Como Afectan Las Drogas En La Escuela?

Cómo afecta el consumo de cannabis en los más jóvenes –

Pérdida de memoria y dificultad en el aprendizaje, que afectan al rendimiento escolar. Aumento del apetito, ansiedad y disminución del sistema inmunitario. Problemas para pensar con claridad y resolver problemas. Alteraciones respiratorias, cardiovasculares y procesos cancerosos parecidos a los que provoca el tabaco. Puede llegar a provocar trastornos psiquiátricos graves en personas con predisposición a ello.

¿Qué es la drogadicción escolar?

Son las personas que consumen de manera compulsiva y en cantidad siempre mayor alguna sustancia adictiva, nociva para el individuo y la sociedad, como por ejemplo: la pasta básica de cocaína o el alcohol.

¿Cómo afectan las drogas a los niños?

¿Por qué son especialmente peligrosas las drogas para los jóvenes? – El cerebro de los jóvenes sigue creciendo y desarrollándose hasta alrededor de los 25 años, incluyendo la corteza prefrontal, que cumple un rol importante para tomar decisiones. Consumir drogas durante la juventud puede interferir con los procesos de desarrollo del cerebro.

¿Cómo afectan las drogas en el entorno?

Las drogas interfieren en la relación con el entorno, la familia y el trabajo, y pueden llegar a comprometer seriamente el proceso de aprendizaje, especialmente en el caso de los jóvenes y adolescentes. Además, las drogas incrementan el riesgo de sufrir todo tipo de accidentes.

¿Qué daño causan las drogas en los adolescentes?

La adicción y la salud | National Institute on Drug Abuse Las personas adictas a menudo tienen uno o más problemas de salud relacionados con las drogas, que pueden incluir enfermedades pulmonares o cardíacas, embolia, cáncer o problemas de salud mental.

  1. Las escanografías, las radiografías de tórax y los análisis de sangre pueden comprobar los efectos perjudiciales del consumo de drogas a largo plazo en todo el organismo.
  2. Por ejemplo, ahora es bien sabido que el humo del tabaco puede producir varios tipos de cáncer, la metanfetamina puede causar problemas dentales graves (conocidos como boca de metanfetamina ) y los opioides pueden originar una sobredosis y causar la muerte.

Además, algunas drogas, como los inhalantes, pueden dañar o destruir las células nerviosas del cerebro o del sistema nervioso periférico (el sistema nervioso fuera del cerebro y la médula espinal). La adicción y el VIH/sida están entrelazados. El consumo de drogas también puede aumentar el riesgo de contraer infecciones.

¿Qué droga puede causar problemas de aprendizaje en el niño?

Relación del consumo de drogas en el hogar y los problemas de aprendizaje de los niños de aula recurso en las escuelas públicas de Costa Rica Br. Damaris Salazar Montero. * Resumen Se da una prevalencia del sexo masculino en los estudiantes que asisten al aula recurso.Hay prevalencia del sexo femenino en los padres-encargados entrevistados debido al horario utilizado para la investigación (el día) ya que solo había alguna mujer encargada en la casa, éstas en su mayoría eran amas de casa y además las madres del estudiante.

El estado civil de los padres-encargados en su mayoría es casado. El nivel de escolaridad de la mayoría de padres-encargados es la primaria inconclusa, situación que conlleva a un muy pobre orientación académica de parte de los padres o sus hijos y de una no muy acertada ayuda en las tareas cuando los niños lo requieran.

Las madres al ser la principal presencia en el hogar, es la que más le ayuda al estudiante con sus deberes escolares. La razón principal que los niños (as) entrevistados señalan para asistir al aula recurso son los problemas de lecto-escritura, esta misma problemática fue señalada por la mayoría de los padres-encargados entrevistados.

La totalidad de niños entrevistados conocían el motivo de su asistencia al aula recurso, no así la totalidad de padres- encargados ; este hecho refleja que a pesar de que estos niños presentan situaciones especiales que los llevan a tener bajo rendimiento académico, reincidente en algunas veces, en comparación son sus otros compañeros.

Los padres no están del todo conscientes del motivo por el cual sus hijos presenta esas dificultades en la misma medida del desconocimiento será la atención, ayuda y consideración que puedan tener estos niños en el hogar para que logren el nivel adecuado de desenvolvimiento académico.

  1. La mayoría de niños (as) entrevistados habitan en hogares formados por padres y hermanos; estos niños tiene de 2 a 4 hermanos y el lugar que ocupan dentro de esta estructura es el de hijo del medio.
  2. En algunos hogares se da la presencia de uno o más niños que también tienen problemas de aprendizaje.
  3. En la mayoría de,los hogares no se presentan problemas familiares, lo cual depende de lo que el entrevistado entienda por “problemas familiares frecuentes en su hogar”, no obstante familiares señalan que los mismos afectan al niño en su rendimiento académico.

La mayoría de padres-encargados entrevistados apuntan que para ellos la principal causa del bajo rendimiento escolar de los estudiantes es la presencia de problemas familiares en el hogar, aunque de igual manera otros padres saben que sus hijos tiene problemas de aprendizaje o bien problemas neurológicos que los hacen tener un rendimiento académico poco favorable.

Los niños (as) por su parte si reconocen ante sus padres que este rendimiento escolar se debe a la presencia de problemas de aprendizaje en ellos, escudan su nivel de rendimiento en la dificultad que tienen. Tanto estudiantes como padres-encargados señalan que el bajo rendimiento se debe a que el estudiante no le gusta estudiar.

Los niños por su parte identifican otra causa para este rendimiento, que no conocen los padres y son los problemas en la escuela, representados por peleas con otros niños o que en algunas ocasiones no les cae bien el maestro. El diálogo en algunos casos entre padres-encargados y estudiantes para conocer el motivo del rendimiento escolar no se efectúa, ya que los padres ante el silencio del niño se conforman y no ahondan en lo que puede estar girando entorno al estudiante, esta situación puede darse debido a la falta de comunicación o la falta de cariño que reciben los niños, como un canal que brinde confianza a éstos para expresar lo que les sucede.

  1. El alcohol es el tipo de droga más conocida por los estudiantes que asisten al aula recurso, esta misma droga es la que se consume en su mayoría en aquellos hogares donde existe adicción siendo la figura paterna -padre o padrastro- el principal actor en este consumo.
  2. El alcohol es la droga de mayor consumo tanto en, los hogares que señalan tener problemas familiares frecuentes y donde no se vivencian estos problemas.

El alcohol se hace presente en aquellos hogares donde hay más de un niño con problemas de aprendizaje.Los problemas familiares se dan frecuentemente en aquellos hogares donde la pareja está casada. Ahora bien, independientemente de la existencia de problemas familiares en el hogar, la causa principal, dentro de este grupo de niños son las dificultades de lecto-escritura, dentro de este grupo de niños la mayoría de padres consumen alcohol y otras drogas.

Abstract The relation between drugs consume and learning problems in the special classes on the public schools in Costa Rica There is a majority of boys in the special classes. But the survey shows that women are must likely to be the legal guardians of the child due to the time the interview was done, most of the legal guardians were married.

The school level of most of the guardians was an unfinished elementary. This situation brings a very poor academic orientation from parents and not a very accurate help on their child´s homework. Even though is not an accurate help, the mothers are the ones helping in the school duties of their children.

  • The principal reason to asist to a special class is the problem with reading and writting, and it was pointed out by both students and parents.
  • The totality of interview children knew why they had to asist to special classes, but most of the parents didn´t.
  • This situation shows that children know exactly the conditions that make them have a low academic performance, while their parents are are totally clueless about the attention and help the kids most receive.

The majority of kids live in a home formed by parents and brothers or sisters, and they are ussually the middle child. In some houses there are more than one child assisting to a special school. In most of the homes there are not family problems at all, but when they come up they affect way too much the child, specially in thier academis performance.

  • Most parents pointed this out (family problems) as a reason for their child low performance at school, while others know that their children suffer from neurological problems that affect their school duties.
  • On the other hand, the children admit having learning problems, and that their performance in school is due to the difficulty of the subject.

Another reason parents propouse is that the students don´t like to study, but children say that´s not true. They attribute their low academis performance to school problems, such as fights and discomfot with their teachers. The communication between parents and children about their school problems is very poor, mainly because parents resign to their children silence.

  • This poor comunication is due to the lack of love the children receive that does not allow them to express their feelings.
  • Alcohol is the drug most of the students are related to, mainly because a male role in their homes consumes it.
  • Alcohol is the most common drug among their homes, too, and its mostly in homes where there are more than one child with learning problems.

Family problems occured mainly when the couple is married. Now, independently from family problems, the main reason for a low academic performance, among children with parents that consume alcohol, is the difficulty in writting and reading. Introducción Las causas de los problemas de aprendizaje, emocionales y de lenguaje en los niños, no han sido establecidos aun.

Tradicionalmente se creía que este tipo de problemas se debía a alteraciones o a insuficiencias que podía tener el niño que no aprendía de acuerdo a su nivel, como era de esperar, es decir que las causas y las dificultades se centraban en el niño. En la actualidad este concepto ha variado, el marco de referencia es más amplio y estos problemas son atribuidos a muchos factores.

