Como Elegir Instituto Para Mi Hijo?

Como Elegir Instituto Para Mi Hijo
¿Cómo elegir el mejor instituto para mi hijo? Decálogo para elegir un buen centro educativo

  1. Zona o proximidad al domicilio familiar o laboral.
  2. Proyecto Educativo y/o Ideario del centro.
  3. ¿Público, privado o privado-concertado?
  4. Servicios que ofrece el centro al margen de los obligatorios.
  5. La oferta educativa del centro es fundamental.

ё

¿Qué es lo que buscan los padres en un centro educativo?

La vuelta a las aulas se aproxima y el panorama, según parece, no se va a alejar mucho del curso anterior. Según el último borrador del Ministerio de Educación, el próximo curso empezará con clases presenciales en todas las etapas educativas, pero se mantendrán las medidas que se han implantado en el último año, como son la mascarilla, la distancia y la ventilación. Como Elegir Instituto Para Mi Hijo Rubén Sarmiento Alonso, socio fundador de ‘Micole’. “El borrador se hace eco del impacto negativo del confinamiento en la salud mental de los estudiantes y de la desvinculación que han tenido de los centros por la falta de presencialidad”, explica Rubén Sarmiento Alonso, socio fundador de Micole, la plataforma neutral para buscar colegio en España.

“Por esto”, prosigue, “y ante una previsión más optimista del curso que se avecina con respecto a la pandemia al estar la mayor parte de la población vacunada, propone evitar el modelo híbrido”. Aunque, según mantiene, con el alto número de contagios “sería imprudente la falta de previsión y protocolos en caso de que se tenga que volver a una educación online”.

Charlamos con Sarmiento sobre cómo ha afectado la pandemia a la búsqueda de centro y cuáles son los criterios más relevantes para los padres y madres a la hora de elegir la educación de sus hijos. PREGUNTA: ¿Han afectado la pandemia y sus consecuencias a las prioridades de las familias en materia educativa? RESPUESTA: Desde mi punto de vista, indudablemente sí.

La pandemia ha servido para que familias y docentes hayan tenido que remar juntos, y los padres y madres han sido más conscientes de la labor de los profesores y de la educación de sus hijos. Tristemente, también hay algunos hogares que se han encontrado con una fuerte barrera, al no disponer de los medios necesarios para que sus pequeños pudieran seguir con las clases.P.

¿Ha perjudicado a los colegios públicos la situación de pandemia? R. Sin duda, por ejemplo, la dependencia tecnológica se ha hecho más notable en los momentos en que la educación ha tenido que adaptarse a una modalidad online. Este aspecto ha derivado en una brecha digital y educativa enorme, sobre todo en los centros públicos, que tienen menos capacidad de reacción (por estar atados a decisiones institucionales) y de inversión.

  • Según el último estudio que realizamos a los docentes sobre cómo han vivido la covid, el 77% de los profesores de centros públicos percibió claramente esa brecha digital que sobre todo ha afectado a los alumnos con menos recursos.
  • En general ha habido continuos problemas con las plataformas institucionales, ausencia de recursos para familias con dificultades económicas, fallos de conectividad P.

¿Los ratios más bajos, obligados por la pandemia, han mejorado la educación o no ha influido? R. Debido a la covid-19, este ha sido un asunto que ha estado en boca de todos. La obligada reducción del número de alumnos para evitar contagios ha sido el tema protagonista desde que comenzó la pandemia, y ha sido también el argumento de muchos profesores que ya venían defendiendo la bajada de ratios desde hace años, pues consideran que mejora la calidad de la enseñanza al ofrecer una educación más personalizada.

Hay numerosas familias que se interesan por las líneas en los colegios y el número de alumnos por clase, pero no es uno de los aspectos más comunes, al menos dentro de las informaciones que solicitan padres y madres a los centros a través de nuestra plataforma.P. ¿La pandemia ha variado también las búsquedas de centro? ¿O es algo que se notaba desde hace años? R.

Desde que lanzamos Micole hace dos años, hemos visto ligeras variaciones en la búsqueda de centro, por ejemplo en la importancia que le dan las familias a los resultados académicos o al uso de tecnología, variable cuyo interés aumentó notablemente en el primer confinamiento.

  • Por el contrario, algo que se mantiene es el tipo de centro: el 50% de las familias que acuden a nosotros indican entre sus preferencias la educación concertada.
  • En un curso donde ha existido tanta polémica por la Ley Celaá ha quedado patente que es una de las opciones preferidas por madres y padres españoles.

Más allá de los criterios habituales, cada vez hay más información a su alcance y entran en la ecuación otros aspectos, como el modelo educativo, los valores del centro o la adaptación curricular.P. A raíz de lo comentado, ¿cuáles son los criterios más buscados por las familias? ¿Las extraescolares influyen? Más información R.

  • Sin duda la titularidad del centro (público, privado o concertado), si es religioso o laico (aunque hay un alto volumen de familias a los que les es indiferente), la distancia al hogar y los idiomas son los criterios más comunes para las familias a la hora de buscar colegio,
  • Estos suelen ser decisivos, ya que actúan como “filtro” principal.

