos son tras los neutrófilos los leucocitos más abundantes, representando del 20 al 35 % de las células sanguíneas. Son células pequeñas, aunque se puede encontrar una cierta variabilidad en su tamaño, lo cual parece no estar relacionado con los diferentes tipos de linfocitos. Presentan un núcleo que a veces tiene un volumen que ocupa la mayor parte la célula, y generalmente es redondeado.

See also:  Que Es Leucocitos Y Linfocitos?

Los otros leucocitos agranulares son los monocitos, Éstos se caracterizan por tener un tamaño grande en los frotis sanguíneos y por presentar un núcleo arriñonado.

¿Qué gránulos tienen los monocitos?

MORPHOLOGICAL AND CYTOCHEMISTRY OBSERVATIONS IN BLOOD CELLS OF Salminus maxillosus Valenciennes, 1840 (CHARACIFORMES, CHARACIDAE) –

* Veiga, M.L.
** Egami, M.I.
* Ranzani-Paiva, M.J.T.
*** Rodrigues, E.L.

VEIGA, M.L.; EGAM I, M.I.; RANZANI-PAIVA, M.J.T. & RODRIGUES, E.L. Aspectos morfológicos y citoquímicos de las células sanguíneas de Salminus maxillosus Valenciennes, 1840 (Characiformes, Characidae). Rev. Chil. Anat., 18(2) :245-250, 2000. RESUMEN : Las características morfológicas de sangre periférica del pez Salminus maxillosus fueron descritas usando microscopía de luz.

Para demostrar el comportamiento citoquímico de las células sanguíneas del pez en estudio, fueron aplicados métodos específicos para la detección de cuatro tipos básicos de componentes macromoleculares, de naturaleza química diferente: carbohidratos, lípidos, proteínas enzimáticas y estructurales. Fueron observados 6 tipos de células: eritrocitos, trombocitos, monocitos, linfocitos, neutrófilos de los tipos I y II y eosinófilos.

Los trombocitos y los neutrófilos de los tipos I y II presentaron glucógeno en el citoplasma. Los neutrófilos del tipo II presentan gránulos sudanófilos y mieloperoxidasa. Además presentan, reacción difusa intensa para proteínas en el citoplasma. Los eosinófilos muestran reacción intensa en sus gránulos.

  1. PALABRAS CLAVE: 1.
  2. Salminus maxillosus ; 2.
  3. Células sanguíneas; 3.
  4. Morfología; 4.
  5. Citoquímica.
  6. INTRODUCCIÓN El análisis de los aspectos morfológicos y citoquímicos de las células sanguíneas de ejemplares de Salminus maxillosus, se realizó con la finalidad de identificar algunos de sus componentes fundamentales, para que sirvan como un parámetro indicativo de la función, del tipo celular y del estado de higuidez del animal.

Trabajos acerca de la morfología de las células sanguíneas de peces brasileños son escasos, aún más lo son los estudios citoquímicos de los constituyentes celulares. Sin embargo, en los últimos años el número de estudios relacionados con el tema ha aumentado.

  • Así, en relación al estudio de los elementos figurados de la sangre de diferentes especies de peces, podemos citar varios trabajos que tratan de la morfología (IMAGAWA et al,, 1989 ; NAKAMOTO et al,, 1991 ; RANZANI-PAIVA, 1995 ; SCHÜTT et al,, 1997 y UEDA et al,, 1997,
  • Se pueden encontrar, además, trabajos que involucran aspectos citoquímicos, relativos a la detección de glucógeno, IMAGAWA et al,; SCHÜTT et al,; UEDA, 1993 y HAMERS, 1995, de la mieloperoxidasa, IMAGAWA et al,; NAKAMOTO et al ; SCHÜTT et al,

y UEDA ; de lípidos, SCHÜTT et al,; UEDA et al,; ELLIS, 1976 ; SARAS-QUETE & GUTIÉRREZ, 1982 y DOGGETT et al., 1987 y, finalmente, de proteínas en general, como la hemoglobina o las proteínas básicas de los gránulos citoplasmáticos ( UEDA ; RIBEIRO, 1978 y PARISH et al,, 1986 ).