El consumo de alcohol y otras drogas se relacionan, entre otras cosas, con una serie de problemas, económicos, sociales, psicológicos y educativos en el núcleo familiar. Se realizó un estudio nacional con una muestra representativa de centros educativos públicos que cuentan con el apoyo de aula recurso, para atender niños con problemas de aprendizaje y de os cuales no se tiene información para determinar las causas de esos problemas.

Como un aporte a la educación especial, este estudio permitirá determinar las causas de esos problemas y su relación con el consumo de alcohol y otras drogas. El objetivo general del presente estudio se centró en obtener un diagnostico nacional sobre la relación que existe entre aquellos niños con problemas de aprendizaje que asisten al aula recurso en la escuela y el consumo de drogas en sus hogares.

Se determinó el conocimiento general de la causa por la cual el niño asiste a este tipo de aula recurso, la cooperación entre padres e hijos al efectuar los deberes escolares, la calidad de relaciones familiares en el seno del hogar y su repercusión en el rendimiento escolar, así como la prevalencia del consumo de sustancias (drogas ) por algún miembro del grupo familiar.

Se usó el método de encuesta en hogares (para padres de familia o encargados) y en los centros educativos (con niños que asisten al aula recurso). La muestra se seleccionó por cuota del total de escuelas con aula recurso en Costa Rica (283), se estudiaron el 10% (30 escuelas). Se distribuyeron proporcionalmente al número de escuelas con aula recurso en cada región educativa, para dar representatividad a todas las regiones del país.

Se entrevistaron cinco alumnos del aula recurso por escuela, mediante la aplicación del método aleatorio y un padre de familia o encargado de cada alumno(no se entrevistó más de un niño por vivienda). Se elaboraron dos cuestionarios. El primero de ellos dirigido a los estudiantes, con 12 preguntas distribuidas en dos secciones, información general y sociodemográfica e información familiar.

Posteriormente se efectuó una prueba piloto que tuvo por objetivo la evaluación del instrumento (comprensión de las preguntas por parte del niño ) y determinar si podía ser autoaplicado, pero por la escasa edad y nivel de preparación educativa de la mayoría de ellos, no fue posible; por lo que la aplicación del cuestionario fue individual.

Funcionarios del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia se desplazaban a la escuela, escogían un ambiente y de suficiente confidencialidad para aplicar el cuestionario. El segundo cuestionario, dirigido a padres o encargados de familia, consta de 19 preguntas distribuidas también en dos secciones: información general y socialdemográfica e información general.

PROVINCIA ESTUDIANTES ABSOLUTO PADRES ABSOLUTO
San José 36 35
Alajuela 26 20
Cartago 15 13
Heredia 15 12
Guanacaste 16 14
Puntarenas 22 21
Limón 10 9
TOTAL 140 124

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 CUADRO Nº 2 Distribución proporcional (%) de la población por sexo según sujeto de estudio

POBLACIÓN FEMENINO MASCULINO
Estudiantes 47.9 52.1
Padres/Encargados 89.5 10.5

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 En el caso de los estudiantes que asisten al aula recurso vemos que el sexo masculino tiene mayor representatividad, con un 52.1%. Por parte de los padres o encargados se señala una notable participación de las mujeres (89.5%) en la investigación, al ser éstas las que generalmente se encontraban en el momento de realizar la visita al hogar del niño, se puede rescatar que de las entrevistas, el 73.4% eran la madre del niño, seguido de 10.5% que se identificaron como abuelos y 8.9% como padres.

Se puede apreciar como hay una prevalencia de niños de 8 años de edad (43 niños del total de entrevistados) entre los asistentes al aula recurso, seguido por los de 9 años (34 niños) y los de 10 años (26 niños). La detección de los problemas de aprendizaje en los niños se ha registrado desde su ingreso al centro educativo pues se nota que el 16.21% (23 niños) tiene 7 años, aunque se presentan casos extremos como los asistentes de 12 años(2.1%) y de 13 años (1.4%).

En lo que respecta a padres o encargados de familia gran cantidad de la población en estudio está ubicado en el del ámbito de edad comprendida de los 26 a los 39 años (91 entrevistados); por lo tanto los niños con problemas de aprendizaje tiene padres relativamente jóvenes.

  1. El 58.8% de las personas señalaron estar casados, un 19.4% comparten su vida en unión libre y un 14.5% son solteros.
  2. Tal y como se señaló anteriormente el 71% de los padres encargado entrevistados son amas de casa, el 21% pertenecen al sector terciario de la producción y el 4%, son del sector primario.

El nivel educativo que tuvo mayor representatividad en los niños fue el segundo año con un 50% seguido del primer año con un 32.9% y finalmente el tercer año con un 15.7%. Al consultársele a los padres de familia o encargados su nivel de escolaridad se obtuvo lo siguiente: del total de 124 entrevistados, el 33,1% (41) no completaron sus estudios de educación primaria, en tanto que el 19 CUADRO Nº 3 Distribución proporcional (%) de la población por estudiantes con problemas de aprendizaje según edad

ESTUDIANTES CASOS
6 años 2.1
7 años 16.4
8 años 30.7
9 años 24.3
10 años 18.6
11 años 4.3
12 años 2.1
13 años 1.4

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 CUADRO Nº 4 Distribución de la población por sujeto de estudio según conocimiento de razón de asistencia al aula recurso (en %)

PROBLEMA DE APRENDIZAJE ESTUDIANTES PADRES/ ENCARGADOS
Dificultad en matemáticas 25.0 13.7
Dificultades en lecto-escritura 60.7 54.0
Dificultades en Matemáticas-lecto-escritura 21.8
Dificultades en conducta 11.4 1.6
Otros 1.6 2.4
No sabe 4.8
Sin información 1.6 1.6
TOTAL 100 100

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 36) concluyeron educación primaria. En cuanto a la educación secundaria 16.9% (21) no concluyeron este nivel, mientras que un 7.3% (9) si lograron concluirlos; a la universidad asistió el 4% (5), 3 obtuvieron alguna profesión, y no tuvieron ningún tipo de estudio el 6.5% (8) de los entrevistados.

  • De la anterior información podemos resaltar la cantidad de niños cuyos padres o encargados no concluyen los estudios de primaria, y que por ende recibían poca o ninguna ayuda por parte de éstos últimos en su proceso de formación académica.
  • En este mismo sentido, al consultársele a los padres o encargados si colaboraban con sus hijos en las tareas el 90.3% contestó afirmativamente y el 9.7% contestaron en forma negativa.

Por su parte los estudiantes señalaron a la madre 47.1% como la persona que más les ayuda con sus deberes escolares, seguido de los hermanos 13.6%, de ambos padres 10.7% y de otras personas sean éstas parientes o no y un 6.4% de los niños no recibieron ninguna ayuda para realizar las tareas.

En todo caso valdría la pena cuestionar la calidad del tipo de ayuda que reciben estos niños a la hora de realizar los deberes escolares en su hogar si se tiene en cuenta que la mayoría de los entrevistados, padres, o encargados, no cumplieron la educación primaria, lo cual es mucho más importante en esta población por ser niños con problemas de aprendizaje en la escuela.

See also:  CMo Podemos Cuidar Los BañOs De La Escuela?

En relación con los problemas de aprendizaje, al consultársele a ambos (estudiantes, padres-encargados) si conocían la razón de la asistencia al aula recurso, el resultado fue el siguiente: La principal problemática de aprendizaje en los niños que asisten al aula recurso son las dificultades en el proceso de aprendizaje de lectura y escritura seguida de las dificultades en el manejo de las matemáticas; no obstante los padres han identificado como tercera problemática la combinación de las dos anteriores dificultades (matemática-lectura-escritura) en sus hijos, curiosamente un 11.4% de los niños entrevistados, señalaron asistir al aula recurso por dificultades en su conducta en clase, en contraste con el 1.6% (padres encargados) que se refirieron a este problema como causal de asistencia del niño a dicha aula.

Asimismo seis padres-encargados (4.8%) apuntaron no conocer la causa por la cual el estudiante está ubicado en este tipo de aula; este hecho nos lleva a reflexionar hasta que punto tienen conocimiento los padres o encargados la situación que viven los niños en la escuela y como se desarrolla su proceso de aprendizaje en general, y más importante aún, sería considerar las acciones que ejecutan como padres o encargados para ayudar al niño en el seno del hogar a superar de alguna manera su problemática de aprendizaje, en caso de que realmente esté consciente de su existencia.

La estructura familiar está en su mayoría formada por la familia nuclear: padre, madre e hijos (61.2%). El número de hijos por hogar es variable ya que oscila de 2 a 5 niños (78.2%) de la forma siguiente: 31 personas (25%) señalan tener respectivamente 4 hijos, 27 de ellos (21.8%) con 3 hijos y 18 familias con 2 y 5 hijos respectivamente.