Después de esto, servicios como comedor (en el último mes más de un 70% de familias, dentro del test de afinidad que proporciona Micole indicaron que querían un centro con comedor), transporte o extraescolares (60%) son aspectos que se tienen muy en cuenta.

  • En el caso concreto de las extraescolares, estas son percibidas como un must en los colegios y se da por hecho que tendrán las más comunes.
  • Es interesante y muy positivo ver cómo muchos centros invierten y tratan de estar a la última para tener una oferta atractiva: más allá de las extraescolares de toda la vida encontramos colegios que dan clases de cocina o tareas domésticas, robótica, ajedrez (actividad que se disparó después del éxito de Gambito de Dama en Netflix), etc.

Creo que un centro que disponga de una oferta variada es más interesante, ya que permitirá que el niño pueda desarrollar gustos y habilidades en numerosas y variadas áreas y con la comodidad de hacerlo donde recibe su educación.P. ¿En la actualidad, se buscan más pedagogías del tipo Montessori que hace unos años? R.

Sin duda, desde 2004 las búsquedas de este tipo de pedagogías en Google se han incrementado enormemente. En 2020, hubo un 16% más de búsquedas en comparación con los datos del año anterior, y si lo comparamos con cinco años antes (2015) hubo un 76% más. Las redes también están llenas de profesionales que alaban este tipo de enseñanza, haciendo que sea cada vez más popular y demandada.

En nuestra plataforma, en nuestro ranking de los mejores colegios privados de España, contamos con seis colegios Montessori y dos colegios Waldorf. Este ranking está elaborado con base en las búsquedas que realizan las familias, el volumen de tráfico que reciben las fichas de los centros o las solicitudes de información a los mismos.

Curiosamente, hemos notado un gran ascenso desde mayo en las solicitudes de información a estos centros Montessori/Waldorf. Tan solo en mayo, junio y lo que llevamos de julio hemos gestionado más solicitudes que en los 12 meses previos (desde que lanzamos esta funcionalidad a las familias).P. ¿Dentro de esta búsqueda de centro, cuál sería el papel docente a la hora de que los padres elijan uno u otro? R.

Fijarnos en el equipo docente es clave a la hora de escoger colegio. Nuestra recomendación es dar con una serie de centros afines a nosotros (para lo que recomendamos usar nuestra plataforma, cómo no) y a partir de ahí informarnos y visitarlos para conocer de primera mano a las personas que estarán con nuestros hijos a diario.

  1. En mi opinión, observaría si el equipo docente ofrece a los más pequeños grandes dosis de afecto y sensibilidad y que el centro, en su conjunto, proporciona al alumno un ambiente de confianza, familiaridad y seguridad.
  2. Tampoco debemos olvidar que los niños se van a formar como personas en el colegio, por lo que es clave que el centro y los docentes que lo forman estén en línea con los valores familiares.

El feeling que nos den los docentes y el ambiente del colegio es clave, por lo que es recomendable preguntar a otros padres y ver cómo están los otros niños.

¿Cuándo hay que empezar a buscar colegio?

En cuanto a la búsqueda de colegio en sí, desde Micole recomendamos comenzar al menos un año antes de que deba entrar en él. Más si es posible. Especialmente si nos dedicamos a buscar colegio sin ayuda y yendo a jornadas de puertas abiertas en colegios.

¿Cómo se realiza la elección de un centro de padres?

El Estatuto modelo, señala que los Centros de Padres, serán organizaciones comunitarias. Asimismo, en su artículo 23, a propósito de las elecciones del Directorio, éste deberá ser elegido en la Asamblea General Ordinaria del mes que la organización determine mediante votación secreta.

¿Por que elegir una escuela?

Muchas veces los padres de familia nos preguntan cuáles son los criterios para elegir el mejor centro educativo. La respuesta es: depende de los que los padres buscan para sus hijos. En ese sentido no hay un mejor colegio, sino el más afín a nuestros intereses y valores. En este artículo ofrecemos algunas pautas generales para que su decisión se adecue lo más posible a estos criterios. Los criterios para seleccionar el colegio de nuestros hijos se componen de muchos factores, como son los valores que promueve, el proyecto educativo, el personal docente y administrativo que lo integra, los costos, la enseñanza personalizada, la posibilidad de participación de los padres, los horarios y la disciplina que se imparte, la infraestructura con la que cuenta el plantel (además de los ambientes que lo rodean) y los criterios de admisión.

Acaso la forma menos complicada de elegir un colegio sea prolongando la tradición familiar, es decir, poniendo a los hijos en el centro educativo de uno de los padres, lo cual brinda la seguridad de lo conocido. Asimismo, las referencias de amigos o familiares sobre un centro educativo deberían jugar un papel muy importante a la hora de tomar una decisión final.

Sin embargo, por extraño que parezca, estos “atajos” no suelen darse con la frecuencia que uno esperaría, por la sencilla razón de que las otras variables, sobre todo la de costos, juegan un papel crucial en esta etapa resolutiva. Es por ello que, en este artículo, hemos pensado en un padre de familia que ha decidido barajar otras opciones teniendo en cuenta criterios fiables que le pueden dar relativa seguridad a la hora de decidirse.