Entre las especies de peces características de los ríos brasileños, el Salminus maxillosus presenta una creciente importancia económica y ecológica, lo que ha creado la necesidad de efectuar un mayor estudio, intentando obtener datos que puedan ser utilizados en la mantención de esta especie en el ambiente natural, como también ser desarrollado en cautiverio y además de su utilización para futuras investigaciones experimentales en el campo de la Hematología Comparada.

Así, nos propusimos estudiar los aspectos morfológicos y citoquímicos de las células de sangre periférica de Salminus maxillosus, MATERIAL Y MÉTODO Fueron utilizados 16 ejemplares de S. maxillosus, capturados en el río Mogi-Guazu, próximo a la Cachoeira de Emas (21º 58′ S – 47º 26’W, altitud de 560m), Municipio de Pirassununga, São Paulo.

  • Las muestras de sangre periférica fueron recolectadas por punción caudal, realizada próxima a la aleta anal, siendo 1,0 ml destinado a la realización de frotis sanguíneos, utilizados para análisis morfológico y citoquímico.
  • Los frotis fueron sometidos a la tinción ( ROSENFELD, 1947 ) y tratados con métodos citoquí-micos específicos para la detección del glucógeno ( McMANUS, 1946 ); de la mieloperoxidasa ( JACOBS, 1958 ); de lípidos ( LISON, 1960 ) y de proteínas en general ( MAZIA et al.

, 1953 ). RESULTADOS Morfológicos : Los eritrocitos ( Fig.1 ), presentan forma elíptica, núcleo central con cromatina condensada, constituida por heterocromatina. El citoplasma presenta acidofilia y ocupa gran parte de la célula. Son encontradas también algunas células con núcleo vesiculoso, presentando cromatina laxa y citoplasma con variación en el grado de acidofilia.

Fig.1. Fotomicrografías de frotis de sangre periférica mostrando: a) Trombocito (*) y linfocito (

Fueron observadas dos poblaciones celulares con características morfológicas distintas y clasificadas como neutrófilos tipos I y II. Los neutrófilos del tipo I (Fig.1b ), son células de tamaño medio que presentan núcleo excéntrico, esférico, con cromatina condensada en grumos; con citoplasma claro, de aspecto esponjoso, que presenta una fina granulación de color salmón y gránulos azurófilos grandes y pequeños.

  1. Los neutrófilos tipo II ( Fig.1c ), se muestran, en general, como células esféricas grandes, con núcleo excéntrico y cromatina en grumos, con lóbulos de aspecto irregular.
  2. El citoplasma presenta cuerpos basófilos distribuidos homogéneamente en toda su extención y, a veces, algunas vacuolas y gránulos azurófilos.

Los eosinófilos ( Fig.1d ), generalmente son células pequeñas en relación a los neutrófilos, con núcleo esférico o lobulado excéntrico, de cromatina laxa y nucléolos aparentes. Muestran elevada relación núcleo/citoplasma. El tamaño de la célula varía de acuerdo con la cantidad y tamaño de los gránulos eosinófilos acumulados en el citoplasma.

Los gránulos, presentan forma esférica, en bastón recto o curvo, dispuestos por todo el citoplasma. Los monocitos ( Fig.1e ), presentan forma esférica con expansiones citoplasmáticas, gran núcleo excéntrico con cromatina laxa y nucléolos evidentes, pudiendo presentar acentuadas incisuras. El citoplasma presenta basofilia, con gránulos azurófilos pequeños y dispersos.

Los linfocitos ( Fig.1a ), en general esféricos, muestran gran variación en cuanto a la forma y tamaño, siendo por esto clasificados en linfocitos grandes y pequeños. Los linfocitos grandes presentan cromatina condensada en grumos y escaso citoplasma basófilo, con prolongaciones, presentando expansiones terminales y pocos gránulos azurófilos grandes próximos al núcleo.

  1. Los pequeños linfocitos presentan cromatina condensada homogénea y citoplasma basófilo escaso, desprovisto de gránulos y con algunas prolongaciones.
  2. Citoquímicos : Entre todos los tipos celulares analizados, solamente los trombocitos, los neutrófilos de los tipos I y II presentan glucógeno en el citoplasma ( Fig.2a,b ).