El lugar que ocupa el niño que asiste al aula recurso dentro de la estructura familiar predominantemente es el intermedio (o sea el hijo del medio) con un 43.5% de casos, seguido de 33.9% que sería el hijo menor de la familia y un 21.8% los hijos mayores. Esta problemática del niño dentro del seno familiar no es aislada pues un 29.8% apuntaron tener algún otro hijo que asiste al aula recurso.

En lo que se refiere a la existencia de problemas familiares en el hogar hubo coincidencia de opiniones. Tanto para niños como padres-encargados, el 37.9% de entrevistados refirió que sí se presentan problemas, en tanto el 62.1% apuntó que en su hogar no hay problemas de esa índole; en general el criterio prevaleciente es que las relaciones familiares son buenas.

  1. Pese a ello, del 37.9% de personas con problemas familiares en su hogar, 22.6% opina que este hecho afecta de alguna manera al niño en su rendimiento académico, mientras que el restante 15.3% opina lo contrario.
  2. Al consultársele a los padres-encargados las razones por las cuales ellos creían que su hijo (a) tenía un bajo rendimiento escolar y las razones que los niños dan sobre este aspecto se obtuvo la siguiente información: Del total de padres-encargados entrevistados, el 11.3% no conversaron con sus hijos las causa de su bajo rendimiento escolar y vemos como un 17.7% de ellos no conocían las causas.

Aquellos padres-encargados que sí estaban conscientes de la existencia de algún problema de su hijo en el escuela señalan que efectivamente el bajo rendimiento escolar del niño era debido a la existencia de problemas de aprendizaje, criterio compartido también por los niños (o sea tiene consciencia de su problemática).

Por otro lado un considerable grupo de niños y padres -encargados, apuntan que el causante del bajo rendimiento escolar es el hecho de que a los niños no les gusta estudiar; por su parte los padres-encargados consideran los problemas familiares el 28.2% y la presencia de casos especiales de niños con problemas neurológicos el 10.5% en su hogar como factores que inciden en el rendimiento académico.

Un punto que señalan los niños y no así los padres son los problemas en la escuela (8.1%) que se traducen en riñas con sus compañeros o problemas con el maestro. CUADRO Nº 5. Distribución de la población (%) por sujeto de estudio según razón del bajo rendimiento académico

PROBLEMAS-APRENDIZAJE ESTUDIANTES PADRES/ ENCARGADOS
No le gusta estudiar 17.7 12.9
Problemas neurológicos 10.5
Problemas familiares 5.6 28.2
Problemas de aprendizaje 33.9 21.0
Problemas en la escuela 8.1
No contesta 16.1
No sabe 17.7

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 CUADRO Nº 6 Distribución de la población (%) por sujeto de estudio según tipo de droga que se consume en la casa

DROGA ESTUDIANTES PADRES O ENCARGADOS
Alcohol 22.9 29.0
Marihuana 1.4 0.8
Inhalables 0.7 0.8
Tabaco 4.3 0.8
tabaco-alcohol 4.3 1.6
Otras drogas 0.7 0.8
Sin información 2.9 1.6
Nadie consume 62.9 64.5
TOTAL 100 100

Departamento de Prevención, IAFA, 1993 Existe además 16.1% de niños que no contestan cuando sus padres-encargados les cuestionan las razones por las cuales tienen este bajo rendimiento en la escuela a pesar de que la totalidad de los niños entrevistados conocían el motivo de su asistencia a un aula especial como es la de recurso.

  • Se podría señalar como una falta de confianza del niño hacia sus padres o bien como la carencia de interés de estos últimos de profundizar en la problemática que vive el niño en su desenvolvimiento escolar.
  • Cuando se le cuestiona al niño los aspectos que más le disgustan de su hogar, un 49.3% manifestaron que nada les disgusta, mientras que un 31.4% apuntan los problemas familiares como el principal motivo de desagrado en el hogar.

Al realizarse la misma consulta con referencia a la escuela, un 56.4% de los niños apuntaron que no les disgusta nada de la escuela y un 27.9% dijeron tener problemas en la escuela (peleas con compañeros, disgusto con la maestra, etc,) y finalmente un 10% señalaron que no les agrada estudiar.

  • A los estudiantes se les consultó si habían oído hablar de drogas, alas cual el 50.7% respondieron afirmativamente y el 48.6% manifestaron que no.
  • El licor resultó ser el tipo de droga de la que más conocimiento había.
  • Otros tipos de drogas fueron también mencionados por los niños en menor escala(2.1%), entre ellos la marihuana, cocaína, tabaco y sustancias inhalables.

A los padres-encargados se les preguntó sobre el consumo de bebidas alcohólicas u otras drogas por parte de algún miembro de la familia, un 64.5% respondieron que no hay consumo de drogas en su hogar, en tanto que un 35.4% responden que sí existe consumo de algún tipo de drogas en su familia.

  • El padre se presenta como el mayor consumidor de alcohol (23.4%) seguido por otros familiares, entre ellos padrastros, hermanos, abuelos, tíos, etc.
  • De la consulta, tanto realizada a padres.
  • Encargados como a los estudiantes, de cuáles drogas son las que se consumen en su hogar, se obtuvo la siguiente información: Tanto a padres-encargados como estudiantes identifican el alcohol como la droga que más se consume en el hogar, seguida de la combinación del consumo alcohol-tabaco en algunos casos.

Existe además un criterio muy amplio de las poblaciones estudiadas al señalar que en su hogar no se consumen drogas como se puede observar en la información anterior. A la pregunta de que sí la madre consumió bebidas alcohólicas u otras drogas durante el embarazo, se obtuvo que un 93.5% no consumieron y que un 3.2% consumieron alcohol, una madre combinó el consumo de tabaco-alcohol (0.8%) y otra consumió marihuana (0.8%).

EXISTENCIA DE DROGAS UTILIZADAS
PROBLEMAS Alcohol Marihuana Inhalables Tabaco Tab-alc. Otras Sin inf. Total/F
SI 18 1 1 4 3 1 3 31
NO 14 1 2 3 1 21
TOTAL/C 32 2 1 6 6 1 4 52

Casos que no corresponden: 88 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 Vemos como de 31 niños que señalaron como afirmativa la existencia de problemas entre los adultos del hogar, el 58% apunta que en su casa se consumía alcohol, el 12% apuntó el uso de tabaco y el 9% el consumo combinado de alcohol y tabaco.

Por otro lado de 21 estudiantes que dijeron no haber problemas entre adultos del hogar, el 66% apunta el consumo de alcohol entre adultos de la casa, el 9% señala el uso de tabaco y el 14% la combinación de tabaco-alcohol. Como resultado tenemos que 52 niños que señalaron que en su hogar se consumía algún tipo de drogas por los adultos, 32 (61.5%) apuntaron el alcohol, seguidas del tabaco o bien de la combinación de ambas drogas como consumo mayoritario.

De lo anterior se deduce que el alcohol es la droga con más presencia en los hogares de los niños con problemas de aprendizaje y que se representa en mayor escala de aquellos hogares donde según la opinión de los niños entrevistados, hay problemas entre los adultos del hogar.

Al relacionar la presencia de problemas entre adultos en el hogar con la asistencia del niño al aula recurso se obtuvo que de 53 niños que dijeron que hay problemas en su casa, 64% de ellos tienen dificultades de lecto-escritura y el 22% tiene dificultades en matemáticas. Caso contrario, 85 niños no tiene problemas entre adultos en su hogar, de estos el 6% de estudiantes asisten al aula recurso por dificultades de lecto-escritura y el 27% por dificultades en matemáticas.

Asimismo las dificultades de conducta en los niños se presentan en mayor grado (8%) en hogares con problemática entre adultos. CUADRO Nº 8 Distribución de la población por droga que se consume en el hogar según provincia

PROVINCIA Alcohol Marihuana Inhalab Tabaco Tab-Alc Otros Sin inf. Total/f
San José 8 1 1 10
Alajuela 12 2 1 1 16
Cartago 4 1 5
Heredia 1 1 2 1 5
Guacanaste 5 1 6
Puntarenas 2 1 1 2 1 7
Limón 1 1 1 3
TOTAL/C 32 2 1 6 6 1 4 52

Casos que no corresponden: 88 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 La provincia que presenta mayor consumo de drogas según los casos de estudiantes entrevistados, es Alajuela, en la cual el alcohol es la droga de más consumo, este dato lo vemos de forma marcada en todas las provincias (excepto Heredia) ya que de los 52 niños entrevistados que presenta consumo de drogas en el hogar, 32 señalan el alcohol, el cual se consume mayoritariamente también en San José y Guanacaste.

drogas que consumen personas de la casa matemática lecto-escritura conducta otras materias total/f
Alcohol 8 21 2 1 32
Marihuana 1 1
Inhalables 1 1
Tabaco 1 4 1 6
Tabaco-alcohol 5 1 6
Otras drogas 1 1
Sin información 1 2 1 4
Total/C. 10 34 6 1 51

Casos que no corresponden: 89 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 Este último cuadro correspondiente al cuestionario aplicado a estudiantes con problemas de aprendizaje nos muestra como, del total de 32 niños que apuntaron que en su hogar se consume alcohol, 21 (65.6%) presentan dificultades en el proceso de aprendizaje de leer y escribir, situación que podemos apreciar más si comparamos que de los 51 niños que mencionaron que en su hogar se consume algún tipo de drogas; un 66.7% de ellos tiene esta misma dificultad (lecto-escritura).