  • Dicho esto, es importante definir cuáles son los valores más importantes en la familia, aquellos que, como padres, no estamos dispuestos a renunciar.
  • Estos valores no son homogéneos, cada familia otorga particular importancia a determinados temas; así, para unas el colegio deberá ser bilingüe, para otras los padres de familia deben tener un estilo similar al propio; unos se decidirán por la disciplina, otros por los costos; unos padres de familia preferirán una formación religiosa, mientras otros tendrán en cuenta, más bien, la distancia del colegio con el hogar.
See also:  Peliculas Que Pasan En Un Instituto?

Como se ve, esta falta de homogeneidad en los criterios de selección hacen de cada familia un caso particular al punto que lo que es bueno para unos padres, no necesariamente lo es para otros. Lo ideal es encontrar un justo equilibrio, un colegio que no sólo colme nuestras expectativas como padres de familia sino que también pueda ser un segundo hogar para nuestros hijos.

  1. Hay que tener en cuenta que al colegio no se va a sufrir, sino a aprender en un ambiente cálido y estimulante.
  2. A continuación, les brindamos algunos consejos sobre lo que deberían considerar cuando visiten un colegio, las cosas que deben preguntar y los detalles que no deben pasar inadvertidos.
  3. ¿Quién entrevista? Es importante tener en cuenta quién recibe a los padres cuando llegan a la entrevista.

No es lo mismo ser entrevistado por la secretaria, que por el director o alguna autoridad similar, pues no se trasmitirá de la misma manera el proyecto educativo. Precisamente, uno debe conocer, escuchar y evaluar a quien lidera. El tiempo de la entrevista también cuenta, es desagradable cuando a uno lo atienden como si estuvieran apurados o pendientes de otra cosa.

  • No hay tiempo fijo, pero debe ser el suficiente como para que los padres de familia aclaren todas sus dudas.
  • Valores comunes Todo colegio tiene un ideario, compuesto de valores que promueve y que definen su concepción del hombre y de la educación en general.
  • Los padres de familia, como acabamos de mencionar, ya saben lo que están buscando en ese aspecto.

Luego, es fundamental saber si los valores que maneja la familia son concordantes con los de la institución que estamos visitando. No hay que olvidar que los proyectos transmiten valores, y de acuerdo con ellos cambia el perfil del alumno que egresará de esa institución. Proyecto educativo Un proyecto educativo supone un desarrollo del perfil del alumno. Las cuestiones que abarca este proyecto incluyen la enseñanza de idiomas (si es bilingüe o son algunas horas de clase), el desarrollo de actividades especiales (talleres, vida al aire libre, apertura hacia fuera), el apoyo a alumnos con bajo rendimiento, visitas educativas (museos, exposiciones, lugares históricos), etc.

La mayor parte de los colegios especifican en un documento los alcances de su propuesta educativa y el modelo de niños y jóvenes que esperan formar, cuál es su política al respecto, el porcentaje de horas dedicadas a las principales materias, los sistema de evaluación, método de enseñanza, importancia dada a los idiomas, etc.

Por todo ello, es bueno saber cómo el colegio se ocupa de los contenidos, la metodología de trabajo que emplea con los alumnos y los proyectos que llevan a cabo. Personal docente y administrativo Tan importante como el proyecto educativo son los recursos humanos con los que cuenta el colegio para realizarlo, empezando por el equipo directivo y docente.

En lo posible, averiguar cuál es la formación que tienen los docentes y cuál es el criterio empleado para su selección. También es conveniente saber si el colegio se preocupa por capacitar a sus maestros. Es deseable que los profesores tengan títulos específicos en las materias que imparten, así como en las edades con las que trabajan.

Asimismo, es bueno saber si el colegio se maneja con asesores por área, los cuales capacitan a los maestros. Un detalle que conviene tener en cuenta es la cantidad de años que laboran los profesores en el plantel, lo cual es un índice de la continuidad y experiencia que detentan.

  1. Pregunte desde hace cuántos años trabajan los profesores y si hay mucha rotación.
  2. Si los docentes están hace mucho tiempo, seguramente se sienten cómodos y trabajan mejor.
  3. Se espera que haya un alto porcentaje de profesores que lleven bastante tiempo en el colegio.
  4. Los recursos humanos también incluyen al personal administrativo, coordinadores, personal auxiliar, el departamento psicopedagógico y el servicio médico de emergencia.

Costos Para muchos padres, los costos son acaso el factor más importante a la hora de tomar una decisión, sobre todo si la familia es numerosa o proyecta serla. El gasto anual se compone fundamentalmente de la matrícula y de las cuotas mensuales o pensiones.

Hay que preguntar qué incluyen estos pagos y por cuáles conceptos hay que hacer desembolsos adicionales, como es el caso de los materiales, los talleres o los viajes de conocimiento. Asimismo, hay que averiguar cuál es el pago mínimo en los años correspondientes y la progresión de las cuotas entre niveles.

Enseñanza personalizada La enseñanza personalizada alude a la cantidad de alumnos por aula. Lo recomendable es que, en ningún caso, exceda de 30 alumnos. Por lo general, cuando un colegio ofrece este tipo de enseñanza, la cantidad de alumnos no supera los 15 estudiantes.

