Como Convencer A Tu Madre Para No Ir Al Instituto?

Como Convencer A Tu Madre Para No Ir Al Instituto
Descargar el PDF Descargar el PDF A veces, ir a la escuela es simplemente demasiado para nosotros. Tal vez haya una prueba para la que no estudiaste o estés cansado de ser víctima de bullying, En cualquier caso, es posible que quieras faltar a la escuela. Puedes fingir que estás enfermo al simplemente decir que sientes nauseas, o puedes hacer algo de teatro y planificación.

  1. 1 Pide permiso. No asumas que siempre obtendrás lo que deseas. Si quieres faltar a la escuela, cualquiera que sea el motivo, pregúntale a tus padres si están de acuerdo.
    • Encuentra un momento en el que tus padres estén de buen humor. Si les preguntas en un mal momento, es posible que no les agrade mucho la idea. Si están a punto de salir y sigues preguntando si puedes quedarte en casa, es probable que digan que no.
    • Prepárate para escuchar un “no” como respuesta. A menos que tengas una buena razón para quedarte en casa, es probable que tus padres no quieran que faltes.
  2. 2 Permanece calmado. Si tus padres no te permiten quedarte en casa, no pierdas los papeles. Eso no ayudará en nada a tu situación. Eso solo les probará que no eres lo suficientemente maduro para quedarte solo en casa.
    • Si sientes que te estás enojando, respira profundamente. Si tienes tiempo, más tarde podrías intentar pedir permiso nuevamente.
    • No llames a tus padres por sus nombres ni te comportes mal con ellos. Ellos pueden tener buenas razones para que vayas a la escuela. Si empiezas a gritarles, solo te meterás en problemas.
  3. 3 Ofrécete a hacer algunos quehaceres. Trata de hacer un compromiso con tus padres. Es posible que ellos se abran más a la idea de dejarte faltar a la escuela si te ofreces a limpiar la casa. Si eres capaz de lavar la ropa, trata de ofrecerte a hacerlo.
    • Si te dejan quedarte en casa con la condición de que hagas algunos quehaceres, asegúrate de hacerlos. No les des ninguna razón para no confiar en ti ya que será más difícil trabajar con ellos en el futuro.
    • Cumplir tus compromisos puede hacerte ganar terreno con tus padres. Si ven que eres responsable, es posible que sea más fácil negociar con ellos más adelante.
  4. 4 Sé honesto. Tal vez no estés enfermo, pero seguro tienes otra razón para no querer ir a la escuela. Si eres víctima de bullying o te sientes incomodo en la escuela, habla con tus padres.
    • Es probable que tus padres te hagan ir a la escuela de cualquier forma, pero serán capaces de ayudarte con tu problema.

    Anuncio

  1. 1 Comienza temprano. Si faltar a la escuela no es una decisión de último minuto, empieza a prepararte para tu actuación. Grita mucho para hacer tu voz ronca o practica tu tos falsa.
    • Asegúrate de que tus padres no estén cerca mientras la practicas. Si te descubren, tendrás que ir a la escuela.
    • La mayoría de las personas puede sentir que el resfriado se acerca uno o dos días antes de que suceda. Si puedes, menciónale a tus padres que crees que te estás enfermando.
  2. 2 Finge los síntomas. Estornuda y tose, pero no exageres. Actúa como si tuvieras dificultades para ponerte de pie. Habla menos con tu familia y amigos. No cambies de opinión acerca de qué parte de tu cuerpo te duele. Si dices que tienes dolor de cabeza, sigue con eso.
    • Intenta dormir más seguido, especialmente si estás viendo televisión. Los niños enfermos suelen dormirse fácilmente. Si dices que estás enfermo un minuto, pero luego te emocionas por tu programa favorito, tus padres no te creerán.
    • Evita quejarte demasiado. El truco para fingir que estás enfermo es no dar la impresión de que estás fingiendo. Mantén las quejas equilibradas y no hagas una escena.
  3. 3 Haz de cuenta que tienes fiebre. Una forma común de hacer que parezca que tienes fiebre es poniendo una botella de agua caliente en tu cabeza.
    • Otra forma es poner un termómetro en agua caliente para que aumente su temperatura. Este método requiere un poco de trabajo, así como padres que confíen en uno.
    • Ten cuidado cuando finjas fiebre. Si tu temperatura es demasiado alta, podrías terminar en sala de emergencias donde te descubrirán fácilmente. Trata de mantener tu fiebre aproximadamente a unos 100 grados Fahrenheit.
    • No metas el termómetro en el microondas para que se caliente. Eso solo malogrará el termómetro.
  4. 4 Ponte algo de maquillaje si puedes. Esto requiere un poco de habilidad, pero si puedes lograrlo, usar maquillaje será un adicional en tu actuación. Aclara tu piel con algo de base y enrojece tu nariz con un poco de lápiz labial.
    • Si no tienes tu propio maquillaje para usar, ten cuidado. Si te descubren usando el maquillaje de tu mamá, tendrás más problemas de lo que vale la pena.
    • Cuando escojas el lápiz labial para enrojecer tu nariz, no uses ninguno metálico o brillante. Solo encuentra un lápiz labial básico de color rojo.
    • No aclares tu piel demasiado cuando te hagas pálido. Encuentra algo parecido a tu tono de piel natural.
    • Trata de poner un poco del lápiz labial que usaste para enrojecer tu nariz alrededor de las esquinas de tus ojos. Ten cuidado de no poner lápiz labial en tus ojos y usa lo suficiente para que parezca que los has estado frotando.