Vemos también como el alcohol está presente en los hogares de los niños con problemas en matemáticas (19.3%) y la combinación tabaco-alcohol afecta de igual manera a los niños con problemas de lecto-escritura. Dentro de este particular problema de aprendizaje (lecto-escritura) de los niños, el consumo de cualquiera de los tipos de drogas mencionados (excepto inhalables) se hace presente en el hogar; esto quiere decir que todas las drogas expuestas en el cuadro anterior, menos los inhalables, tienen presencia mayoritaria en los hogares de los niños con dificultades de lecto-escritura.

Los resultados del cuestionario aplicado a padres de familia o encargados de niños que asisten al aula recurso, permitieron elaborar la siguiente información. Del total de padres-encargados entrevistados 91 personas se identificaron como las madres de los niños que asisten al aula recurso, de éstas el 30.8% señalaron que la causo del bajo rendimiento escolar de niño son los problemas familiares, el 22% apuntaron que sus hijos tienen problemas de aprendizaje, de ellas 13.2% apuntan que el bajo rendimiento se debe a que al niño no le gusta estudiar y el 18.7% señalan no conocer la causa del bajo rendimiento académico del niño.

De los entrevistados el 10.6% se identificaron como los abuelos de los niños en cuestión y el 8.9% eran el padres de los niños, para ambos grupos la causa del bajo rendimiento escolar son variadas van desde los problemas neurológicos en le niño, problemas familiares, problemas de aprendizaje, hasta la sencilla razón de que al niño no le gusta estudiar.

Desde una perspectiva global los entrevistados apuntaron como razones principales del bajo rendimiento académico de los estudiantes: problemas familiares (28.5%), problemas de aprendizaje en el niño (21.1%), no le gusta estudiar (13%) y problemas neurológicos (10.6%), cabe señalar que un 17.9% de los entrevistados ignoran la causa del mal rendimiento escolar del niño y este porcentaje la mayoría lo constituyen las madres de los niños que asisten al aula recurso.

  1. Podemos observar que desde el punto de vista padres-encargados sobre el bajo rendimiento escolar de sus hijos de a cuerdo al nivel de escolaridad de los mismos.
  2. Del total de entrevistados 41 personas (33.3%) no concluyeron los estudios del nivel primario, para ellos las causas principales del bajo rendimiento son los problemas familiares en el hogar (24.4%), los problemas de aprendizaje que tiene el niño(22%) o bien no les gusta estudiar (12.2%), en este grupo un 17.1% señaló no conocer el motivo del bajo rendimiento del estudiante.

De los 35 entrevistados que concluyeron los estudios primarios el 22.9% señala que la causa del bajo rendimiento escolar son los problemas de aprendizaje en el niño, el 20% de las personas opinan que influyen los problemas familiares y el 17.1% apuntan los problemas neurológicos del niño; asimismo un 20% de los entrevistados de este grupo no conocen las causas del mal rendimiento escolar.

  • El 17.1% de las personas con estudios secundarios incompletos apuntan lo siguiente: 42.9% los problemas familiares, 19% no le gusta estudiar y el 14.3% desconoce las causas del bajo rendimiento del hijo en la escuela.
  • Para los entrevistados con secundaria completa, educación para universitaria y estudios universitarios las razones principales del bajo rendimiento de los niños son los problemas familiares y los problemas de aprendizaje.

De las 8 personas entrevistadas que no cuenta con ningún estudio 3 señalaran que a los niños no les gusta estudiar y 2 los problemas familiares como razones del bajo rendimiento, las otras 3 no conocen la razón. Podemos apreciar como aquellas personas con bajo nivel de escolaridad y sin estudios enfatizan que la razón del rendimiento escolar bajo es que el niño no le gusta estudiar (13%), en tanto que a medida que sube el nivel de escolaridad de los entrevistados las causa principales señaladas son los problemas familiares y los problemas de aprendizaje en los niños.

Los problemas familiares en el hogar del niño que asiste al aula recurso se han delimitado como la principal razón que incide en el bajo rendimiento del mismo. v El 37.9% de las personas entrevistadas señalaron tener problemas familiares frecuentes en su hogar, 68.8% son casados y 19.1% viven en unión libre, en tanto 12.8% son solteros.

Con ellos apreciamos que en los hogares de los niños que asisten al aula recurso y que tienen problemas familiares frecuentes los padres en su mayoría son casados. Las personas que manifestaron tener problemas frecuentes en su hogar (37./%) señalan que los niños asisten al aula recurso por tener problemas de lecto-escritura (56.5%), problemas combinados con matemática y lecto-escritura (21.8%) principalmente y un 10.9% desconoce el motivo de asistencia del hijo al aula recurso.

Familiares Padre Madre Madre Padrastro Hermanos Abuelos Famil Total/F
SI 17 1 2 2 22
NO 12 1 1 3 2 3 22
TOTAL/C 29 1 2 3 2 2 5 44

Casos que no corresponden: 80 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 Las personas que señalaron que algún miembro de su familia consume algún tipo de droga fueron 44 de éstas, 50% tiene problemas familiares frecuentes en su hogar y el otro 50% dicen no tener.

De las personas con problemas familiares, el 77.3% son padres que consumen licor y otra droga, esta misma situación se refleja en aquellos hogares donde se señala que no hay problemas familiares ya que el 54.5% son los padres que consumen algún tipo de droga y el 13.6% se identifican como padrastros, vemos así como la figura paterna se presenta como el principal consumidor de licor o drogas dentro de los hogares de los niños con problemas de aprendizaje.

El alcohol se presenta como la droga de mayor consumo en los hogares donde habitan niños que asisten al aula recurso, ya que del total de los entrevistados que consumen algún tipo de droga, el 81.8% ingieren alcohol, dentro de este grupo vemos también que la principal causa de asistencia de los niños al aula recurso son problemas de lecto-escritura 69.4%.

Motivo de asistencia TIPO DE DROGA
aula recurso Alcohol Marihuana Inhalables Tabaco Todas Sin inf. Total/F
Prob. Matemática 1 1 3
Prob.Lec.-Escritura 25 2 27
Prob.Lec.-Esc.Mat. 8 1 1 1 11
Prob.Conducta 1 1
Prob.Otras mater. 1 1
No sabe 1 1
TOTAL/C 36 1 1 3 2 33
See also:  Cuando Entran Ala Escuela En Agosto 2022?

Casos que no corresponden: 80 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 CUADRO Nº 12 Distribución de la población según droga que se consume en el hogar por asistencia de otro hijo al aula recurso

Otro hijo asiste al TIPO DE DROGA
aula recurso Alcohol Marihuana Inhalables Tabaco Todas Sin inf. Total/F
SI 10 10
NO 26 1 1 1 2 2 33
TOTAL 36 1 1 1 2 2 43

Casos perdidos: 1 Casos no corresponden: 80 Departamento de Prevención, IAFA, 1993 De igual manera, de los niños que presenta problemas de matemática y lecto-escritura, 72.7% padres-encargados consumen alcohol. Explorando más la prevalecida del consumo de alcohol en hogares de niños que asisten al aula recurso tenemos lo siguiente: Cabe destacar que de todos los padres-encargados que señalaron que tienen otro hijo que asiste al aula recurso, tienen problemas de consumo de alcohol.

Esta droga mostró la mayor prevalencia en todos los hogares donde hay más de un niño que asiste al aula recurso y principalmente el consumo de esta droga depresora se manifiesta en forma mayoritaria en los hogares de aquellos niños que presentan problemas de lecto-escritura en la escuela. Consideraciones finales – La mayoría de los niños que asisten al aula recurso provienen de hogares de muy baja condición social, donde la presencia de la pobreza es muy marcada, aspectos que se dejaron apreciar a la hora de realizar la entrevista al hogar de los niños, debido al estado de la vivienda, el lugar de residencia, generalmente barriadas pobres, el vestuario de la familia, etc; esta situación se presentó especialmente en lugares como Puntarenas, Cartago y Heredia.

– Una gran limitante dentro de la investigación fue la hora en que se visitaron los hogares, ya que en algunos casos el padres o madre del niño (a) se encontraban laborando, por lo que se debió entrevistar a la persona que en ese momento estaba en el hogar.

Algunos padres-encargados se negaron a brindar información. – Al ser consultados los maestros, en su mayoría manifestaron que los niños que asistían al aula recurso, tenían problemas en el hogar y destacaban el consumo de alcohol y otras drogas. – En algunos casos los padres ocultaron información con respecto al consumo de drogas, pues su respuesta no coincidía con la del niño y la información del maestro.

* I.A.F.A.

¿Qué pasa si un niño de 12 años consume drogas?