Solamente los neutrófilos del tipo II presentan gránulos sudanófilos y mieloperoxidasa positivos ( Fig.2 c,d ). Los neutrófilos tipo II presentan, en el citoplasma, reacción difusa fuertemente positiva para proteínas. Los eosinófilos muestran reacción intensamente fuerte en sus gránulos ( Fig.2e ).

Fig.2 – Fotomicrografía de frotis de sangre periférica mostrando reacción positiva para glucógeno en neutrófilo tipo I (a) y neutrófilo tipo II (b). Neutrófilos tipo II con reacción positiva para la detección de mieloperoxidasa (c) y de lípidos (d). Reacción de Azul de Bromofenol fuertemente positiva en los gránulos citoplasmáticos de eosinófilo (e). Coloración nuclear con hematoxilina de Carazzi. Aumento 1600x.

DISCUSIÓN En vertebrados inferiores es conocido el hecho de que todos los tipos de células sanguíneas presentarían núcleo, inclusive los eritrocitos. Estos tienen forma ovalada, elíptica o esférica y citoplasma altamente acidófilo. Los eritrocitos presentaron variación en su propiedad de tinción, de acuerdo con la maduración de los mismos ( RANZANI-PAIVA ).

En cuanto a los trombocitos, hace unos años se realizó una revisión bibliográfica acerca de las diferentes formas de trombocitos encontradas en la literatura ( GARDNER & YEVICH, 1969, KALASHNIKOVA (1976) relacionó la forma de los trombocitos a los diferentes estadios de desarrollo de los mismos. ELLIS afirmó que los distintos aspectos morfológicos dependen del grado de estress sufrido durante la captura.

Morfología similar a los trombocitos de la especie en estudio fueron observadas en otras especies de peces ( IMAGAWA ; RANZANI-PAIVA y UEDA et al.) Concordante con nuestros hallazgos, fue referida la existencia de dos tipos de neutrófilos en otras especies de peces ( DAVIES & HAYNES, 1975 y KREUTZMANN, 1976 ).

  • Neutrófilos similares a los del tipo I, del pez en estudio, fueron también descritos en otras especies ( RIBEIRO, WINREB, 1963 y PAGE & ROWLEY, 1983 ).
  • De la misma manera, los peces con neutrófilos semejantes a los del tipo II fueron observados por DOGGETT et al,, quienes clasificaron este tipo de célula como granulocito tipo I; RANZANI-PAIVA observó núcleos con pequeño grado de segmentación; SCHÜTT et al.

, observaron gran cantidad de gránulos citoplasmáticos y UEDA et al., difirieron sólo por la ausencia de vacuolas citoplasmáticas. Eosinófilos de morfología similar a la observada por nosotros, fue encontrada en diferentes especies, con pequeñas variaciones en la forma y tamaño del gránulo ( NAKAMOTO et al,; UEDA et al,; DOGGETT et al.

  1. Y PARISH et al.).
  2. La presencia de granulocitos del tipo basófilo en sangre periférica de S.
  3. Maxillosus, no fue observada en esta especie de pez, lo que también fue verificado en otras especies HAMERS; DOGGETT et al,; ALEXANDER et al.
  4. Y BARBER et al.
  5. NALAVADE & VARUTE, 1973, sugirieron que en algunas especies, tal célula no presentaría la metacromasia característica, ocasionada por la heparina, un glicosaminoglicano ácido sulfatado, porque los gránulos estarían constituidos por un precursor, la fotoheparina, insuficientemente sulfatada para producir metacromasia.

Dando continuidad a la discusión relativa a los diferentes tipos de leucocitos circulantes, se observó morfología semejante a las descritas en mamíferos y en diversas especies de peces tanto polinucleares como mononucleares ( NAKAMOTO et al ; SCHÜTT et al.

y UEDA et al,) y de linfocitos RANZANI-PAIVA ; SARASQUETE & GUTIÉRREZ y ALEXANDER et al.). En relación al método PAS, tanto los trombocitos como los neutrófilos tipos I y II, presentaron positividad a la detección de glucógeno. En diversas especies, la morfología y la positividad al PAS se asemejan a nuestros resultados, tal como en los trombocitos de Cyprinus carpio ( IMAGAWA ); trombocitos y neutrófilos de Oreochromis niloticus ( UEDA ); neutrófilos de Pleuronectes platessa ( ELLIS ); Pimelodus maculatus ( RIBEIRO ); Halobatracus didactylus SARASQUETE & GUTIÉRREZ y Oreochromis mossambicus DOGGETT et al,