  1. La ventaja de este sistema es la atención dedicada que puede brindar el profesor a cada alumno, pues de esta manera puede monitorear mejor su aprendizaje y detectar rápidamente las dificultades en el aula.
  2. La desventaja, según cada familia, es que el costo por concepto de mensualidad aumenta.
  3. Participación de los padres No todos los padres pueden asumir igual grado de compromiso sobre la participación que se espera de ellos en el colegio, así como no todos los colegios esperan que los padres se involucren de la misma manera.

Hay grandes diferencias al respecto: algunos colegios sólo permiten que los padres ingresen para las reuniones anuales, mientras otros estimulan la participación. Por ello es recomendable averiguar las frecuencias de las reuniones de padres, la posibilidad de pedir entrevistas con docentes o directivos, y el contacto, en general, de los padres con el colegio. Como Elegir Instituto Para Mi Hijo Canal de informaciones Según se disponga de los recursos, hay colegios que permiten que los padres de familia estén permanentemente enterados del rendimiento de sus hijos, las tareas que traen a casa, las notas de sus exámenes y las actividades propias del desarrollo de la currícula.

Por lo general, el colegio informa ampliamente de la modalidad que dispone para este canal de informaciones. Adicionalmente, debería ser capaz de informar a los padres sobre si a su hijo le pasa algo que no advierte en casa, si se ha lastimado o si ha intervenido en una pelea. Es importante saber que la institución educativa lo pondrá al tanto de cualquier cosa fuera de lo común que ocurra.

Actualmente, muchos colegios hacen uso de la intranet para establecer un contacto mucho más cercano con los padres, donde estos pueden monitorear día a día el progreso de sus hijos. Este recurso complementa notablemente al tradicional cuaderno de comunicaciones, en el que los alumnos o la maestra consignan las actividades diarias, anotaciones disciplinarias o pedidos a los padres de familia.

Horarios y disciplina Aparte de la hora de entrada y salida, la cantidad de horas dictadas y los respectivos descansos, los horarios incluyen las tareas previstas o las actividades que se desarrollan fuera del tiempo habitual. Por ello, es recomendable hacer una visita al colegio en horas de clase y observar si los niños están contentos, motivados y si trabajan en orden.

Aproveche para preguntar por las actividades extracurriculares. En cuanto al manejo de las cuestiones disciplinarias, pregunte qué pasa si un alumno muestra mala conducta, cuáles son las estrategias para enfrentar el problema, el tipo de sanciones previstas o si citan a los padres.

  1. El manejo de los problemas de conducta es un indicador de la filosofía del colegio.
  2. No es lo mismo consignar la falta en el cuaderno de comunicaciones, que conversar con el alumno sobre ella y ver cómo puede corregirla.
  3. Infraestructura La infraestructura hace referencia al espacio físico y sus instalaciones.

Es recomendable observar el edificio y sus dimensiones, las aulas, el equipamiento, orden y limpieza, las áreas de recreación y las áreas verdes. Asimismo, debe constatar la seguridad interna (escaleras, ascensores, etc.) y la externa (vigilancia). En el caso de los niños pequeños, el ambiente debe ser motivador y muy seguro.

En cuanto al equipamiento por áreas de estudio, es conveniente que le muestren los laboratorios con los que cuentan (física, química, biología, inglés), las instalaciones deportivas (canchas de fútbol, básquet, voleibol, piscinas, etc.), los espacios dedicados a los talleres artísticos y las salas de cómputo.

Ambiente Nada de lo dicho se compara a caminar por el lugar una y otra vez, no permita que se lo cuenten. Hay que prestar atención a lo que uno siente cuando ingresa en el colegio. La intuición de padres es fundamental para detectar un buen ambiente o una tensión inesperada.

Las instalaciones hablan mucho de un centro educativo, observe si se puede percibir la presencia de los alumnos en las aulas fuera del horario de clases, es decir, los trabajos expuestos en las paredes, los logros resaltados, las actividades pendientes, etc. Admisión Este aspecto alude a las condiciones de ingreso.

Es bueno tener muy claro el circuito de admisión y las pautas de ingreso a la institución, como por ejemplo los exámenes de nivel, las entrevistas con la psicóloga, etc. Los padres deben asumir de antemano que no en todos los colegios su hijo podrá ser admitido, por lo cual es recomendable que barajen tres o cuatro opciones.

  1. Referencias Las referencias son acaso el medio más fiable para indagar sobre la calidad de un centro educativo, pues nos permite elaborar una primera lista de colegios que podríamos considerar.
  2. Pregunte a sus familiares o a sus amigos con hijos y averigüe sobre la experiencia que han tenido con diferentes colegios y por qué están o no satisfechos.

Anote los factores que para usted son importantes (por ejemplo, formación religiosa, actividades extracurriculares, excelencia académica, deportes) y haga consultas específicas.

¿Cómo saber a qué colegio va mi hijo 2022 2023?

El Call Center es otra opción para consultar a que escuela o colegio fue asignado un estudiante, para utilizar el servicio, el padre de familia debe comunicarse al 1800-33822 (Llamada gratuita) y pregunta donde fue asignado su representado proporcionando el número de cédula.

See also:  Como Conseguir Novia En El Instituto?

¿Cómo saber en qué colegio estudia mi hijo 2022?