Introducción Actualmente, en nuestra sociedad, uno de los problemas más reiterativos en las poblaciones infantiles es el uso del alcohol, tabaco y demás drogas ilícitas, cuya exposición inicia a edades cada vez más tempranas, motivo por el que es fundamental la participación de equipos de trabajo en conjunto con padres, educadores, psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, poderes públicos, a lo que debe aunarse una estrategia global de promoción de la salud para enfrentar el fenómeno de las drogas en la niñez.

Respecto de las drogas lícitas de mayor consumo, el alcohol encabeza la lista ( García, Ferriani, 2008 ), cuyo consumo en la edad adulta si se es hijo de padres alcohólicos: un factor de riesgo más que significativo ( Zanoti, 2005 ). Respecto del panorama mencionado, se considera que el infante tiene ese primer acercamiento con el alcohol, debido a que es una droga lícita, la cual es asequible a través de hábitos culturales desde los que se incita su consumo ya sea por deseos de conocer o por diversión.

Dado que la niñez es un periodo vulnerable de aprendizaje en el que abunda la desinformación en torno a la temáticas sobre drogas, es posible que la ingesta de sustancias lícitas e ilícitas sea prematura, por consiguiente, es necesario establecer medidas preventivas que refuercen las campañas de información de manera que los niños reciban capacitación real basada en investigaciones científicas, para llegar a la adolescencia sin las complicaciones que trae la drogadicción ( Rodríguez, 2009 ).

Entre otras medidas, los programas de prevención del consumo de drogas deben fomentar la autoeficacia, tales como creer en las propias capacidades para organizar y ejecutar las acciones necesarias para manejar situaciones futuras, lo cual favorece el desarrollo de habilidades sociales, la capacidad de enfrentar diferentes situaciones en la vida y la toma de decisiones en los niños, como en el caso del fenómeno de las drogas.

Cabe recalcar, que los escolares son el foco de atención de los programas dirigidos a disminuir el consumo de drogas, máxime que lo que sucede en esta etapa de la vida repercute más adelante en las acciones de la adolescencia (Ruíz y Andrade, 2005; Rodríguez, 2009, Melo y Nascimento, 2010 ).

De igual modo, conviene practicar intervenciones preventivas desde cortas edades, aunque en pocas regiones existen programas suficientemente estructurados que brinden una imagen clara y concluyente sobre las posibilidades de mejora en este campo. Algunas estrategias a futuro son la correcta información y educación para los padres, por medio del desarrollo de medidas educativas, promoción de entornos favorables y reducción de daños, además del desarrollo de estrategias y planes nacionales ( Carvajal y De Andrade, 2005 ).

También es imperante crear nuevas políticas públicas con el objetivo de vigilar y exigir el cumplimiento de los derechos de la niñez, adolescencia y juventud en el país, de modo que se opere la toma de decisiones, respecto de mejorar la calidad de vida de este grupo poblacional ( Gutiérrez, 2003 ).

Otra medida consiste en involucrar a los profesionales de la salud en el desarrollo de todas estas estrategias de prevención, con el objetivo de que impacten en la calidad de vida de los niños (as), sus familias, la escuela y comunidad. Por otra parte, representaría una estrategia para la organización y ejecución de acciones dirigidas a infantes de áreas urbanas y urbano-marginales, sin que haya distinción por el contexto económico en que se desenvuelvan, de manera que decrezca este flagelo social ( Gutiérrez, 2003 ).

De acuerdo con lo anterior, es posible afirmar que los niños (as) conocen las drogas y están en contacto con estas, por consiguiente, es necesario profundizar en dicha temática y conocer cómo este conocimiento repercute en los ámbitos físico, psíquico y social en sus vidas.

A partir de lo mencionado, se plantea como objetivo de este estudio analizar la percepción de los niños y niñas de 7 a 12 años acerca de la temática de las drogas en el periodo 1992-2012. Materiales y métodos Para desarrollar esta investigación, se eligió la revisión bibliográfica integrativa, fundamentada en los estudios de Ganong (1987), Broome (2000) y Whittemore y Knalf (2005) citado por Melo y otros (2011 ), la cual se trata de un método de revisión específico que permite incluir diversas líneas de investigación (cuantitativas y cualitativas), que abarca la literatura teórica y empírica, constituida por seis etapas: identificación del problema o cuestionamiento, establecimiento de criterios de inclusión/exclusión de artículos (selección de la muestra), definición de las informaciones que serán extraídas de los artículos seleccionados, análisis de las informaciones, interpretación de los resultados, y presentación de la revisión ( 16 ).

De igual modo, incluye el análisis amplio de investigaciones relevantes ( Dal Sasso y otros, 2008 ) que dan soporte a la tomada de decisiones; su finalidad es la búsqueda y síntesis de la percepción de los niños y las niñas en la temática de las drogas.

La pregunta formulada para guiar la revisión integradora fue la siguiente: ¿Cuáles son las evidencias científicas sobre la percepción que tienen los niños (as) acerca de la temática de las drogas, en el periodo 1992 2012? Para la búsqueda de los artículos científicos, se consultó las bases de datos Literatura Latino-Americana y del Caribe en Ciencias de la Salud (LILACS) y SCIELO, por medio de los descriptores droga, niños, percepción, percepción-niños-drogas, infancia-drogas, efectos físicos, psicológicos y sociales en niños.

El levantamiento de las publicaciones en las bases de datos ocurrió en el mes de marzo de 2012. Los criterios considerados para la inclusión de las publicaciones en el presente estudio, fueron: artículos completos disponibles electrónicamente que abordaran la percepción de los niños de 7 a 12 años acerca de la temática de las drogas sin distinción de nacionalidad; artículos publicados en español, portugués e inglés del periodo 1992-2012.

Fueron recuperados 54 artículos, de los cuales sólo diez tenían relación con los criterios de inclusión anteriormente descritos. La procedencia de los artículos revisados fueron: tres de Brasil; dos de Argentina; dos de Costa Rica; uno de Chile; uno de Ecuador y uno de México. El análisis y síntesis de los datos se efectuó con una lectura minuciosa, crítica y reflexiva de los artículos, así como de los resultados convergentes o divergentes en relación con el estudio.

Los datos extraídos fueron transcritos en un cuadro en el que se agrupó la información de la siguiente manera: la base de datos, título del artículo, año, diseño del estudio, país, población. La exclusión de algunos artículos se debe a que se relacionaban con el uso y abuso de drogas lícitas e ilícitas en la niñez, así como con el uso de drogas como tratamiento terapéutico o medicamentoso, temáticas que no eran parte de esta revisión bibliográfica.

  • Los resultados fueron presentados en forma descriptiva, en tres etapas.
  • En la primera se describió los datos de identificación de las publicaciones (autores, año), el país donde se realizó el estudio y el tipo de base de datos donde se encuentra indexado el artículo.
  • En la segunda, se evaluó las características metodológicas de los estudios, clasificados de acuerdo con el diseño del estudio; por último, en la tercera etapa, se describió la percepción que tienen los niños (as) acerca de la temática de las drogas, en el periodo comprendido 1992-2012.

Consideraciones éticas En esta investigación se revisó los artículos, se consideró y respetó los derechos de autor, lo cual se evidencia al citar a los autores de cada trabajo en las citas bibliográficas utilizadas como fundamento del artículo. Resultados Se encontró cuatro artículos en la Base de datos LILACS y seis en SCIELO: uno del año 1994; uno del 2003; uno del 2004; tres del 2005; uno del 2008; uno del 2010 y dos del 2011.

  • De los artículos, seis son de tipo cuantitativo con diseños descriptivos, transversales, exploratorios y correlacionales; uno, es cualitativo con diseño etnográfico transversal descriptivo y 1 mixto.
  • Respecto de la población, en nueve de ellos estuvo integrada por escolares de II ciclo de enseñanza primaria y uno con unidades escolares; en cuanto al país de publicación, tres son de Brasil; dos, de Argentina; dos, de Costa Rica; uno, de Chile; uno, de Ecuador y uno, de México.

Véase Tabla 1, Tabla 1: Presentación de artículos en base de datos LILACS Y SCIELO En lo que respecta a la percepción de los niños (as) acerca de la temática de las drogas, afirman que la droga es dañina para la salud y las personas, así como que son sustancias malas que matan, que perjudican la salud de quien la usa y que se debe eliminarlas ( Ferriani y otros, 1994 ; Araya, Arce, Arroyo, Cabezas, Curcó y González, 2011 ; García y Ferriani 2008 ; Ruíz y Andrade, 2005).

Para los niños fumar, andar con malas compañías, oler cola, aplicarse inyección, es sinónimo de “estar loco”; además, consideran que el hachís es la droga más peligrosa y que la cocaína y el polvo blanco son una droga que mata las personas y las enloquece hasta el punto de que pueden atacar a los padres.

Los consideran que la única sustancia aceptable es el tabaco envuelto en papel de cigarrillo ( Ferriani, Cano, Spagnol y Silva, 1994 ). Según dicho autor, los niños desaprueban el consumo de alcohol, opinión que aumenta si se trata de sustancias ilegales, puesto que dañan la salud ( Slapak y Grigoravicius, 2006 ).