La identificación del glucógeno en las células sanguíneas es importante, pues su presencia está intimamente ligada al abastecimiento de energía para la realización de la fagocitosis ( LEE et al,). Con respecto a la mieloperoxidasa, enzima lisosómica de gran importancia en el desempeño del mecanismo bactericida, conocido como sistema Klebanoff ( STEVENS & LOWE ) el complejo formado por la mieloperoxidasa, el peróxido de hidrogeno y los iones cloro forman compuestos secundarios originados por la lipoperoxidación de membranas, aumentando consecuentemente la citotoxicidad de esta enzima.

  1. La mieloperoxidasa reacciona también con el modulador de la respuesta imunológica de los macrófagos, por la síntesis del factor de necrosis tumoral, de a/b-interferon y del mediador citotóxico de macrófago ( LEFKOWITZ, 1992 ).
  2. Nuestros resultados mostraron neutrófilos positivos a la reacción para detección de la mieloperoxidasa solamente en el tipo II, lo que indica que esta célula tiene funciones bactericida e inmunomoduladora.

En otros peces, la morfología y la citoquímica fueron semejantes a nuestros resultados para neutrófilos tipo I ( RIBEIRO y PAGE & ROWLEY ) y tipo II SCHÜTT et al, ; UEDA ; ELLIS ; SARASQUETE & GUTIÉRREZ y DOGGETT, En cuanto al método del Sudan Black B, para identificación de lípidos, hubo reacción positiva solamente en los neutrófilos de Pleuronectes platessa ( ELLIS ) de Oreochromis mossambicus ( DOGGETT et al,) y de Halobatrachus didactylus ( SARASQUETE & GUTIÉRREZ ) en los neutrófilos y eosinófilos de Oreochromis niloticus ( UEDA ), débil y difusa en linfocitos, monocitos y trombocitos y fuerte en los gránulos de los neutrófilos de Xiphophorus helleri ( SCHÜTT ).

Es importante resaltar que en el presente estudio solamente los neutrófilos tipo II presentaron positividad, lo que prueba la semejanza morfológica y citoquímica en estas células con las descritas en los trabajos citados. Cuando se aplicó el método del Azul de Bromofenol, se observó reacción positiva en los eritrocitos, en el citoplasma de los neutrófilos del tipo II y en los gránulos de los eosinófilos.

En los eritrocitos la reacción positiva se deba probablemente a la presencia citoplasmática de hemoglobina, substancia de naturaleza básica. Se sabe que en mamíferos, los gránulos citoplasmáticos de los neutrófilos y eosinófilos están compuestos por proteínas que participan en la resistencia contra la invasión e infecciones bacterianas ( BOSWORTH & ARCHER, 1962 y SPITZNAGEL & CHI, 1963 ).

Entre éstas, podemos citar la proteína básica mayor, enzimas hidrolíticas y peroxidasa. Resultados similares fueron obtenidos en Oreochromis niloticus UEDA que presentó positividad en los eritrocitos y eosinófilos. Nuestros resultados difieren de otros autores ( RIBEIRO ) posiblemente por la aplicación de metodologías diferentes.

SUMMARY: The blood cells of fish Salminus maxillosus were studied by means of light microscopy and citochemistry techniques. For citochemistry analisis, we used specific methods for detection of 4 basic macromolecules types, that had different chemistry nature: carbohidrates, lipids, proteins enzimatics and structural.

  • Cells that were differentiated were: erythrocytes, thrombocytes, monophils, lymphocytes, neutrophils type I and II and eosinophils.
  • The thrombocytes, and neutrophils type I and II shows glicogen in the cytoplasm.
  • The neutrophils type II revealed sudanophils and mieloperoxid positive granules and difuse weak reaction for proteins in the cytoplasm.

The eosinophils shows strong reaction in cytoplasmic granules. KEY WORDS: 1. Salminus maxillosus ; 2. Blood cells; 3. Morphology; 4. Citochemistry. * Instituto de Pesca _ Secretaria de Agricultura e Abastecimento, São Paulo, Brasil. ** Depto. de Morfología, Disciplina de Histología, UNIFESP/EPM, São Paulo, Brasil.