    Anuncio

  1. 1 Pasa mucho tiempo en el baño. Cuando se trata de fingir un dolor de estómago, lo mejor que puedes hacer es ir al baño. Es poco probable que te pregunten mucho si pasas bastante tiempo en el baño. Además de algunas preguntas generales, es probable que las personas no quieran saber qué estuviste haciendo.
    • No hagas gemidos ni ningún ruido fuerte. Recuerda mantener las cosas simples.
  2. 2 Haz tu piel fría y húmeda. Salpica agua en tu cara para que tu piel se sienta fría. Moja un poco tu cabello, pero sin mojarlo demasiado. Solo querrás dar la impresión de que tu piel está fría. Cuando te pregunten, di que te sientes caliente. Esto hará que tus padres piensen que estás sudando frío.
    • También podrías intentar hacer alguna actividad física, como flexiones o abdominales. Haz lo suficiente para que unas cuantas gotas de sudor corran por tu frente.
  3. 3 Pretende estar mareado. Muchas veces las náuseas vienen acompañadas de una sensación general de mareos. No hagas ningún movimiento brusco. Trata de permanecer sentado tanto como sea posible. Si tienes que caminar, tómate tu tiempo.
  4. 4 Abstente de vomitar. Cuando finjas nauseas, no te induzcas el vómito. Di que no sientes hambre y que te duele el estómago. Trata de comer lo menos posible, pero hagas lo que hagas, no te induzcas el vómito. No es saludable. Anuncio
  1. 1 Frota tu cabeza. Para fingir dolor de cabeza, simplemente frota tu cabeza y cierra los ojos seguido. Túmbate en el sofá o en el suelo, y mantén tu mano apretando tu cabeza.
    • Cuando tus padres pregunten qué te sucede, diles que te duele la cabeza justo antes de cerrar los ojos. Mientras mejor describas el dolor, es más probable que te tomen en serio.
  2. 2 Reacciona ante las luces brillantes. Muchas veces, las personas con dolores de cabeza intensos no pueden soportar las luces brillantes. Si alguien abre la ventana o estás en una habitación con mucho sol, aparta la vista. Quéjate del brillo.
    • No exageres demasiado con este paso. La sensibilidad a la luz es común en la migraña, pero un dolor de cabeza general no se puede prestar para eso. Utiliza esta táctica de forma discreta.
  3. 3 Sé tan perezoso como puedas. Si tienes dolor de cabeza, lo último que querrás hacer es participar en cualquier actividad física. Quédate en cama. Ve a dormir tan pronto como puedas.
    • Como algo adicional, mantén tu habitación en silencio. Apaga tu televisor y no escuches música. Pocos padres creerán que sus hijos prefieren quedarse a oscuras en sus habitaciones todo el día y sin ningún entretenimiento.

    Anuncio

¿Qué pasa si no me gusta la escuela?

Buscar ayuda – Sería bueno que hablaras con alguien sobre tus problemas con la escuela. Tu mamá o tu papá, un familiar, un maestro o un consejero escolar podrán ayudarte. Sobre todo es importante que hables con un adulto si el problema es que eres víctima de acoso o si alguien te agrede físicamente.