¿Cómo saber si mi hijo está registrado en la UGEL? – La UGEL informa a los padres de familia que pueden utilizar la herramienta virtual ” Identicole “, creada por el Ministerio de Educación (Minedu), con el fin de verificar si la institución educativa privada donde piensan matricular a sus hijos cuenta con la autorización.

¿Cómo saber a qué escuela va mi hijo 2022?

Entrar al sitio web juntos.educacion.gob.ec. Seleccionar la opción Régimen Sierra – Amazonía. En el menú superior, seleccionar la opción Consulta – Consulta la Institución Educativa Asignada (clic aquí).

¿Qué pasa si no tengo colegio para mi hijo?

Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México ¿Quieres cambiar a tu hijo a una escuela en la Ciudad de México? En la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM) puedes solicitar una autorización para cambiar a tu hijo de una escuela a otra; siempre y cuando exista disponibilidad de lugares en la institución que deseas y deberá ser a partir del primer día hábil del mes de octubre.

¿Por que estudiar en un colegio catolico?

Ventajas de estudiar en un colegio católico de alto nivel educativo – Cuando en un colegio se combinan la formación católica y el alto nivel educativo, los alumnos crecen y se desarrollan obteniendo distintos beneficios: ‍ Preparación académica ‍ Brindamos una excelente formación académica que dota a los alumnos de todas las herramientas para enfrentar con éxito los retos que el mundo les presenta.

Con educación bilingüe y distintas certificaciones internacionales. ‍ Formación en valores ‍ Promovemos en nuestros alumnos un liderazgo cristiano de servicio, enfocado en la vivencia de valores que los lleva a una mejor convivencia con los demás pero también a convertirse en la mejor versión de sí mismos.

Les acompañamos para construir una personalidad auténtica, madura y sana, de forma plena y conforme a su dignidad, con valores como el respeto, la honestidad, empatía y generosidad. ‍ Conciencia Social ‍ Crecer con una formación católica implica un compromiso social donde las acciones de nuestros alumnos impactan de forma positiva a las personas a las que ayudan. Como Elegir Instituto Para Mi Hijo ‍ Además de todas las competencias, conocimientos y habilidades que nuestros alumnos desarrollan durante su trayectoria escolar, cuidan su dimensión emocional y espiritual que los motiva a ser la mejor versión de sí mismos. ‍ Como Elegir Instituto Para Mi Hijo

¿Qué criterios se tienen en cuenta a la hora de elegir la escuela secundaria?

Silvia Gabriela Vázquez, Integrante de la Junta Directiva de la Red Latinoamericana de Profesionales de la Orientación. Directora de la Diplomatura en Responsabilidad Social y Resiliencia en la UDEMM (Argentina) Los factores que influyen a la hora de elegir un centro escolar o académico son múltiples y de diferente naturaleza: el apoyo de la familia, la calidad de la educación recibida en el nivel educativo anterior, las expectativas que el entorno deposita en ese alumno, la manera en que el estudiante se prepara para afrontar los cambios, el prestigio de la institución y sus docentes, los aspectos edilicios, la ubicación geográfica, etc.

Las modificaciones en sus rutinas Las transformaciones corporales. La pérdida de ciertos privilegios infantiles. Las fantasías y temores acerca de la escuela secundaria. La decisión por una modalidad y orientación, debiendo dejar de lado las restantes. La necesidad de adquirir hábitos de estudio más adecuados a las futuras exigencias. Las novedades en las modalidades de evaluación y las pautas de disciplina. La urgencia por construir redes entre pares, logrando aceptación y pertenencia. Las vicisitudes del nuevo rol a asumir. El hecho de dejar de ser los mayores del colegio para convertirse en los más inexpertos.

Como adultos, tenemos el compromiso de acompañar a los futuros ingresantes para que esta transición resulte lo más satisfactoria posible, convirtiéndose en una oportunidad de desarrollo y aprendizaje. Por un lado, propiciando una elección ajustada a sus aptitudes e intereses, previniendo así posibles abandonos debidos a desajustes evitables entre expectativas y logros.

Por el otro, preparándolos para afrontar futuras situaciones imprevistas, teniendo en cuenta la actual incertidumbre, a la que aún no hemos logrado habituarnos. No es una novedad que los estudiantes próximos a elegir su Escuela Secundaria enfrentan una doble crisis: la propia del momento vital que atraviesan y la provocada por el pasaje de un nivel educativo a otro.

Sin embargo, si transcurre en un clima de contención, esa misma crisis puede convertirse en una excelente oportunidad para fortalecer sus pilares de resiliencia, su asertividad y su tolerancia a la frustración. Un buen vínculo docente-alumno puede tener mucho peso durante la construcción de la identidad vocacional.

Cuando esto ocurre, el último año de escuela básica se convierte en un espacio de ensayo para que los adolescentes vivan el ingreso al secundario como un desafío, en lugar de verlo como una amenaza. Antes de elegir un centro escolar: Recurrir al diálogo “La paciencia infinita produce resultados inmediatos” (Confucio) Así como administrar un test estandarizado no es suficiente, orientar tampoco puede limitarse a brindar información, es imprescindible el diálogo.

No un diálogo cualquiera, sino uno que no juzgue, que convoque a la introspección, al reconocimiento de aquello que está obstaculizando la posibilidad de hacer una elección criteriosa y ajustada. Un diálogo que apunte a sostener, empoderar y fortalecer el estado de resiliencia del orientado.