  • Laboratório de Impacto Ambiental e Histopatologia _ CEUASP, São Paulo, Brasil.
  • Dirección para correspondencia: Dr.
  • Marcelo Leite da Veiga Laboratório de Impacto Ambiental e Histopatologia CEUASP Estrada Itapecerica da Serra, 5859 CEP 05858-001, São Paulo – SP BRASIL e-mail: [email protected] Recibido : 06-07-2000 Aceptado : 17-08-2000 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ALEXANDER, N.; LAURST, R.M.; McINTOSH, A.

& RUSSELL, S.W. Haematological characteristics of albacore, Thunnus alalunga (Bonnaterre), and Skipjack, Katsuwonus pelamis (Linnaeus).J. Fish Biol., 16 :383-95, 1980. BARBER, D.L.; MILLS WESTERMANN, E. & WHITE, M.G. The blood cells of the Antartic icefish Chaenocephalus aceratus Lönnberg : light and electron microscopic observations.J.

Fish Biol., 19: 11-28, 1981. BOSWORTH, N. & ARCHER, G.T.A. Phagocytosis-promotion substance present in eosinophils. Austral.J. Exp. Biol., 40 :277-82, 1962. DAVIES, H.G. & HAYNES, M.E. Light and electron-microscope observations on the certain leukocytes in a teleost fish and a comparison of the envelope-limited monolayers of chromatin strucural units in different species.J.

Cell Sci., 17 :263-85, 1975. DOGGETT, T.A.; WRATHMELL, A.B. & HARRIS, J.E. A cytochemical and ligth microscopical study of the peripheral blood leucocytes of Oreochromis mossambicus, Cichlidae.J. Fish Biol., 31 :147-53, 1987. ELLIS, A.E. Leucocytes and related cells in the plaice Pleuronectes platessa.J.

Fish Biol., 8 :143-56, 1976. GARDNER, G.R. & YEVICH, P.P. Studies on the blood morphology of three estuarine cyprinodontiform fishes.J. Fish. Res. Board of Canada, 26(2) :433-47, 1969. HAMERS, R. Granulation staining and cytochemistry of peripheral blood leucocytes in healthy carp ( Cyprinus carpio L.).I. Granulocytes.J.

Appl. Ichthyol., 11: 86-93, 1995. IMAGAWA, T. et al. Morphology of blood cells in Carp ( Cyprinus carpio L.). Jpn.J. Vet. Sci., 51(6): 1163-72, 1989. JACOBS, A. Staining for leucocyte peroxidase. Lancet, 1 :697, 1958. KALASHNIKOVA, Z.M. On the classification of morphological elements in the blood on fish.J.

  1. Ichthyol., 3(16) :459-72, 1976.
  2. REUTZMANN, H.I.
  3. Unterscuchungen zur morphologie des blutes von europainschen Aal ( Anguilla anguilla ). II.
  4. Untersuchungen zur granulopoiese.
  5. Folia Haematol., 103 :226-35, 1976.
  6. LEE, G.R.; BITHELL, T.C.; FOERSTER, J.; ATHENS, J.W.
  7. LUKENS, J.N.
  8. Wintrobe _ Hematologia clínica.

São Paulo, Manole, 1998. LEFKOWITZ, D.L.; MILLS, K.; MORGAN, D. & LEFKOWITZ, S.S. Macrophage activation and immunomodulation by myeloperoxidase. Soc. Exp. Biol. Med., 199 :204-10, 1992. LISON, L. Lipides et lipoproteines.In: LISON, L. Histochemie et cytochimie animales.

Principes et méthodes. Paris, Gauthier-Villars, 1960.V.2. pp 449-530, MAZIA, D.; BREWER, P.A. & ALFERT, M. The cytochemical staining and measurement of protein with mercuric bromophenol blue. Biol. Bull., 104: 57-67, 1953. McMANUS, J.F.A. Histological demonstration of mucin after periodic acid. Nature, 158 :202, 1946.