  • Sería bueno también que escribieras en un diario tus sentimientos sobre la escuela.
  • Puedes llevar un diario o realizar anotaciones en un cuaderno común.
  • Se trata de una excelente manera de dejar salir las emociones que puedas tener retenidas en tu interior.
  • No tienes por qué compartir lo que escribes con los demás.

Si te sientes desorganizado o como si no pudieras ponerte al día con la tarea escolar, puedes pedir ayuda a tus maestros y consejeros escolares. Los maestros desean y esperan que pidas ayuda si tienes problemas para aprender. Si todas las asignaturas te resultan muy difíciles, un consejero escolar puede ayudarte a poner las cosas en orden.

¿Qué pasa con las personas que no estudian?

Para el individuo, los efectos de la falta de educación son varias: Capacidad limitada de obtener y comprender información esencial (política, social, cultural, sexual) El desempleo es de 2 a 4 veces mayor entre quienes tienen un nivel muy bajo de educación con respecto a quienes han. Completado la ESO.

¿Qué hacer si mi hijo odia el colegio?

Toma en serio a tu hijo – “Todos los niños tienen un mal día de vez en cuando”, afirma Jane Healy, autora de Different Learners: Identifying, Preventing, and Treating Your Child’s Learning Problems (enlace en inglés). “Sin embargo, si tu hijo lo dice de forma reiterada, por favor presta atención”.

  1. El negarse a ir a la escuela, señala Healy, podría indicar un problema, bien sea social, emocional o académico.
  2. Healy sugiere explicar que la escuela es el trabajo del niño y la asistencia no es negociable, pero que quieres entenderlo y ayudarlo.
  3. Podrían estar ocurriendo muchas cosas”, agrega Jane Bluestein (enlace en inglés), autora de The Win-Win Classroom (enlace en inglés).

“Si un niño al que le encantaba ir a la escuela dice eso de la nada esa sería una señal para mí. Yo me preguntaría: ‘¿Es un problema académico? ¿Es un problema social?’. Si de pronto el niño no quiere ir a la escuela porque le parece aburrida, es muy distinto de un niño que no quiere ir porque lo golpean todos los días o de otro niño que no quiere ir porque el maestro está siendo cruel “.

¿Qué cosas no te pueden prohibir en el colegio?

Los derechos que los colegios no pueden limitar con sus manuales Según la jurisprudencia de la Corte, no pueden existir normas disciplinarias “en relación con la vestimenta, accesorios y aspecto físico carentes de toda razonabilidad”. Corte insistió en llamar la atención a instituciones educativas por sus reglamentos. Encuentra la validación de El Cazamentiras al final de la noticia.

Esta semana, los manuales pasaron de nuevo al tablero cuando a la Corte le llegó una tutela de una joven, a quien reprendieron y luego le negaron un cupo en una institución educativa porque había sostenido un noviazgo con un compañero y porque luego quedó en embarazo. El caso llevó a que el alto tribunal les recordara a los colegios y escuelas que los manuales de convivencia –aunque pueden ser creados autónomamente por las instituciones y pueden incluir normas de conducta y definir sanciones disciplinarias– tienen límites y no pueden ser arbitrarios. Esto es lo que, según la Corte Constitucional, les está vedado prohibir a estos reglamentos escolares.

Uniformes y religión Los colegios pueden imponer uniformes para sus estudiantes. Pero, en ciertos casos, obligar a que un hombre lleve un pantalón o que las mujeres lleven falda, puede afectar sus derechos. Así lo determinó la Corte al evaluar en 2011 una tutela contra un manual que obligaba el uso de pantalón para entrar a un programa de formación complementaria, lo que iba en contra de los derechos a la libertad religiosa y el libre desarrollo de la personalidad de dos estudiantes que pertenecían a la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia.

Con esto, el alto tribunal recordó que un estudiante al entrar a un colegio acepta un manual de convivencia, el cual hace parte de un contrato de adhesión, pero la justicia puede inaplicar o modificar dichas reglas cuando “se violen derechos fundamentales de al menos una persona “. La Corte también ha dicho que los colegios oficiales deben respetar las preferencias religiosas de los estudiantes.

La apariencia Según la jurisprudencia de la Corte, no pueden existir normas disciplinarias “en relación con la vestimenta, accesorios y aspecto físico carentes de toda razonabilidad”, es decir, reglas que no tengan nada que ver con los fines de la educación.