  • A menudo, nos encontramos, con creencias disfuncionales acerca de las propias capacidades o con actitudes de desesperanza ante problemáticas tanto socioeconómicas, como familiares, que pueden obstaculizar la elección.
  • En estos casos, la escucha comprometida del docente puede favorecer un posterior diálogo fructífero entre el alumno y sus familiares.

La propuesta es entonces una escucha dialogada de docente a alumno -y de padre a hijo- que desafíe tanto a las respuestas apresuradas como a las preguntas tardías dando lugar a la decisión más saludable, aquella que se toma sintiéndose convencido, luego de haber reflexionado lo suficiente.

Un aspecto decisivo: que el alumno se sienta parte del centro elegido Una elección saludable sólo puede tener lugar en un clima de libertad y de responsabilidad, luego de una adecuada introspección que permita responder a la pregunta “¿Quién soy?” Por ello, el 1° paso –decisivo- es propiciar en los jóvenes un adecuado autoconocimiento, ya sea en el ámbito familiar, escolar o con ayuda de un orientador profesional.

Algunas tareas fundamentales previas a la elección de una Escuela Secundaria son:

Plantear metas adecuadas, evitando aquellas poco realistas, ambiguas o inconmensurables. Reconocer las propias ansiedades o temores frente a la toma de decisiones. Detectar qué etapa de elección se está atravesando. Considerar el impacto que la decisión puede acarrear en el entorno. Aceptar que no todas las asignaturas ni todas las reglas del centro serán de su completo agrado. Elaborar criterios de elección que sustenten la decisión a tomar.

Una vez que se ha dialogado lo suficiente, el 2° paso consistirá en informarse acerca de la oferta educativa, teniendo en cuenta cuestiones académicas, geográficas y económicas. Alejandra Pizarnik ha escrito que “buscar no es un verbo sino un vértigo”.

  1. Si la sobreabundancia de datos nos encuentra desprovistos de criterios, no hará más que convertir la búsqueda en una carrera vertiginosa y desordenada.
  2. Por ello, en este momento, no basta con ofrecer información.
  3. Lamentablemente, la imagen de jóvenes que vuelven de una exposición con un puñado de folletos sobre escuelas y los guardan en un cajón sin haberlos leído, es también bastante frecuente.

Lo fundamental es asesorarlos en su análisis y comprensión. El 3° paso consiste en ofrecer a los adolescentes la oportunidad de recorrer las instituciones de educación secundaria y presentarles sus planes de estudio de acuerdo a la modalidad u orientación elegida.

Un 4° paso -que excede la temática de este artículo- consiste en enseñarles a tomar apuntes o familiarizarlos con vocabulario novedoso para ellos como modos de acercar a los estudiantes a ese mundo aún desconocido. Contar con talleres pre-ingreso en los que se lleve a cabo esta tarea representa un punto a favor a ser tenido en cuenta al elegir un centro.

Esta anticipación de situaciones futuras para que el alumno pueda “ensayarlas” convierte al adulto (padre o docente) en un verdadero promotor de resiliencia, esa capacidad para afrontar situaciones difíciles exitosamente. ¿Cuál es entonces el mejor colegio secundario? Sin duda, aquel que ayude a los estudiantes a conocerse mejor a sí mismos, a desarrollar sus múltiples inteligencias, a fortalecer sus habilidades socio-cognitivas y a comprometerse -consigo mismo y con otros- en un proyecto saludable de futuro Lo más leído Ver más Lo último Suscríbete a nuestras publicaciones

¿Cuál es la diferencia entre un colegio y un instituto?

Instituto = es un lugar donde se aprende una carrera o un idioma. Ejemplo: instituto de idiomas Colegio = es la secundaria un lugar donde estudias hasta graduarte y obtener bachillerato e ir a la universidad.

¿Qué es mejor colegio o escuela pública?

Aunque en otros países inscribir a tu hijo en una escuela privada tenga más que ver con estatus social y sea más un lujo que una verdadera necesidad ya que la educación pública es de alto nivel y se le destina un gran presupuesto, la realidad es que en México las diferencias entre educación pública y privada son sumamente marcadas y puede marcar la diferencia en el aprendizaje de tus hijos.

Ventajas de asistir a un colegio privado Infraestructura Los colegios privados cuentan con la ventaja de, al ser financiados como una empresa o negocio a través de los clientes, suelen contar con infraestructura de alto nivel que se traduce en edificios modernos, canchas y espacios de esparcimiento cuidados y en buenas condiciones, salones de cómputo y tecnología, aulas climatizadas y, en general, todo lo necesario en cuanto a ambiente para propiciar el aprendizaje de los niños.

Mejores resultados Por varios años las pruebas estandarizadas tipo ENLACE y PISA han arrojado resultados en los que las escuelas privadas muestran mejores calificaciones que las escuelas públicas, y si bien esto no es garantía de que la educación es de mayor calidad, sí es un índice de que en las escuelas privadas lo alumnos tienen un mejor rendimiento en general, esto puede ser de igual manera debido a que la contratación de maestros en escuelas privadas es más selectiva, siendo todos los maestros de estas escuelas profesionistas certificados.