  1. De acuerdo con el estudio, cuando a los niños (as) participantes se les ofreció probar las sustancias, respondieron con desagrado, y afirmaron no querer repetir esa “desagradable experiencia”; incluso, hubo niños (as) que definitivamente rechazaron “probar” el cigarro y las bebidas alcohólicas.
  2. García y Ferriani, 2008 ).

A pesar de lo anterior, en otro estudio se detecta una tolerancia social respecto del consumo de sustancias en gran parte de las familias de origen de los niños, quienes comentan que sus padres y hermanos ingieren drogas como la cerveza, pastillas, proxi, entre otras ( Brasesco, 2011 ).

En relación con las percepciones que tienen acerca del perjuicio de las drogas, expresan que el tabaco es algo malo, que perjudica el embarazo, que si se está al lado de alguien que fuma es como si uno fumara, aparte de que es malo para el medioambiente y para los niños ( Ferriani y otros, 1994 ). El conocimiento que tienen los niños acerca de las drogas denota cuán expuestos están a este tema; por ejemplo, saben respecto la marihuana, cocaína, polvo de cocaína, cola, hachís, cigarrillo, lápiz tóxico ( Ferriani y otros, 1994 ; Josephy y otros, 2010 ).

En relación con lo anterior, se puede afirmar que los niños consideran que la droga daña la salud, desestructura la familia, provoca muerte, así como muchos perjuicios para la persona, la familia y la sociedad. Autores como Carvajal y Andrade (2005 ), y Araya y otros (2011 ), aclaran que algunos niños consumen drogas por curiosidad, por probar, buscar placer, por presión de los amigos, por buscar nuevas experiencias o simplemente porque todos lo hacen.

  1. Respecto de las consecuencias que origina el consumo de drogas en la salud, se menciona la pérdida de peso, la coloración de los dientes amarillos, quedarse sin sangre, pérdida de la voz y el no poder correr como antes.
  2. Otros mencionan que se atenúa el frío, no se siente hambre, se produce dolor de cabeza, palpitaciones, visión lenta, así como que disminuye el dolor ( Araya y otros, 2011 ; Brasesco, 2011 ).

En cuanto a los efectos psicológicos de las drogas en los niños, se incluye el sentir un falso bienestar temporal, razón por la que siguen consumiendo, aunque luego vuelven a su rutina y sienten tristeza y ganas de llorar ( Duvicq, Pereira y Carvalho, 2004 ); por otra parte, aun cuando consideran el tabaco como un relajante-tranquilizador, pueden llegar a oír voces, presentar sentimientos de omnipotencia y excitación, de ahogo, de que enloquecen, de que todo lo que sucede es gracioso, razón por la pierden el miedo y sufren accidentes.

Además de tener sensaciones de analgesia y anestesia, un niño (a) refirió que se fracturó y no sintió nada ( Brasesco, 2011 ), mientras que otros sienten “bronca” o “vergüenza” por el estado en que se encuentran ( Slapak y Grigoravicius, 2005 ). En relación con los efectos sociales de las drogas sobre los niños (as), ellos perciben que perjudica no solo la salud sino a la comunidad donde viven o donde se drogan ( Ferriani y otros, 1994 ), parte de que el adicto se convierte en una amenaza para otros, debido a que dañan objetos ajenos, roban, discuten con la familia, se ausentan de la escuela y son irresponsables en sus deberes escolares ( Duvicq, Pereira y Carvalho, 2004 ).

De igual modo, los niños afirman que quienes consumen drogas son maltratados en muchas ocasiones por la familia, compañeros, personas de la calle y por la policía, máxime si producen problemas ( Ribeiro, Aparecida, Silva y Barros, 2003 ; Slapak y Grigoravicius, 2006 ).

  1. Discusión Después de la revisión de los artículos se encontró que existe mucha literatura relacionada a los niños (as) que consumen drogas, no así de la percepción que tienen sobre el consumo y sus efectos sobre la salud.
  2. Algunas causas que aumentan el riesgo de que en la niñez se consuma drogas a temprana edad ( García, Ferriani, 2008 ) es el ausentismo escolar, el desviarse a comprar tabaco, que algún familiar consuma drogas y, peor aún, si lo hace enfrente de los infantes y les permiten probarlas ( Luque, Mesas, Alberro, Palma, Ortíz, Cáliz y Gálvez, 2002 ), también la falta de cariño y atención puede desembocar en consumo de drogas ( Ribeiro y otros 2003 ); por consiguiente, en este contexto es esencial que los niños construyan un concepto de sí mismos y disminuyan el ausentismo escolar ( Carvajal y Andrade, 2005 ), En cuanto a las estadísticas, Grant, citado por Zanoti y Carvalho (2005 ), confirmaron que, en niños y adolescentes menores de dieciocho años, uno de cada cuatro está expuesto a consumir alcohol en el ambiente familiar, información que se investigó considerando variables como la autoestima, la edad, el género y el uso de alcohol de donde se extrajo que un 52% ya abusaba del alcohol antes de los 18 años.

Acerca del tema, los autores convergen en que es imprescindible investigar más sobre esta influencia y las repercusiones del alcoholismo familiar en los niños (as) y adolescentes, debido a que no hay muchos estudios en el país y, menos aún, en el mundo.

Otros aspectos a tomar en cuenta son los riesgos a los que pueden estar expuestos los niños y niñas cuando tiene el acceso a las drogas tanto lícitas como ilícitas, sea por el consumo de sus padres, madres y/o familiares, que los predispone a consumir y vender tales sustancias ( Luque y otros, 2002 ; García y Ferriani 2008 ), con el fin de subsistir y entrar en pandillas ( Carvajal y Andrade, 2005 ), lo cual aumenta su vulnerabilidad ( Ribeiro y otros, 2003 ).

En otro trabajo, Ruiz y Andrade (2005 ) detectaron que en un 52% del total de las familias encuestadas se acepta el consumo de alcohol y tabaco, lo cual agrava la situación, debido a que el niño aprende por lo que ve y asimila, de modo que cuando crezca es posible que haga lo mismo, razón por la que el comportamiento de los padres representa un modelo para sus hijos.

See also:  Que Tipo De DiscriminaciN Se Puede Dar En La Escuela?

Por otra parte concluyen que la familia, escuela y medio social son tres elementos del sistema social que están en constante comunicación, por ello cualquier situación repercutirá en el conjunto del sistema en el que la familia es el mejor agente de socialización, dado que en esta se desarrolla normas de conducta, costumbres, valores dominantes de la sociedad, modelos en general y la interpretación de los modelos en función a la clase social, cultura y subcultura a los que pertenece, lo cual influye en el aprendizaje de los niños, quienes asumen roles, hábitos, normas, costumbres, actitudes en general y tradiciones de la sociedad.

Al mismo tiempo, el consumo de drogas en niños (as) se relaciona con encontrarse solos en la mayoría de las actividades, lo cual se constituye en un riesgo de experimentar con alcohol y otras drogas ( Rodríguez, Hernández, Fernández, 2006 ), máxime que para algunos niños iniciarse en el consumo de drogas puede originarse por diversión ( Araya y otros, 2011 ); según Ballester y Gil (2002 ) el 16% de niños, entre 9 y 14 años, consumen alcohol los fines de semana junto con sus amigos y entre un 11-13% se ha embriagado entre alguna vez y muchas veces, además que se detecta algunas actitudes excesivamente optimistas acerca de los efectos del alcohol, mas no se considera cuán vulnerable es esta población.

  1. Otro aspecto importante es la asociación entre consumo de alcohol y diversión o relaciones sociales que ya se da en estas edades tempranas.
  2. A pesar de lo anterior, según algunas investigaciones, las campañas preventivas han contribuido a que muchos niños se nieguen a consumir drogas ( Luque y otros, 2002 ).

En ninguno de los estudios se estableció diferencia de percepción entre los niños (as) a partir de aspectos como sexo, edad, condiciones económicas, sociales y familiares; no obstante, se relaciona países, sí se detectó diferencias, aunque mínimas, principalmente en lo que respecta al abordaje del tema, el cual se enfoca en el consumo en sí y no en las percepciones que construyen los niños en relación con el consumo.

  1. Frente a esa realidad, es imprescindible fomentar la preparación y conocimiento de los niños acerca de temas relacionados con el fenómeno de las drogas, sus implicaciones físicas, mentales y sociales ( Josephy y otros, 2010 ).
  2. Conclusión Los niños (as) perciben el consumo de drogas tanto lícitas como ilícitas como inapropiado, debido a que producen múltiples consecuencias que alteran la salud y apariencia física y provocan bajo rendimiento escolar, deterioro en las relaciones familiares y sociales.

La exposición a las diferentes drogas (principalmente las lícitas) y el inicio del consumo a edades muy tempranas para la población infantil empieza en el hogar, donde hay familiares que las ingieren (padres, madres, tíos, hermanos, etc.), y que muestran cierta “tolerancia social” acerca del tema, lo cual genera que muchos niños consideren el consumo como un acto natural en su hogar y contexto social.