Por esto, en fallos de tutela la Corte ha permitido que los estudiantes puedan utilizar aretes y perforaciones. También, se ordenó que se le permitiera a una estudiante llevar su cabello teñido. Así, la Corte ha dicho que los colegios no pueden imponer cortes ni colores de cabello específicos al estudiante.

Por otro lado, tampoco pueden prohibir de forma generalizada o arbitraria los celulares. Aunque sí pueden regular su uso y sancionar a quienes los utilicen en determinados espacios, no pueden impedir de forma amplia que los estudiantes los lleven a la institución.

Identidad de género Los manuales de convivencia no pueden prohibir las relaciones amorosas ni las manifestaciones de personas que hagan parte de la comunidad LGBTI. La Corte dijo que los reglamentos deben ser respetuosos de la identidad de género y la orientación sexual de sus estudiantes. Así lo recordó en el 2015, tras evaluar el caso de un joven estudiante de un colegio bogotano que se suicidó en el 2014 explicando que tomaba esa decisión por supuestas presiones de su colegio debido a que el era homosexual.

Este caso llevó a que la Corte ordenara que el colegio realizara un acto de desagravio y reconociera que la orientación sexual que asumió Sergio debía ser plenamente respetada. Además, el fallo del alto tribunal le ordenó al Ministerio de Educación revisar que todos los manuales de convivencia se ajustaran a la Constitución Política.

“No resulta válido que l os colegios pretendan intervenir a través de sus manuales, con procedimientos y sanciones, en la libre escogencia a la que tienen derecho los estudiantes de inclinarse por la orientación sexual o la identidad de género de su preferencia”, dijo la Corte. Noviazgos Prohibir las relaciones amorosas va en contra del derecho de los estudiantes a elegir su plan de vida, escoger su personalidad, sus intereses, deseos y convicciones.

Además, afecta su derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la intimidad, así como a vivir libre de interferencias de terceros. La Corte dijo que “las relaciones amorosas hacen parte de la vida privada de cada persona y las mismas (por su mera existencia) no pueden ser censuradas en tanto la decisión de tenerlas es una expresión de la autonomía del individuo, quien escoge de manera libre y por el tiempo que así lo determina, estar o no acompañado”.

Para la Corte, los estudiantes “pueden tener relaciones afectivas con el fin de alcanzar ideales de felicidad o suplir necesidades de afecto y compañía”. Embarazos Para la Corte, impedirle a una mujer seguir estudiando por estar embarazada desconoce su derecho a la igualdad y a la educación, ya que -solo por la situación del embarazo- se le da “un trato de inferioridad con respecto a otros estudiantes del colegio”.

Además, el alto tribunal ha dicho que la maternidad está protegida por el “libre desarrollo de la personalidad”, lo que significa que el Estado no puede interferir en esta decisión de vida de cada mujer. En sus fallos, la Corte ha dicho que los embarazos no deben afectar la actividad académica de las mujeres ni alterar sus deberes escolares, pues la opción de convertirse en madre hace parte de su fuero íntimo y no puede ser una justificación para expulsarlas de un plantel educativo o imponer una sanción en su contra, debido a que esto constituye una discriminación.

Muestras de afecto Los besos, caricias, abrazos y cogidas de mano, no pueden estar limitadas de forma amplia y desproporcionada. La Corte ha dicho que estas expresiones solo pueden ser limitadas cuando afecten a terceros. Por lo tanto, los manuales de convivencia deben aclarar el tipo de expresiones amorosas que prohíben y en qué espacios.

No es lo mismo un beso en el descanso y que por su forma de expresión no afecta a terceros, que un beso en clases. “Solo en los casos cuando estas manifestaciones de afecto se realicen afectando el orden jurídico, un colegio puede sancionarlas”, indicó la Corte.MILENA SARRALDE DUQUESubeditora Justicia En Twitter: Sigue bajando para encontrar más contenido : Los derechos que los colegios no pueden limitar con sus manuales

¿Como no llorar en el colegio?

Juega algo en tu celular, bromea con un amigo, concéntrate en tu libro de matemáticas o escucha con atención lo que dice el maestro. Crea distancia. Si tus sentimientos te embargan y crees estar a punto de llorar, procura crear un poco de distancia en tú y tus pensamientos.