  • Condiciones didácticas Las escuelas públicas tienen más acceso a materiales didácticos variados que se usan en la enseñanza, así como incluso aulas enteras dedicadas a usar estos materiales.
  • Los libros de texto incluso vienen con actividades para realizar a computadora que llaman la atención de los niños y refuerzan lo explicado por los maestros.
See also:  Cuando Empieza El Instituto Despues De Semana Santa 2022?

De igual manera, se ofrecen más oportunidades de excursiones escolares y otras actividades fuera del aula que propician nuevos aprendizajes y conocimientos. Atención más especializada Debido a su condición de escuela privada, el número de alumnos que se permite por aula es menor que en las escuelas públicas, por lo que los profesores tienen más oportunidad de atender las necesidades de cada alumno de manera especial y personalizada, facilitando la resolución de problemas y dudas y, de ser necesario, adaptar el material según las necesidades de cada alumno.

Actividades extracurriculares Casi todas las escuelas privadas tienen como requisito que los alumnos participen en actividades fuera del horario de clases, y estas pueden variar de actividades deportivas para fomentar el ejercicio y el deporte en los niños, y culturales, que fortalecen la sensibilidad artística y emocional de los alumnos, ambas siendo parte importante en la formación integral de los niños más allá de la educación en las aulas.

Si bien sabemos que la educación privada no es una opción para todos debido a los costos, en especial si se tiene más de un hijo en edad escolar, es precisamente por ello que la gente que tiene los medios y posibilidades de ofrecerles educación privada a sus hijos debe hacerlo, aprovechar todos sus beneficios y ventajas agradeciendo el tener la posibilidad de hacerlo, con el conocimiento y consciencia de estar haciendo lo mejor que pueden para el futuro de sus niños.

¿Cuál es la diferencia entre una escuela pública y una privada?

Por Violeta Bermúdez – Las públicas están administradas totalmente por el gobierno mexicano, y las privadas son empresas dedicadas a la educación que funcionan con recursos económicos privados. En México la educación básica comprende los niveles de Preescolar (Kinder), Primaria y Secundaria.

Estos niveles de educación, tanto en escuelas públicas como privadas, deben ser certificados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), instituciòn del gobierno mexicano. Ambos tipos de escuelas (públicas y privadas) deben impartir las materias básicas como Matemáticas, Español, Ciencias, Artísticas y Educación Física (deportes) y cumplir con el plan de estudios que dicta la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Entonces, ¿cuáles son las diferencias generales entre las escuelas de educaciòn básica públicas y privadas?.

¿Qué es KIDStudia?

Crece el interés por la búsqueda de colegios en España, por KIDStudia Bien sea por problemas económicos o por mejorar la calidad educativa, tras la pandemia, muchos padres se han visto en la necesidad de cambiar a sus hijos de colegio, por lo que ha aumentado la búsqueda de colegios en todas sus modalidades. Estas indagaciones permiten acceder a la información de cada institución y determinar si los planes de estudio encajan con las necesidades de la familia.

  • IDStudia es una plataforma online que cuenta con referencias de excelentes escuelas, para mostrar las opciones disponibles en el mercado escolar.
  • Cómo ha cambiado la búsqueda de colegios en España La educación forma parte relevante del proceso de crecimiento de los niños y los adolescentes.
  • Tomando en consideración el cambio drástico que trajo consigo la pandemia de covid, los adultos siguen buscando nuevas alternativas para mejorar el aprendizaje de sus hijos.

Con relación a estadísticas brindadas por KIDStudia, el término “colegios públicos” pasó de buscarse en Google unas 25.000 veces a 60.000, mientras que “colegios privados” se posiciona con unas 33.000 y “colegios concertados” creció de 12.000 a 27.000 búsquedas.

Esto evidencia la creciente necesidad de los españoles por encontrar una institución que se ajuste a ellos. El aspecto principal que diferencia a cada uno de estos colegios es el método de financiación; mientras que en el privado el importe lo asumen los padres, el público lo subvencionan los organismos del sistema estatal.

El aumento de los concertados revela la necesidad de conseguir una educación con ideología propia o abierta a todo público. Un espacio para la búsqueda de colegios en España En este contexto, KIDStudia busca ayudar a los padres en sus indagaciones a través de su base de datos con información de diversas instituciones en el país.

  • Este portal ofrece detalles sobre los centros, proceso de inscripción y servicios, para todos los niveles de educación infantil, primaria, ESO y bachillerato.
  • Esto responde a los diversos interrogantes que tienen los padres ante un cambio de escuela.
  • Al acceder a la web, se puede encontrar un buscador donde se introduce el tipo de centro educativo deseado para filtrar entre las opciones disponibles.

Luego, ofrecen una selección de “los mejores colegios de España 2022”, basado en los criterios de los padres y en la calidad educativa de las diferentes opciones. La constante búsqueda de colegios para mejorar la formación de los menores se ha intensificado tras la pandemia del 2020; por ello, KIDStudia dispone de la información de colegios en España para tomar una decisión basada en las ventajas y desventajas de cada institución.

¿Que ofrecen los colegios privados?

¿Por qué elegir un colegio particular para mis hijos? 5 Razones Las escuelas particulares, o privadas, son reconocidas por sus instalaciones, servicios, materias y maestros experimentados. En México, aproximadamente existen 46 mil e incluyen, en su mayoría, educación a nivel kínder, primaria, secundaria, preparatoria y universidad.