  1. Sin embargo, según las investigaciones, un factor positivo es que la población infantil rechaza las drogas ilícitas en la mayoría de las ocasiones, mas no sucede lo mismo con las lícitas, las cuales son más accesibles, de uso más frecuente y “aceptable socialmente” dentro de los grupos familiares.
  2. La niñez es una etapa en la que la curiosidad y el descubrir nuevas experiencias unido a la presión de los pares y la cotidianidad en la exposición o acceso a las drogas, puede incitar un inicio temprano del uso de las drogas lícitas e ilícitas, vivencia que afecta a la persona involucrada y a la comunidad donde vive y se desarrolla.

Del abordaje de la temática del fenómeno de las drogas en los diferentes espacios donde se desenvuelven los niños (as) (escuelas, centros recreativos, actividades comunitarias, actividades extracurriculares, lugares de cuido, entre otros) se obtiene información veraz y relevante del contexto familiar y social de los infantes, a partir de lo que ellos perciben los diferentes riesgos del uso y abuso de las drogas, aunque la exposición sea inherente a su cotidianidad.

  • REFERENCIAS Añaños, F., Añaños, K, Añaños, C, Arroyo, S, (2010).
  • Realidades y representaciones sociales de las niñas y los niños de la calle en Perú.
  • Revista española de drogodependencias 2, 182-194.
  • Recuperado de: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3281061 Araya, G., Arce, G., Arroyo, S., Cabezas, C., Curcó, R., González, E.

(2011). Opiniones sobre las drogas de los estudiantes de 6° grado de la escuela Finca Guaran”, Heredia. Med. leg. Costa Rica 28 (1): 45-54. Recuperado de http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1409-00152011000100006&lng=es, Ballester, R., Gil, M.

(2002). Inicio temprano de consumo de alcohol entre niños de 9 a 14 años. Análisis y Modificación de Conducta 28 (118), 165-212. Recuperado de: https://www.google.com/#hl=es&output=search&sclient=psy-ab&q=Inicio+temprano+de+consumo+de+alcohol+entre+ni%C3%B1os+de+9+a+14+a%C3%B1os&oq=Inicio+temprano+de+consumo+de+alcohol+entre+ni%C3%B1os+de+9+a+14+a%C3%B1os&aq=f&aqi=g-v1&aql=&gsl=hp.12.0i15.18495l18495l0l22596l1l1l0l0l0l0l1511l1511l8-1l1l0.frgbld.&pbx=1&bav=on.2,or.r gc.r pw.r qf.,cf.osb&fp=e5f67c6812b76d1e&biw=1366&bih=667 Brasesco, M.

(2011). Infancia marginal en las grandes ciudades: Los niños y niñas de la calle. Actas de Jornadas de Investigación 1. Recuperado de: https://www.google.com/#hl=es&sclient=psy-ab&q=INFANCIA+MARGINAL+EN+LAS+GRANDES+CIUDADES%3A+LOS+NINOS+Y+NINAS+DE+LA+CALLE.&oq=INFANCIA+MARGINAL+EN+LAS+GRANDES+CIUDADES:+LOS+NINOS+Y+NINAS+DE+LA+CALLE.&aq=f&aqi=&aql=&gsl=hp.12.840510l840510l1l841878l1l1l0l0l0l0l0l0ll0l0.frgbld.&pbx=1&bav=on.2,or.rgc.rpw.rqf.,cf.osb&fp=e5f67c6812b76d1e&biw=1366&bih=667 Brasesco, M.

  1. 2011). Niños de la calle: Buenos Aires S XXI. Cienc.
  2. Psicol.5(1) 7-18.
  3. Recuperado de: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1688-40942011000100002&lng=es,
  4. Carvajal, L., Andrade, D. (2005).
  5. La escuela básica en la prevención del consumo de alcohol y tabaco: retrato de una realidad.
  6. Revista Latino-Americana de Enfermagem 13 (spe), 784-789.

Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11692005000700004&lng=es&tlng=es, Dal Sasso Mendes, K., de Campos Pereira Silveira, R., Galvao, C.M. (2008). Revisao integrativa: método de pesquisa para a incorporado de evidencias na saúde e na enfermagem.

  • Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal 17 (4) 758-764.
  • Recuperado de: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/714/71411240017.pdf Duvicq, G., Pereira, N., Carvalho, A. (2004).
  • Consumo de drogas lícitas e ilícitas en escolares y factores de protección y riesgo. Rev.
  • Latino-am Enfermagem 12 (spe), 345-51.

Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0104-11692004000700008&script=sciabstract&tlng=es Ferriani, M., Cano, M., Spagnol, C., Silva, S. (1994). Levantamiento del conocimiento y del contacto con drogas en la comunidad de alumnos de 1er grado de enseñanza pública y privada en Ribeirao Preto.

Rev. Latino-Am. Enfermage 2 (2) 55-72. Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11691994000200005&lng=es García, M., Ferriani, M. (2008). Uso de drogas en seis niños a los siete años de edad de una escuela primaria de Celaya, Guanajuato, México. Revista Latino-Americana de Enfermería 16 (spe) 523-528.

Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11692008000700004&lng=en&tlng=en.10.1590/S0104-11692008000700004, Gutiérrez, C. (2003). Adicción a drogas: consumo y consecuencias en continuo cambio. An. Med. Interna (Madrid) 20 (10): 5-7.

  • Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0212-71992003001000001&lng=es,
  • Josephy, S., Mora, R., Ramos, R., Sequeira, A., Vázquez, M., Zumbado, D. (2010).
  • Evaluando el conocimiento de menores de edad sobre drogas y alcohol, abuso sexual infantil, violencia intrafamiliar e infecciones de transmisión sexual: el caso de la Escuela Estados Unidos de América.

Latino-am Enfermagem 27 (2): 27-33. Recuperado de: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1409-00152010000200003&lng=es, Luque, M., Mesas, A., Alberro, J., Palma, S., Ortiz, F., Cáliz, A., Gálvez, L. (2002). ¿Qué piensan los niños sobre el tabaco? Medicina de Familia (And) 3(3).

  1. Recuperado de: http://samfyc.es/Revista/PDF/v3n3/06.pdf Medina, M., Cravioto, M., VIillatoro, J., Fleiz, C., Galván, F., Tapia, R. (2003).
  2. Consumo de drogas entre adolescentes: resultados de la Encuesta Nacional de Adicciones, 1998Salud Pública De México45 (1).
  3. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/pdf/spm/v45s1/15442.pdf Melo, D., Nascimento, L.

(2010). Hacia autoeficacia y actitud del consumo de drogas en la infancia: explorando los conceptos., Revista Latino-Americana de Enfermería 18(SPE), 655-662. Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11692010000700024&lng=en&tlng=es.10.1590/S0104-11692010000700024,

  • Melo, M., Barbosa, M., Souza, P. (2011).
  • Satisfacción en el trabajo del equipo de enfermería: revisión integradora.
  • Revista Latino-Americana de Enfermagem 19 (4), 1047-1055.
  • Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11692011000400026&lng=en&tlng=es.10.1590/S0104-11692011000400026,

Ribeiro, M., Aparecida, M., Silva, A., Barros, S, (2003). O papel das drogas na vida da crianca em situacao de rua. Rev. Ter. Ocup. Univ. Sao Paulo 14 (2) 79-84. Recuperado de: http://www.revistasusp.sibi.usp.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1415-91042003000200005&lng=pt&nrm=iso&tlng=pt Rodríguez, J., Fernández, A., Hernández, E., Valdés, M., Villalón, M., Ramírez, S.

2009). Estudio de prevalencia del consumo de drogas en escolares de Enseñanza Básica, a través de la metodología de pares. Rev. Méd 137 (6) 774-784. Recuperado de http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci arttext&pid=S0034-98872009000600007&lng=es, doi: 10.4067/S0034-98872009000600007. Rodríguez, J., Hernández, E., Fernández, A.

(2007). Descripción del consumo de drogas lícitas e ilícitas por género a través de la metodología de pares. Rev. Méd 135 (4) 449-456. Recuperado de: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0034-98872007000400006&lng=es, doi: 10.4067/S0034-98872007000400006.

Ruiz, M., y Andrade, D. (2005). La familia y los factores de riesgo relacionados con el consumo de alcohol y tabaco en los niños y adolescentes (Guayaquil-Ecuador). Rev. Latino-Am.813-818. Recuperado de: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S0104-11692005000700008&lng=es Slapak, S., Grigoravicius, M.

(2006). Consumo de sustancias psicoactivas en niños escolarizados del conurbano bonaerense durante el año 2004. Anu. Investig 13Recuperado de: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1851-16862006000100023&lng=es, Slapak, S., GrigoraviIcius, M.

  • 2005). Estudio exploratorio sobre la presencia del consumo de sustancias psicoactivas en niños entre 10 y 12 años y en sus padres o adultos responsables, Anu.
  • Investig 12.
  • Recuperado de: http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1851-16862005000100015&lng=es,
  • Zanoti, D., y Carvalho, A.