NAKAMOTO, W.; SILVA, A.J.; MACHADO, P.E.A. & PADOVANI, C.R. Glóbulos brancos e Cyrilia gomesi (hemoparasita) em Synbrachus marmoratus Bloch, 1795 (PISCES, SYNBRANCHIDAE) da região de Birigui, SP. Rev. Bras. Biol., 51(4) :755-61, 1991. NALAVADE, M.N. & VARUTE, A.T.

  • Histochemical studies on the mucins of the vertebrate tongues.V.
  • Comparative mucopolysaccharide histochemistry of mast cells in the tongue of 20 vertebrates.
  • Acta Histochem., 47 :70-82, 1973.
  • PAGE, M.; ROWLEY, A.F.
  • A cytochemical, ligth and electron microscopical study of the leucocytes of the adult river lamprey, Lampetra fluviatis (L.Gray).J.

Fish Biol., 22 :503-17, 1983. PARISH, N.; WRATHMELL, A.; HART, S. & HARRIS, J.E. The leucocytes of the elasmobranch Scyliorhinus canicula L – a morphological study.J. Fish Biol., 28 (5) :545-61, 1986. RANZANI-PAIVA, M.J.T. Células do sangue periférico e contagem diferencial de leucócitos de Tainha Mugil platanus Günther, 1880 (OSTEICHTHYES, MUGILIDAE) da região esturarino-lagunar de Cananéia-SP Bol.

  • Inst. Pesca, 22(1) :23-40, 1995.
  • RIBEIRO, W.R.
  • Contribuição ao estudo da hematologia de peixes.
  • Morfologia e citoquímica das células do sangue e dos tecidos hematopoéticos do mandí amarelo, Pimelodus maculatus Lacépède, 1803.
  • Ribeirão Preto, 1978.
  • Tese de Doutorado _ Universidade de São Paulo).
  • ROSENFELD, G.

Corante pancrômico para a hematologia e citologia clínica: nova combinação dos componentes do May-Grünwald e do Giemsa num só corante de emprego rápido. Mem. Inst. Butantan, 20: 329-34, 1947. SARASQUETE, M.C. & GUTIÉRREZ, M. Citomorfologia y citoquímica de la sangre del pez sapo marino, Halobatrachus didactylus (Schneider, 1801).

Inv. Pesq., 46(2) :171-84, 1982. SCHÜTT, D.A.; LEHMANN, J.; GOERLICH, R. & HAMERS, R. Haematology of swordtail, Xiphophorus helleri, I: blood parameters and light microscopy of blood cells.J. Appl. Ichthyol., 13 :83-9, 1997. SPITZNAGEL, J.K. & CHI, H.Y. Cationic proteins and antibacterial properties of infected tissues and leukocytes.

Am.J. Pathol., 43: 697-711, 1963. STEVENS, A. & LOWE, J. Human histology. Barcelona, Mosby, 408, 1997. UEDA, I.K.; MATUSHIMA, E. & EGAMI, M.I. Estudo hematológico do sangue periférico de Oreochromis niloticus (Linneus, 1758) (Cichlidae, Teleostei). Braz.J. Vet.

¿Qué son los gránulos primarios?

En el citoplasma de los neutrófilos existen tres tipos de gránulos : Gránulos azurófilos o primarios : son gránulos grandes y poco abundantes. Surgen al principio de la granulopoyesis y aparecen en todos los granulocitos y agranulocitos.

¿Qué células presentan gránulos en su interior?

Los mastocitos son células que abundan en los tejidos conectivos propios y poseen numerosos gránulos en su interior.

¿Que tiene el citoplasma de los basófilos?

El citoplasma de los basófilos contiene una cantidad variada de gránulos, estos gránulos suelen ser lo suficientemente numerosos como para ocultar parcialmente el núcleo.

¿Qué contiene los gránulos Citoplasmaticos?

Granulocitos basófilos El citoplasma contiene glucógeno y mitocondrias, pero poco retículo endoplásmico, ribosomas y aparato de Golgi, tiene gránulos secretores electrodensos, vesículas electrolúcidas y cuerpos lipídicos.

¿Dónde están presentes los gránulos específicos?

De Wikipedia, la enciclopedia libre Los gránulos específicos son vesículas secretoras, encontradas exclusivamente en las células del sistema inmunitario denominadas granulocitos, A veces se describe como aplicado específicamente a los neutrófilos, y el término se usa asimismo para otros tipos de células.