  1. Debes elegir un colegio privado para tus hijos porque brinda baños, salones, jardines, patios o auditorios limpios y en buen estado todo el tiempo.
  2. Una escuela privada te conviene porque le da mantenimiento constante a sus salones e implementa materiales como pizarras, proyectores, butacas, libros, tableros, etc.
  3. Los colegios particulares capacitan y actualizan a sus maestros cada varias veces durante todo el ciclo escolar, todo con el fin de que los alumnos obtengan mejores aprendizajes.
  4. Este tipo de escuelas ofrecen comedores privados, bibliotecas, salones de usos múltiples, salones de cómputo, áreas verdes, enfermería, seguros médicos, becas, asesorías personalizadas, entre otras cosas.
  5. Los colegios privados son reconocidos porque ofrecen clases de inglés y clases extracurriculares. Elige uno si quieres que tus hijos desarrollen gusto y habilidad en la danza, la pintura, la música, el canto, los deportes, la tecnología o la computación.

En la Ciudad de México existen muchas escuelas preparatorias, secundarias, preescolares y reconocidas, así que, si te has convencido de inscribir a tus hijos a una de ellas, será mejor que comiences a investigar. ¿Por qué elegir un colegio particular para niños de kínder o primaria? Un colegio con estas características le permite a los niños de entre 3 y 12 años desarrollar habilidades valiosas y conocer el mundo de una manera distinta.

¿Cómo saber a qué colegio va mi hijo 2022 2023?

El Call Center es otra opción para consultar a que escuela o colegio fue asignado un estudiante, para utilizar el servicio, el padre de familia debe comunicarse al 1800-33822 (Llamada gratuita) y pregunta donde fue asignado su representado proporcionando el número de cédula.

¿Cómo saber en qué colegio estudia mi hijo 2022?

¿Cómo saber si mi hijo está registrado en la UGEL? – La UGEL informa a los padres de familia que pueden utilizar la herramienta virtual ” Identicole “, creada por el Ministerio de Educación (Minedu), con el fin de verificar si la institución educativa privada donde piensan matricular a sus hijos cuenta con la autorización.

¿Qué es mejor preescolar público o privado?

Aunque en otros países inscribir a tu hijo en una escuela privada tenga más que ver con estatus social y sea más un lujo que una verdadera necesidad ya que la educación pública es de alto nivel y se le destina un gran presupuesto, la realidad es que en México las diferencias entre educación pública y privada son sumamente marcadas y puede marcar la diferencia en el aprendizaje de tus hijos.

Ventajas de asistir a un colegio privado Infraestructura Los colegios privados cuentan con la ventaja de, al ser financiados como una empresa o negocio a través de los clientes, suelen contar con infraestructura de alto nivel que se traduce en edificios modernos, canchas y espacios de esparcimiento cuidados y en buenas condiciones, salones de cómputo y tecnología, aulas climatizadas y, en general, todo lo necesario en cuanto a ambiente para propiciar el aprendizaje de los niños.

Mejores resultados Por varios años las pruebas estandarizadas tipo ENLACE y PISA han arrojado resultados en los que las escuelas privadas muestran mejores calificaciones que las escuelas públicas, y si bien esto no es garantía de que la educación es de mayor calidad, sí es un índice de que en las escuelas privadas lo alumnos tienen un mejor rendimiento en general, esto puede ser de igual manera debido a que la contratación de maestros en escuelas privadas es más selectiva, siendo todos los maestros de estas escuelas profesionistas certificados.

Condiciones didácticas Las escuelas públicas tienen más acceso a materiales didácticos variados que se usan en la enseñanza, así como incluso aulas enteras dedicadas a usar estos materiales. Los libros de texto incluso vienen con actividades para realizar a computadora que llaman la atención de los niños y refuerzan lo explicado por los maestros.

De igual manera, se ofrecen más oportunidades de excursiones escolares y otras actividades fuera del aula que propician nuevos aprendizajes y conocimientos. Atención más especializada Debido a su condición de escuela privada, el número de alumnos que se permite por aula es menor que en las escuelas públicas, por lo que los profesores tienen más oportunidad de atender las necesidades de cada alumno de manera especial y personalizada, facilitando la resolución de problemas y dudas y, de ser necesario, adaptar el material según las necesidades de cada alumno.

Actividades extracurriculares Casi todas las escuelas privadas tienen como requisito que los alumnos participen en actividades fuera del horario de clases, y estas pueden variar de actividades deportivas para fomentar el ejercicio y el deporte en los niños, y culturales, que fortalecen la sensibilidad artística y emocional de los alumnos, ambas siendo parte importante en la formación integral de los niños más allá de la educación en las aulas.

Si bien sabemos que la educación privada no es una opción para todos debido a los costos, en especial si se tiene más de un hijo en edad escolar, es precisamente por ello que la gente que tiene los medios y posibilidades de ofrecerles educación privada a sus hijos debe hacerlo, aprovechar todos sus beneficios y ventajas agradeciendo el tener la posibilidad de hacerlo, con el conocimiento y consciencia de estar haciendo lo mejor que pueden para el futuro de sus niños.