(2005). Alcoolismo parental e suas repercussóes sobre criancas e adolescentes: uma revisao bibliográfica. SMAD, Rev. Eletrónica Saúde Mental Álcool Drog.1 (2). Recuperado de: http://www.revistasusp.sibi.usp.br/scielo.php?script=sciarttext&pid=S1806-69762005000200007&lng=pt, This is an open-access article distributed under the terms of the Creative Commons Attribution License

¿Cuál es el papel de la escuela en la prevención de las conductas adictivas?

El objetivo principal es informar, sensibilizar y ofrecer recursos a las familias para promover la prevención de las distintas adicciones y favorecer un mejor desarrollo del adolescente a través del conocimiento parental.

¿Cómo afecta el consumo de alcohol en la escuela?

Con el tiempo, el exceso de alcohol daña las células cerebrales. Esto puede llevar a problemas de comportamiento y daño permanente a la memoria, el pensamiento y el juicio. Los adolescentes que beben tienden a tener mal rendimiento en el colegio y sus comportamientos pueden meterlos en problemas.

¿Cuáles son los daños sociales que causan las adicciones?

En general, cuando se instaura un proceso de dependencia, el área social del consumidor se puede ver muy afectada, generando diversas alteraciones en este campo: problemas familiares, dificultades en las relaciones con los amigos, problemas de pareja y de convivencia, conflictos escolares y laborales, problemas legales

¿Cuál es el lado negativo de las drogas?

Los riesgos del abuso de drogas | National Institute on Drug Abuse Hoy en día, nuestros hijos pueden estar expuestos a las drogas desde una edad muy temprana. Nos referimos a las drogas que son ilegales, no a los medicamentos recetados por su médico. Por ejemplo, en el 2004 uno de cada cinco muchachos latinos en el 8º grado había utilizado, por lo menos una vez, algún tipo de droga ilícita.

El abuso de drogas es un comportamiento que se puede prevenir. Sin embargo, los efectos prolongados de las drogas en el cerebro pueden llevar a la drogadicción, que es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro. Para cualquier persona adicta a las drogas, la necesidad compulsiva de consumir drogas puede ser abrumadora, afectando todos los aspectos de su vida y la de su familia.

El consumo de drogas puede tener serias consecuencias para el futuro, tanto de un joven como de un adulto, porque las drogas pueden alterar la manera cómo funciona el cerebro y causar otras consecuencias médicas graves. El abuso de drogas puede impedir que su hijo se desempeñe bien en la escuela.

Más adelante, puede dificultar su capacidad para encontrar y mantener un empleo, aún después de haberse graduado. Las investigaciones científicas han demostrado que la comunicación con los hijos es una manera eficaz de prevenir que consuman drogas. Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde para hablar con nuestros hijos sobre los riesgos asociados con el abuso de drogas.

El propósito de esta publicación es el de ofrecerle información científica acerca de los efectos de las drogas sobre la salud, que le servirá para hablar con sus hijos sobre las consecuencias que éstas puedan tener. Las drogas sobre las que hablaremos en este folleto son los inhalantes, la marihuana, la cocaína, la metanfetamina, la heroína, los medicamentos de prescripción, la MDMA (éxtasis) y los esteroides anabólicos Debemos observar y supervisar a nuestros hijos.

Aún cuando no deseáramos que fuese así, nuestros hijos pueden tener acceso a drogas en muchos lugares. Aunque resulte difícil, es muy importante que usted hable con sus hijos sobre las consecuencias del uso de drogas, y le urge hacerlo si usted sospecha que ya están usándolas. Usted conoce a sus hijos mejor que nadie.

La mayoría de los padres desarrollan un sexto sentido sobre sus hijos que les ayuda a intuir hasta los cambios más pequeños en ellos. Pueden existir otras razones que expliquen los cambios que usted observe, pero en general, cuando un niño o un joven experimenta con o consume drogas, puede mostrar alteraciones en:

El desempeño escolar: si obtiene malas calificaciones, falta a clases o desarrolla un mal comportamiento; El interés en actividades: si pierde interés en sus pasatiempos habituales, deportes o actividades favoritas; Las rutinas cotidianas: si come demasiado o deja de comer; si duerme demasiado o deja de dormir; La selección de amigos: si cambia de amigos, o si se junta con muchachos que se sabe que utilizan drogas; Su personalidad: si muestra mal humor, nerviosismo, agresividad o rebeldía persistente; El comportamiento: si cierra con llave su cuarto, gavetas o cajas.

Existen ciertas cosas que usted puede encontrar en su casa, o en posesión de sus hijos que pueden indicar que están usando drogas. Por ejemplo:

Papeles para enrollar o liar cigarrillos, o pipas que se usan para consumir marihuana; Frascos de medicinas, espejos, o cuadritos pequeños de vidrio que se usan para consumir cocaína; Calcetines que huelen a spray para el pelo así como latas o recipientes vacíos de pegamento o de spray para el pelo; los mismos podrían ser lo que sobra después de haber usado inhalantes.

NIDA.2020, Junio 1. Los riesgos del abuso de drogas. Retrieved from https://nida.nih.gov/es/publicaciones/juventud-latina/los-riesgos-del-abuso-de-drogas NIDA. “Los riesgos del abuso de drogas.” National Institute on Drug Abuse, 1 jun.2020, https://nida.nih.gov/es/publicaciones/juventud-latina/los-riesgos-del-abuso-de-drogas NIDA.

¿Cuáles son las causas y consecuencias de las drogas?

Información y conceptos básicos para conocer mejor este tipo de sustancias. Las drogas son sustancias que, cuando se introducen en el organismo, actúan sobre el sistema nervioso central. Esto provoca cambios que pueden afectar a la conducta, el estado de ánimo o la percepción. Además, su consumo puede comportar:

Dependencia psicológica. Se produce cuando la persona tiene necesidad de consumir la droga para experimentar un estado de placer o para evitar un cierto malestar afectivo. Dependencia física. Cuando el organismo se ha habituado a la presencia de la droga y necesita esta sustancia para funcionar con normalidad. Tolerancia. Cuando es necesario aumentar la dosis de una droga de consumo habitual para conseguir los mismos efectos que se obtenían con dosis más pequeñas.

El consumidor habitual de cualquier tipo de droga puede experimentar alguno de estos tres efectos o todos al mismo tiempo.

¿Qué mensaje para evitar el consumo de las drogas?

El Secretario General Mensaje con motivo del Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas 26 de junio de 2006 Consumir o no consumir drogas depende de una decisión -una decisión que hay que tomar con conocimiento de causa. Sin embargo, hay demasiadas personas en todo el mundo que no cuentan con información adecuada sobre los efectos de las drogas, que pueden ser devastadores.

  1. Por eso, debemos esforzarnos por conseguir una mejor educación y un mayor nivel de conciencia para prevenir el uso indebido de drogas.
  2. Necesitamos un liderazgo más persistente de los gobiernos.
  3. Necesitamos mejores ejemplos de conductas que demuestren que el uso indebido de drogas no sólo perjudica a quienes las consumen, sino también a otras personas.

Tenemos que lograr que más gente entienda que las drogas son ilegales porque son un problema; no al revés. Las drogas ocasionan problemas de salud física y mental. Las drogas que generan adicción pueden causar sufrimientos a quienes las usan y a sus seres cercanos.

  • El consumo de drogas por vía intravenosa puede propagar enfermedades mortales -especialmente el VIH/SIDA.
  • Los estragos que causan no respetan diferencias de ingresos, raza, ocupación o geografía.
  • Nuestros esfuerzos deben concentrarse especialmente en los jóvenes -a través de iniciativas de difusión, redes de contacto entre pares y el uso de actividades como el deporte para mantenerlos ocupados, sanos y seguros de sí mismos.

Eso también implica alentar a los padres y maestros a que participen y desempeñen plenamente las funciones que les corresponden. También debemos esforzarnos por disminuir la oferta -mediante la acción de las fuerzas de seguridad y la colaboración con los países productores para dar a los agricultores alternativas sostenibles a los cultivos ilícitos.

  1. Debemos pues tratar de combatir al mismo tiempo la pobreza y la oferta de drogas.
  2. Este Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas nos recuerda que todos debemos desempeñar la función que nos corresponde.
  3. Las Naciones Unidas prestarán la asistencia necesaria en esta lucha.

Demos a los ciudadanos la información que precisan para decir no a las drogas. Kofi A. Annan : El Secretario General Mensaje con motivo del Día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas 26 de junio de 2006

¿Qué es la drogadicción resumen para niños?

Se produce cuando la persona tiene necesidad de consumir la droga para experimentar un estado de placer o para evitar un cierto malestar afectivo.

¿Qué es la drogadicción conclusion?

CONCLUSIÓN El consumo abusivo de drogas afecta a las personas, a las familias, a la sociedad, es decir, un problema que nos afecta a todos y que requiere ser enfrentado por los diferentes sistemas o grupos de nuestra sociedad (Familia, escuela, consultorio, empresa, municipio, universidad, entre otros).